Recreativo

Veteranos y noveles en la plantilla del Recreativo

  • Alberto Monteagudo cuenta en su plantel con futbolistas experimentados y otros muy jóvenes que contribuyen a la marcha positiva del equipo

  • Nauzet Pérez y Jorge Morcillo son los únicos que lo han jugado todo

Nauzet Pérez se dispone a sacar el balón en largo en un partido. Nauzet Pérez se dispone a sacar el balón en largo en un partido.

Nauzet Pérez se dispone a sacar el balón en largo en un partido. / Alberto Domínguez (Huelva)

Veteranos y noveles. Alberto Monteagudo, entrenador del Recreativo de Huelva, cuenta en su plantilla con futbolistas experimentados con un amplio currículum en categorías superiores y otros muy jóvenes con enorme proyección. Todos aspiran a completar una gran campaña y esperan hacer realidad el sueño de los aficionados onubenses de ascender.

El técnico recreativista ya ha utilizado a todos los jugadores de la primera plantilla salvo al meta Álex Lázaro en las ocho primeras jornadas de la competición. Pese a la plaga de lesiones que ha asolado al vestuario albiazul desde que se inició la temporada, el equipo de Huelva ha demostrado que cuenta con un plantel competitivo y recursos para pelear de tú a tú con las mejores escuadras del grupo.

Dos veteranos, el portero canario de 34 años Nauzet Pérez (1-3-1985) y el defensa valenciano de 33 años Jorge Morcillo (11-3-1986) son los únicos jugadores que han disputado completos los ocho partidos que lleva hasta el momento el Decano, que ocupa la cuarta plaza de la clasificación del grupo IV de Segunda División B, con 14 puntos. Ambos acumulan 720 minutos y en ellos ya han demostrado su calidad, siendo indiscutibles en los onces titulares de Monteagudo. Nauzet y Morcillo fueron de los más destacados en el encuentro del pasado domingo frente a la Balona (1-1); el portero con intervenciones de mucho mérito y el central no sólo al marcar el gol de penalti, sino también al mostrarse muy seguro en las labores defensivas.

El siguiente del plantel del Recre que más ha jugado es Nano González, quien sólo se ha perdido (por lesión) el encuentro que disputó el equipo onubense en el campo de El Palmar frente al Atlético Sanluqueño, que terminó 1-1. El lateral izquierdo, a sus 35 años (27-10-1984), es otro de los pilares fundamentales del equipo para el técnico manchego y acumula 630 minutos de competición rindiendo a un gran nivel.

El ecuatoriano Gustavo Quezada es uno de los jóvenes que está causando sensación. El centrocampista cedido por el Lugo ha participado en los ocho encuentros (siendo titular en seis de ellos). A priori parecía que la titularidad en el doble pivote era propiedad de Quique Rivero y Sergio Jiménez, pero Quezada, con sólo 22 años (6-4-1997), ha sabido aprovechar su oportunidad y suma 593 minutos.

El técnico ha alineado en varios partidos a los sub 23 Cera, Vergé y Quezada

Y es que a Monteagudo no se le han caído los anillos para apostar por los jóvenes. Ha demostrado que no se fija en el carnet de identidad ni en los nombres y en varios encuentros ha alineado de inicio a tres futbolistas sub 23, caso de Quezada, Gerard Vergé y Miguel Cera.

El catalán Vergé es otro de los jugadores que ha participado en todos los partidos (saliendo como titular en seis de ellos), aunque no ha completado ninguno. El talentoso centrocampista, que superó una prueba en la pretemporada y firmó un contrato por dos años con el club onubense, se ha consolidado como una de las revelaciones del equipo.

Algo parecido ha sucedido con Cera. El onubense salió por primera vez en la cuarta jornada para reemplazar a Óscar Ramírez, quien se lesionó al poco de comenzar el encuentro frente al UCAM Murcia. Desde entonces Cera se ha hecho con el puesto de lateral derecho pese a que Ramírez (el más veterano de la plantilla) ya está recuperado de su lesión desde hace algunas semanas.

En la zaga Monteagudo también cuenta con Borja García, un central de calidad contrastada que ha jugado en cinco partidos.

El ejemplo más claro de la confianza de Monteagudo en los jóvenes valores es el de Francisco López Bejarano, conocido futbolísticamente como Fran. A sus 18 años el centrocampista de Villalba del Alcor, aún en edad juvenil, ya ha jugado en los encuentros jugados ante el Mérida y el Don Benito (en total 36 minutos). Su buen hacer ha sido premiado por el club, que recientemente le ha hecho un contrato profesional de tres años de duración.

Quien hasta ahora no ha tenido fortuna es José Manuel Irizo. El sevillano, que ha llegado al Recre en calidad de cedido por el Betis, participó en el choque de la primera jornada en San Fernando y desde entonces ha estado de baja debido a una lesión que arrastraba desde la pasada campaña. El domingo pasado, una vez recuperado, regresó a una convocatoria y ahora confía en poder aportar su granito de arena al equipo.

Otros futbolistas que están entrando con frecuencia en los planes de Monteagudo son Alberto Quiles (posiblemente el mejor del Recre en el arranque liguero) y Sergio Jiménez. El delantero fue baja en el encuentro del pasado domingo ante la Balona, mientras que el centrocampista no pudo jugar el partido de la segunda jornada contra el Talavera tras ser expulsado en el duelo disputado en el Bahía Sur. También suman más de 500 minutos de juego el capitán, Diego Jiménez, e Isi Ros, que han sido titulares en los seis encuentros en los que han participado.

Chuli, durante el encuentro del pasado domingo frente a la Balona, Chuli, durante el encuentro del pasado domingo frente a la Balona,

Chuli, durante el encuentro del pasado domingo frente a la Balona, / Alberto Domínguez

Chuli, uno de los fichajes estrella del Recre, empezó saliendo desde el banquillo. El ariete onubense , que estuvo ejercitándose en solitario durante parte del verano, se estrenó en la segunda jornada y hasta la quinta no salió como titular. Desde entonces Monteagudo ha confiado en él como una de las referencias del ataque albiazul. Hasta ahora ha jugado 430 minutos.

Y otro de los futbolista llamados a ser protagonista en las labores ofensivas es Rubén Cruz, el máximo goleador del equipo durante la pretemporada. El veterano ariete se lesionó en la primera jornada y volvió a pisar un terreno de juego hace dos semanas en Sanlúcar, donde jugó unos minutos al igual que el domingo pasado frente a la Balona.

En los últimos partidos Carlos Martínez está dando muestras de su potencial. El cordobés, que pasó un calvario la pasada campaña por culpa de las lesiones, ha destapado el tarro de las escencias y está desempeñando un papel destacado en el juego albiazul.

La competencia con la enfermería vacía puede ser brutal para lograr una plaza en el once

También tienen mucho que decir otros jugadores que acaban de salir de la enfermería, como Alfonso Fernández y Víctor Barroso, que esperan convencer al técnico para que cuente con sus servicios.Un caso especial es el de Quique Rivero, llamado a ser el cerebro del equipo en la medular. El centrocampista cántabro fue titular en los cuatro primeros partidos, pero lleva de baja desde que sufrió una durísima entrada de Hugo Álvarez en el encuentro frente al UCAM. Monteagudo espera poder contar en breve con él.

Es evidente que la competencia es beneficiosa para el equipo, dado que el entrenador ha demostrado que alinea a quienes considera más en forma por encima de los nombres y los galones.

Y en la recámara están otros valores de la cantera, como Fernando Vargas, Nené o Pepe, que han sido incluidos en alguna convocatoria y que aguardan su oportunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios