Recreativo

Quique Rivero destaca que si el Recreativo minimiza los errores "iremos para arriba"

  • El centrocampista cree que "estamos a tiempo" para enderezar el rumbo

  • Afirma que los futbolistas del Decano "tenemos que jugar más juntos"

Quique Rivero levanta la cabeza con el balón controlado durante el partido del pasado domingo en el Nuevo Colombino. Quique Rivero levanta la cabeza con el balón controlado durante el partido del pasado domingo en el Nuevo Colombino.

Quique Rivero levanta la cabeza con el balón controlado durante el partido del pasado domingo en el Nuevo Colombino. / Josué Correa (Huelva)

Quique Rivero regresó a la titularidad el pasado domingo. El centrocampista del Recreativo de Huelva se lesionó el pasado 15 de septiembre durante el partido frente al UCAM Murcia y ha estado siete semanas de baja hasta que volvió a jugar en el encuentro del pasado fin de semana contra el filial del Granada. El cántabro ha explicado que “a nivel individual aguanté los 90 minutos y espero ir cogiendo más ritmo conforme avancen los partidos porque he estado mucho tiempo parado. Y a nivel colectivo cuando sale un partido malo y se pierde no vale absolutamente nada lo que se haya hecho a nivel individual”.

En su análisis del choque frente al Recreativo Granada, en el que el Decano perdió por 1-2, dice que “a nivel colectivo sufrimos mucho en las transiciones y estuvimos muy separados. Así que creo que sufrí más por eso que por la inactividad. Tomamos malas decisiones, nos precipitamos y perdimos muchos balones fáciles que nos hicieron correr luego para atrás. Cometimos muchos errores y de ahí que se diera el partido como se dio y por ello perdimos”.

Rivero, que está llamado a ser un referente en la medular recreativista, no cree que su ausencia haya motivado que el rendimiento del equipo se haya resentido. “En el fútbol quizá haya un jugador en el mundo que cambie el funcionamiento o el devenir de un equipo de la noche al día. Sin estar yo estuvimos cuatro semanas sin perder haciendo buenos partidos y también cuatro sin ganar. No depende de un jugador. Meter a un extremo por dentro o pegado a la línea de banda cambia la forma de jugar de un equipo. Que juegue un futbolista como como Gustavo, Sergio o yo puede cambiar un poco la forma de jugar de un equipo, sobre todo a la larga, no de un partido para otro, y en ese aspecto creo que la idea que tenemos es hacer hincapié en que los jugadores que tenemos por dentro reciban más, que nos demos más pases y no nos precipitemos tanto -señala el santanderino-. Un sólo jugador no va a cambiar la dinámica del equipo de la noche al día sino que esto es más a largo plazo y debemos de tener la calma suficiente para saber eso en estos momentos, que sabemos que son jodidos, pero que a la larga, confiando en la idea que tenemos y minimizando bastante los errores que cometemos seguro que vamos a ir hacia arriba”, agrega.

El Recre se ejercitará mañana en el campo del polideportivo municipal de La Palma del Condado, que es de césped artificial, la misma superficie que se encontrará el sábado cuando visite al Villarrubia. A la pregunta de si preferiría que el encuentro fuera en un campo de hierba natural responde con guasa que “lo que me gustaría es jugar en el Bernabéu todos los días pero es lo que hay y nos intentaremos adaptar al terreno de juego. Es el mismo para los dos y tenemos armas suficientes para jugar en campos como el del próximo partido, en el Colombino o el del San Fernando en la primera jornada. El campo no va a ser excusa para lo que suceda en este encuentro”, comenta.

Sobre la larga reunión que han tenido esta mañana el cuerpo técnico y los futbolistas antes del entrenamiento, el cántabro dice que "hemos estado mucho tiempo viendo vídeos y analizando cada uno individualmente lo que ve del equipo. Tenemos que cambiar muchas cosas y creo que estamos a tiempo porque la clasificación dice ahora quiénes están mejor que otros pero no quiere decir que no estemos a tiempo de llegar arriba. Nada de eso. Creo que la crítica constructiva y el decirse las cosas unos a otros es bueno y nos va a venir bien. Es positivo analizar los errores porque esto es muy largo y tenemos tiempo por delante para absolutamente todo”.

Rivero agrega que durante la charla no ha habido reproches. “Hemos analizado el partido y hemos visto los vídeos y las sensaciones que tiene cada uno en el campo hablando de lo que está faltando y de lo que nos estamos quedando a medias. Nosotros nos vemos entrenar todos los días y sabemos que cada uno da la cara por el compañero que tiene al lado. Esto es sólo fútbol y lo sacaremos adelante jugando fútbol, nada más”.

"Será más fácil si jugamos en 50 metros en vez de 100", dice Quique Rivero

En la rueda de prensa posterior al partido del domingo el entrenador recreativista, Alberto Monteagudo, echó en falta “un punto más de agresividad” en su equipo, al que en determinados compases le faltó intensidad. Pero dado el perfil de muchos jugadores del plantel y el sistema de juego parece que la solidez defensiva está siendo complicada de conseguir. “Será más fácil si jugamos en 50 metros que si lo hacemos en 100. Si como el otro día perdemos balones cuando estamos abiertos, evidentemente será más fácil que un rival coja carrera y drible a uno que si no lo tiene. Hemos visto eso en ciertos momentos de algunos partidos y creo que es una de las cosas que más nos va a hacer mejorar, jugar más juntos. Se pueden perder balones, como sucedió el otro día, pero creo que también podemos ser muy muy peligrosos cuando robamos el balón después de perderlo. También debemos mejorar en intensidad y agresividad, pero a mí me gusta hablar más de fútbol”.

Quique Rivero no cree que el plantel no haya sabido interpretar el concepto futbolístico que está implantando Monteagudo. “A nosotros nos gusta jugar más con el balón que correr detrás de él, pero hay que tener el balón para algo y perderlo en zonas en las que se puede perder. Hay ser verticales, tirar desmarques de ruptura y hacer muchas más cosas de las que estamos haciendo en la mayoría de los momentos. La idea es esa, no lo que se vio el otro día. No somos un equipo que vaya a estar con los centrales abiertos en la línea de fondo y vaya a sacar el balón y dar ochenta pases para meter gol”.

Por último, no considera que el encuentro en la localidad castellano-manchega de Villarrubia de los Ojos sea una final por la presión de ganar. “No hay finales porque el domingo siguiente volvemos a jugar. Este es un partido de Liga importantísimo como lo fue el anterior y como lo será el siguiente. Pero final es cuando juguemos el último partido del play-off. Ahora no hay finales”, subraya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios