Campaña frutos rojos

Los trámites burocráticos retrasan la llegada de las temporeras de la fresa

  • Solo han llegado a los campos freseros unas 5.300 trabajadoras con contrato en origen de Marruecos, de las 19.100 previstas. A finales de mes debía haber unas 12.000 jornaleras

Una temporera recolecta fresa en una finca de la provincia de Huelva. Una temporera recolecta fresa en una finca de la provincia de Huelva.

Una temporera recolecta fresa en una finca de la provincia de Huelva. / H. Información (Huelva)

La lentitud en los trámites burocráticos está ocasionando un retraso de la llegada de las temporeras de Marruecos con contratos en origen para la campaña de recogida de la fresa y todo indica que no se van cumplir los plazos previstos por la Administración para la venida de las trabajadoras a los campos freseros, según han indicado fuentes del sector a este periódico.

El contingente de temporeras debía llegar de forma escalonada, como así se anunció, y con apenas semanas de intervalo. La primeras en hacerlo han sido las repetidoras de más de dos años. Así desde el pasado mes de febrero se encuentran en los campos freseros de Huelva unas 5.300 trabajadoras marroquíes. En este caso, el proceso de llegada se ha producido casi con total normalidad, aunque el número se ha reducido en unas centenas.

Este contingente debía completarse con unas 700 temporeras que desde hace unos días esperan en su país de origen para embarcar, ya que hasta ahora el temporal de viento en el Estrecho de Gibraltar ha impedido la navegación de las navieras, por lo su llegada se ha retrasado. No está previsto que puedan embarcar hasta final de esta semana.

Al retraso en la tramitación se suma el cierre del Estrecho por el temporal de viento

Previsto estaba, igualmente, que a partir de mediados de este mes de marzo se incorporasen más de 6.000 temporeras, en este caso repetidoras del año pasado y posteriormente otras 7.500 más de nueva contratación, hasta completar el cupo de 19.200 mujeres para trabajar en la campaña de los berries.

Por el momento, el retraso también se acumula en las repetidoras de la pasada temporada, que ya no estarán en las fincas freseras al menos hasta primeros de abril, cuando a finales marzo debían contabilizarse unas 12.000 jornaleras venidas de Marruecos.

Y es que a las inclemencias meteorológicas y el cierre de las conexiones marítimas se ha sumado un retraso en la tramitación de los visados, por parte del Gobierno marroquí, mientras que la Administración española también se está viendo desbordada.

Para el contingente de trabajadoras que participan por primera vez en la recolección del fruto la fecha de llegada aún se desconoce, cuando la campaña de recogida de la fresa ha superado su ecuador.

La producción de fresa ha aumentado de forma notable y a ésta se unirá el arándo y la frambuesa

Algunos freseros han mostrado su preocupación por el retraso de las cerca de 14.000 temporeras que restan por llegar, debido a los problemas administrativos, ya que, aseguran la campaña de reclutamiento de mano de obra en origen se había diseñado para evitar la falta de mano de obra cuando llega el grueso de la recolección de los frutos rojos.

Todo cuando faltan pocas semanas para que se produzcan lo que algunos productores denominan “la tormenta perfecta”, esto cuando al incremento de forma notable la producción de la fresa, comience la de los arándanos, frambuesas y moras y empiecen a realizarse contratos en el sector turístico con la llegada de la Semana Santa.

Los agricultores han expresado ya sus inquietudes por estas circunstancias y lamentan que el esfuerzo realizado por las organizaciones agrarias para traer mano de obra contratada en origen desde Marruecos para paliar todo lo posible los problemas que puedan ocasionarse finalmente sirva de poco.

El secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra, alertó la semana pasada en rueda de prensa de la posibilidad del retraso que ya se está produciendo, así como de la escasez de mano de obra que podría producirse durante un tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios