Recreativo de Huelva

Juan Antonio Zamora: "El 80% de los que han venido eran las primeras opciones"

  • El secretario técnico asegura que "el Recre no es de los más fuertes a nivel económico, pero es un club con tirón". "Me da escalofríos escuchar la palabra ascenso, pero lo entiendo"

Zamora, Monteagudo y Zambrano, las tres cabezas visibles del Recreativo de Huelva. Zamora, Monteagudo y Zambrano, las tres cabezas visibles del Recreativo de Huelva.

Zamora, Monteagudo y Zambrano, las tres cabezas visibles del Recreativo de Huelva. / Canterla

Comentarios 1

Juan Antonio Zamora ha pasado con excelente nota su debut como secretario técnico del Recreativo de Huelva. Ha vivido casi dos meses intensos, pero al final ha conseguido los dos objetivos que se marcó: tener una plantilla competitiva y no generarle deuda a club.

¿Esperaba una plantilla de tanta calidad cuando asumió el cargo? “Al final lo esperaba, porque en todo momento he intentado hacer las cosas bien y siempre he contado con la ayuda de Alberto Monteagudo, con lo que todo es más fácil. El Recreativo no es de los más fuertes de la categoría a nivel económico, pero es un club con tirón, que tiene nombre y en ese sentido sí puede ser el más fuerte. Llamar de parte del Decano es un aliciente”, asegura.

Lo tiene claro cuando se le pregunta qué característica destaca en la plantilla albiazul. “Lo mejor es que tiene un valor humano increíble, es un vestuario de buenas personas, aparte de sus condiciones futbolísticas. Yo he sido profesional durante 15 años y he triunfado cuando el vestuario estaba unido, siendo una gran familia, y en este caso lo hemos conseguido, y si a eso le sumas la calidad individual, la combinación es perfecta”.

Algunos jugadores, durante su presentación, han hablado directamente de subir de categoría. “Han sido demasiado valientes (comenta con buen humor), muchos apuntan alto por su juventud, pero también tengo que decir que ese es el perfil de futbolista que hemos buscado, jugadores ambiciosos, con hambre, que no se conforman con lo que han hecho y que vienen aquí para triunfar. Por un lado me da escalofríos escuchar la palabra ascenso, pero por otro lado lo entiendo, porque todos queremos ganar en la competición que participamos”.

Ha habido una incorporación especial, la de Chuli, un amigo. Su fichaje ha hecho feliz a mucha gente"

Todos los fichajes le han hecho ilusión a Zamora “desde el primero al último, pero cuando entras en un cargo nuevo siempre recuerdas la primera llamada por teléfono para intentar convencer a un futbolista; y también la última, que nos tuvo en el club hasta pasadas las doce de la noche para ultimar los detalles. Sí ha habido una incorporación especial que es la de Chuli, porque es compañero, amigo, por ver cómo lo demandaba la afición... quería llevarlo en secreto, aunque con el tiempo fue un secreto a voces; su fichaje ha hecho feliz a mucha gente, y entre ellos lógicamente a mi”, recuerda.

Contratar a un jugador no es nada fácil: “Hemos tenido que pelear las condiciones, los contratos, hacer frente a otras ofertas... en el caso de Chuli quería jugar en otra categoría superior y hemos sufrido hasta el final, pero yo tenía claro que él quería jugar en Huelva y su prioridad era venir aquí”.

Ha sido fundamental para tener esta plantilla las ganas y la ilusión de los jugadores por venir. “Algunos vienen de categoría superior como Isi, Borja, Gustavo, otros han llegado cedidos... pero para todos su primera opción era el Recreativo. Económicamente no llegábamos a lo que le daban otros, pero ellos le dejaron claro a sus clubes de origen que el único equipo de Segunda B en el que querían jugar era del Decano. Su ilusión ha sido clave, porque no podíamos igualar económicamente otras ofertas que tenían”.

En este mes y medio largo desde que asumió el cargo (fue presentado el 16 de julio) ha hecho un máster acelerado. “He aprendido mucho, a hablar por teléfono, a negociar con representantes, que nunca había sido mi punto fuerte porque es una figura a la que he tenido demasiado respeto. Me he encontrado con buenas personas y otros que no lo son tanto, que buscan el juego sucio o sacar hasta el último céntimo cuando saben que no existe. Ha sido el primer ‘mercado’ que he vivido y esta primera experiencia me deja un sabor dulce”.

El representante de Isi Ros me dio su palabra de que vendría y la cumplió el último día del mercado"

¿El representante es un amigo, un enemigo o un mal necesario? “Hay de todo; algunos son amigos, como el de Isi Ros, que desde el primer momento me dio tranquilidad y me dijo que el único club de Segunda B en el que jugaría sería el Recre; me dio su palabra y la cumplió el último día del mercado. Otros han buscado sólo el dinero y los futbolistas han dejado de venir porque su representantes no ha podido coger el ‘pellizco’ que esperaban”.

En general, se puede decir que han venido primeras opciones de su lista. “El 80% sí. El equipo lo teníamos claro por nombres y por el tipo de futbolista que queríamos. Es obvio que a algunos no los podíamos traer, pero Alberto Monteagudo y yo definimos el tipo de jugador que hacía falta, y a partir de ahí hemos traído prácticamente a los mejores”.

A pesar de ser novato en el cargo, su experiencia como jugador y sus contactos han sido fundamentales: “En años anteriores ha había hecho un trabajo parecido, porque desde el club me pidieron seguir los equipos de Segunda B, dar informes de los 3-4 partidos que veía al día, y al final de cada temporada presentaba mi base de datos y mis informes al club. Aparte están mis 15 años de profesional, y tengo contactos y amigos con los que he compartido información como Óscar Arias, Emilio Viqueira, etc y me han ayudado mucho, así como representantes que han compartido profesión conmigo; me han enseñado a comportarme en una negociación, a plantarme cuando no se puede dar más. No me he visto como un novato, porque tenía conocimientos, pero al principio tenía claro que al ser nuevo no quería cometer errores, y por eso pedí consejo a gente experta en la materia, en este mundillo”.

Lo que sí reconoce Zamora es que estos dos meses le han generado “mucho estrés, sobre todo en la primera y última semana, y también por el equipo en el que estoy. Es una presión añadida que me metía cuando era futbolista, como coordinador de la cantera y ahora como secretario técnico. Es algo que asumo, porque hay más de 10.000 abonados, porque hay una ciudad detrás que está pendiente del Recre... y si a eso le sumas las ganas que tengo de aportar y de que todo salga bien, pues la presión es máxima. Me imaginaba un futuro más cerca del verde, del entrenamiento diario, pero el club apostó por mi para esta función por mi preparación y por mis conocimientos, y la verdad es que me está gustando”.

El único ‘pero’ a la plantilla puede ser que falta ese central que pudiese jugar también de lateral izquierdo. “Sí, puede ser una de las piezas que haya faltado; me hubiese gustado un sub 23 que se adaptara a esas necesidades, pero tampoco se trata de traer para rellenar, y eso podría cortar la proyección de jugadores de la cantera que están haciendo un buen papel en el filial”.

El peor trago que he pasado fue decirle a Carlos Fernández que no contábamos con él"

El último día llegó Isi Ros y se marchó Carlos Fernández, un jugador con unas características que no tiene ningún otro en el equipo. “Ha sido el peor trago que he pasado desde que soy director deportivo, tener que llamarlo a seis horas de que se cerrara el mercado y comunicárselo. Fue una decisión por motivos deportivos, pero a la vez nos comportamos como un club señor hacia él. Era el jugador que más fácil iba a encontrar equipo; Alberto (Monteagudo) y yo nos ponemos en marcha y le conseguimos ofertas de varios clubes, además de que económicamente nos podía abaratar el coste de la plantilla con su salida y la llegada de Isi”.

¿Ha quedado dinero para reforzar el equipo en el mercado de invierno si lo solicita el técnico? “Espero no tener que reforzarlo, porque Alberto y yo estamos contentos con lo que tenemos. Será la temporada la que nos marque las necesidades, pero me gustaría aguantar tal y como estamos hasta el final. Si alguien no está a la altura o hay algún déficit (por alguna lesión) se reforzaría esa posición”, deja claro el secretario técnico albiazul.

Zamora realizó unas declaraciones recientemente en las que situaba a la Balona como uno de los equipos potentes económicamente dentro del grupo; el presidente del club, Raffaele Pandalone, le respondió preguntándose cómo va a gastar la Balona con mil abonados más que el Recre que tiene diez mil, y dijo que con cuatro jugadores del Decano pagaría a media plantilla suya. Zamora evita la polémica y lanza un mensaje conciliador. “Le pido perdón si alguna palabra mía le ha sentado mal. Allí tengo conocidos que han jugado conmigo y no hablo desde el desconocimiento; me ha encantado el equipo que ha hecho, es competitivo. Puede que se me haya malinterpretado, pero cada uno defiende lo suyo”.

Tras acabar el mercado de fichajes “tuvimos una reunión para valorar lo que habíamos conseguido y el club me felicitó; también tengo que felicitarles a ellos, han sido fundamentales en el día a día y en especial María del Mar, trabajadora del Recre que ha estado codo con codo conmigo y con Alberto en el tema de las licencias, la documentación, tránsfer... su ayuda ha sido muy valiosa”.

Al llegar dijo que no le generaría deudas al club. "Eso está totalmente conseguido y con creces"

Estas frenéticas semanas han afianzado su relación con Monteagudo. “Ya nos conocíamos, jugué con él, me entrenó en el Badajoz y teníamos una relación bastante cordial. Es un enfermo del fútbol, está las 24 horas del día pensando en este deporte, y yo igual, por desgracia para mi familia. Desde que lo contratamos hemos convivido 18 horas al día juntos. Es fácil llevarse bien con él”.

Cuando se presentó como secretario técnico fue rotundo al asegurar que no le generaría deuda al club. “Eso está totalmente conseguido y con creces. Ha sido un orgullo para todos hacer un equipo tan competitivo y con un presupuesto que no es bajo, pero tampoco de los más altos de la categoría. El mejor fichaje ha sido la afición; gracias a ellos hemos tenido un pequeño plus que nos ha permitido la incorporación de Isi Ros”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios