Recreativo

Alberto Quiles y Víctor Barroso pueden despejar la enfermería del Recreativo

  • Monteagudo espera que los dos futbolistas onubenses se ejerciten con normalidad esta semana

  • Quique Rivero tiene más complicado jugar el próximo domingo en Marbella

Alberto Quiles protege el balón ante el acoso de un rival en un partido de esta campaña del Recre. Alberto Quiles protege el balón ante el acoso de un rival en un partido de esta campaña del Recre.

Alberto Quiles protege el balón ante el acoso de un rival en un partido de esta campaña del Recre. / Alberto Domínguez (Huelva)

Alberto Quiles y Víctor Barroso pueden despejar esta semana la enfermería del Recreativo de Huelva. Tanto el delantero como el centrocampista estuvieron ausentes de la convocatoria albiazul del partido de la pasada jornada frente a la Balompédica Linense, y si no surgen complicaciones, se espera que ambos puedan ejercitarse esta semana con normalidad junto al resto del plantel y estar a disposición del técnico, Alberto Monteagudo, quien aún no ha podido contar con su plantilla al completo desde que se inició la competición.

Víctor Barroso sufrió en agosto una rotura en el recto anterior del cuádriceps de la pierna derecha que le hizo perderse buena parte de los amistosos de pretemporada y los primeros encuentros de la Liga. El centrocampista onubense reapareció el pasado 22 de septiembre en Mérida, donde jugó unos minutos en la segunda mitad del partido reemplazando a Isi Ros. Pero a la semana siguiente sufrió una recaída y el cuerpo médico recreativista ha preferido tener precaución con él para que su recuperación sea óptima. La semana pasada ya estuvo ejercitándose con el grupo en parte de las sesiones, pero se ha preferido que vaya cogiendo ritmo y confianza poco a poco.

Alberto Quiles, posiblemente el futbolista del Recre más entonado en los primeros compases del campeonato, había sido titular en las siete primeras jornadas y gozaba de la plena confianza de Monteagudo. Pero en el choque en El Palmar frente al Atlético Sanluqueño el delantero tuvo que ser sustituido debido a unos problemas en una rodilla. Afortunadamente parece que la lesión no era importante aunque la semana pasada tenía molestias en un abductor y el cuerpo técnico decidió que no forzara frente a la Balona para evitar males mayores.

Quien parece que tiene complicado regresar a la convocatoria este fin de semana es Quique Rivero. El centrocampista cántabro, que se lesionó el pasado 15 de septiembre en el partido de la cuarta jornada disputado en Huelva frente al UCAM Murcia tras recibir una durísima entrada de Hugo Álvarez, sigue sintiendo dolor en determinados gestos cuando golpea el balón. Tras numerosas pruebas se le ha diagnosticado que sufre una inflamación en la cabeza del peroné y es muy posible que sea baja para el encuentro del próximo domingo en Marbella.

En el último partido frente a la Balona Monteagudo pudo contar con Nauzet Pérez, quien había sido duda hasta última hora debido a unas molestias en el hombro. También regresó a la convocatoria el joven José Manuel Irizo, quien tan sólo había podido intervenir en el partido inaugural en San Fernando. El entrenador contó con el lateral izquierdo Nano González (quien fue baja por lesión la semana anterior frente al Sanluqueño) y también volvió a dar minutos al delantero Rubén Cruz y el extremo zurdo Alfonso Fernández, que van recuperando ritmo competitivo una vez superadas sus lesiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios