Recreativo

La inevitable operación salida en la plantilla

  • Al Decano le quedan ahora mismo disponibles dos fichas sénior y dos sub-23 si David Alfonso se queda, por lo que dará alguna baja para cumplir las peticiones de Salmerón

Salmerón observa con atención el encuentro de su equipo del pasado sábado contra el Cartaya en el Luis Rodríguez Salvador. Salmerón observa con atención el encuentro de su equipo del pasado sábado contra el Cartaya en el Luis Rodríguez Salvador.

Salmerón observa con atención el encuentro de su equipo del pasado sábado contra el Cartaya en el Luis Rodríguez Salvador. / alberto domínguez

Entre seis y siete futbolistas echa en falta todavía Salmerón. Así lo dijo el preparador almeriense el sábado después del primer encuentro amistoso contra el Cartaya. Para hacerlo realidad tendrán que salir varios de los que están. Es una cifra importante para cualquier plantilla, aunque no preocupante. Queda un mes por delante de competición y el mercado marca su propio ritmo. Hay muchos equipos expectantes y jugadores que a estas alturas prefieren jugar con los tiempos. Es la propia dinámica.

Actualmente el Recre tiene a 14 jugadores con ficha sénior y tres sub-23, que serían cuatro si David Alfonso convence al entrenador. Suman por lo tanto 18 futbolistas en la plantilla. Las cuentas no salen. Para responder a esa petición del técnico habrá alguna salida, o más de una, de aquí a que finalice el plazo para realizar movimientos el 31 de agosto.

Salmerón cuenta con Marc Martínez, Iván González, Andrade, Diego Jiménez, Vila, Traoré, Pina, Borja Díaz, Marc Caballé, Carlos Martínez, Fernando Llorente, Caye Quintana, Iago Díaz y Natalio. Son 14 de las 16 fichas séniors ocupadas. Sólo hay dos disponibles. Entre las seis licencias para sub-23 sucede algo muy parecido. Álex Lázaro, Víctor Barroso y David Segura ocupan plaza y David Alfonso trata de convencer al preparador. Quedan otras dos libres. Cuatro huecos para seis o siete futbolistas. Es evidente que habrá más de una salida. Al menos dos o tres. Para poder completar las necesidades del equipo se hace inevitable aligerar el grupo actual para que libere el espacio mínimo en la plantilla.

Los puestos a reforzar marcarán mucho los movimientos. Las miradas están puestas sobre todo en la punta del ataque, donde es evidente que existe una mayor carencia de efectivos. Delanteros hay dos: Caye y Natalio, y varios más polivalentes pero ninguno es un nueve. Aunque los dos pueden actuar como referencia, ninguno de los dos es un ariete puro. Es obvio que al Decano le falta como mínimo un punta más para empezar la competición con garantías. Luego el mercado y el efecto dominó que provoca harán que se reajuste otra pieza más. Salmerón necesita dos delanteros que puedan actuar de nueve. En el centro del campo hay todavía hueco para encajar otra pieza más, y es de donde parece más claro que se producirá una de las salidas. Traoré o Vila tienen muchas opciones. Natalio también cuenta con posibilidades de entrar en esa operación salida. Por sentido común saldrán antes los que permanecen del año anterior que los que acaban de llegar con el visto bueno del nuevo técnico.

En defensa hay también importantes huecos por cubrir. El club busca un lateral que ocupe una de las plazas de sub-23 disponibles y otro central más. El nivel de los sub-23 despejará mucho el panorama a Óscar Carazo. Si refuerza el equipo con jugadores que sumen en igualdad con los séniors como la temporada pasada sucedió con Traoré, Julio, Gorka o Lazo, la presión sobre las fichas será menor, ya que siempre tendrá la posibilidad de una cesión para los jóvenes que actualmente están en la plantilla. Si no lo consigue tendrá que abrir hueco entre los séniors para responder a lo que pide Salmerón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios