Recreativo de Huelva

El Recreativo de Huelva, con la misión de romper la estadística

  • Sólo un campeón de grupo, el Llagostera en la 2013-14, consiguió el ascenso tras perder en la ida de la segunda eliminatoria desde que se implantó el actual sistema de ascensos

El Recreativo está obligado a remontar tras perder por la mínima en Anduva. El Recreativo está obligado a remontar tras perder por la mínima en Anduva.

El Recreativo está obligado a remontar tras perder por la mínima en Anduva. / José Luis Tenor

La historia dice que el Recreativo de Huelva no lo tendrá nada fácil para superar al Mirandés en esta eliminatoria; es más, si se miran las estadísticas, las opciones son más bien escasas tras caer por 1-0.

Hace diez temporadas que se implantó el actual sistema de ascensos desde Segunda B hasta Segunda; es decir, con una eliminatoria directa de semifinales entre los campeones de grupo de los cuales suben de categoría los ganadores, mientras los otros dos primeros se incorporan a las eliminatorias con segundos, terceros y cuartos clasificados. En estos diez años, sólo un equipo que se proclamó campeón, la Llagostera, logró el ascenso después de caer en la primera eliminatoria y perder el partido de ida de la segunda, es decir, la situación en la que se encuentra ahora mismo el Recreativo tras su derrota por 1-0 el domingo en el municipal de Anduva ante el Mirandés.

En la campaña 2013/14 Albacete y Racing de Santander dieron el salto directo a Segunda tras superar a los otros dos campeones de grupo, Sestao River y Llagostera. El conjunto catalán se enfrentó luego al Alavés, con derrota por 2-0 en tierras vascas, y remontada posterior en casa por 3-0. En la eliminatoria final por el ascenso, el Llagostera cayó en Tarragona por 2-1, y luego disfrutó con la remontada por 3-1 que le llevó a Segunda. Ese es el camino a seguir y el modelo que debe copiar el Decano este domingo a partir de las 19:00 en el Nuevo Colombino.

En el resto, intentos sin éxito de los campeones de grupo que no superaron el primer asalto y perdieron el primer partido. El año pasado dieron el salto de categoría Rayo Majadahonda y Mallorca, pero Cartagena y Mirandés se quedaron un año más en Segunda B.

En la 2016-17 se dio una circunstancia nada habitual, puesto que los cuatro campeones de grupo lograron el ascenso. Cultural Leonesa y Lorca lo hicieron de forma directa, y Barcelona B y Albacete por el camino largo. En la 2015-16 el UCAM Murcia y el Reus encontraron el premio a su buen trabajo, pero los otros campeones de grupo, Real Madrid Castilla y Racing, se quedaron en el intento.

En la campaña 2014-15 la fortuna sonrió a Oviedo y Nástic; el Huesca también subió pero no perdió el primer partido de la segunda eliminatoria como le ha pasado al Decano, mientras el Cádiz se quedó un año más en la categoría.

La 2013-14 marca el camino a seguir con el ascenso del Llagostera. En la anterior el Tenerife y el Alavés sacaron el billete a la categoría de plata por la vía rápida; también lo logró el Jaén (no perdió en la ida de su segunda eliminatoria), y fracasó el Hospitalet.

En la 2011-12, premio gordo para Mirandés y Castilla, mientras Cádiz y Atlético Baleares se quedaron sin recompensa a su buen año. En la 2010-11 subieron directos Murcia y Sabadell; los otros campeones, Eibar y Lugo, se quedaron en el camino.

Por último, en la 2009-10 Granada y Ponferradina dieron el salto de categoría, y también lo consiguió el Alcorcón, pero no el Sant Andreu. Y en la temporada del debut de este sistema, la 2008-09, Cádiz y Cartagena culminaron su gran campaña con el éxito del ascenso, no así el Real Unión y el Alcoyano, los campeones de los otros grupos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios