Recreativo de Huelva

El Decano ampliará el contrato de Iván González, que saldrá cedido

  • El club y el jugador han llegado a un acuerdo, lo que ha posibilitado dar de alta la ficha de Chuli

Iván González, en acción durante un partido de la pasada temporada. Iván González, en acción durante un partido de la pasada temporada.

Iván González, en acción durante un partido de la pasada temporada. / H. Información

El Recreativo de Huelva pudo dar de alta ayer a Chuli antes de que se cerrara el plazo a las tres de la tarde gracias al acuerdo alcanzado con Iván González, que ha liberado su ficha para que sea ocupada por el delantero onubense cerrando así varios día de negociación.

El Decano ampliará una temporada más el contrato del defensa (que concluía a finales de junio), que en estos momentos continúa con su proceso de recuperación. Además, Iván González se marcharía en calidad de cedido en el mercado invernal, donde tendría la oportunidad de disfrutar de minutos y recuperar sensaciones.

El defensa malagueño no podría incorporarse en el mercado de invierno al Recreativo, ya que no lo permite la normativa, puesto que si se le da de baja hora tendrían que trascurrir seis meses para volverlo a inscribir.

El central de 31 años de edad fue una pieza básica en el entramado defensivo albiazul (el equipo menos goleado del grupo IV y uno de los menos goleados de toda la Segunda B), siendo uno de los hombres de confianza de José María Salmerón. La pasada temporada con el Decano disputó 32 partidos de Liga (todos como titular y todos completos) con un total de 2.880 minutos, anotando 2 goles y recibiendo 14 tarjetas amarillas. En los play offs le tocó vivir la cara más amarga del fútbol, puesto que las molestias le impidieron estar en plenitud de facultades, disputando tres encuentros (2 como titular) con 123 minutos de juego, y además se lesionó de gravedad.

El jugador recordó cómo se produjo la lesión en una entrevista a este diario. “Estaba solo y al controlar un balón con el pecho quise despejarlo y me pegó un pinchazo atrás. Llevaba unos seis meses con dolores y dosificándome en los entrenamientos; esa semana me encontraba bien y decidí jugar. No es que arriesgara, porque siempre arriesgamos al intentar jugar, pero dos semanas antes sí estaba más fastidiado; pero el equipo me necesitaba, hice el esfuerzo y salí perjudicado”.

Su salida casi ‘obliga’ al club a fichar otro central, un sub 23, ya que a día de hoy Monteagudo cuenta con Borja García, Jorge Morcillo y Diego Jiménez para el centro de la zaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios