sector agrario

La campaña de recogida de la fresa de Huelva llega al ecuador sin sobresaltos

  • La producción está algo por encima respecto al año pasado pero el precio es inferior, lo que equilibra la balanza. UPA califica de “excepcional” la calidad de la fruta

Dos temporeras recolectan fresa en una finca onubense. Dos temporeras recolectan fresa en una finca onubense.

Dos temporeras recolectan fresa en una finca onubense. / H. Información (Huelva)

La campaña de recogida de la fresa llega su ecuador con una producción escasamente superior a la anterior por estas fechas y unos precios más bajos. A estas altura de la temporada, los freseros están a la espera de la llegada de un nuevo contingente de trabajadoras con contrato en origen procedentes de Marruecos.

Según el análisis realizado por la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Huelva (UPA), a día de hoy la campaña de la fresa evoluciona y se asemeja en valores de producción a la campaña 2018, aunque registra un incremento de entre un 3 y 4%.

Aunque los trabajos de recogida comenzaron con problemas vegetativos lo que provocó un retraso en el crecimiento, incluso fue necesario replantar algunas hectáreas, esto no ha alterado la calidad final del producto y el mantenimiento de unas condiciones climatológicas aptas para la evolución del cultivo que ha facilitado una recuperación de la producción.

Según el secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra, la fruta presenta ahora una calidad excepcional, pero va a tener que competir en Europa con las producciones de otros países como Francia e Italia.

La organización agraria trabaja en la creación de una mesa para planificar las campañas y solucionar los problemas que se planteen

Y es que las condiciones climatológicas que se están produciendo en toda Europa van a alterar casi con toda seguridad el mercado, dado que se espera que exista un adelanto en las producciones francesas e italianas debido al buen tiempo. Esto va a significar que la fresa onubense no estará sola en el mercado, como sería lo habitual en estas fechas, sino que previsiblemente tendrá que competir con la fruta de Francia, Italia e incluso Alemania.

En cuanto al valor de la fresa, en la última semana el precio medio del kilo de fruta ha caído y se sitúa por debajo, en relación al mismo período de 2018, de un 5%, según UPA.

Respecto a la contratación en origen, hasta ahora han llegado a Huelva para la recogida de la fresa 5.386 temporeras de Marruecos, correspondientes a la primera y segunda fase, es decir las repetidoras de más de dos campañas.

La tercera fase se divide en personas repetidoras del año pasado, que ascienden a un total de 6.293 que vendrán entre el 20 y el 30 de marzo de 2019 y 7.500 personas de selección genéricas que está pendiente de fecha de llegada.

UPA estima que la campaña agrícola en la provincia de Huelva precisará de entre 80.000 a 90.000 trabajadores, principalmente para la recogida de los frutos rojos.

Según el Observatorio Argos del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), en el primer trimestre de 2018 los datos de contratación arrojaron la cantidad de 86.667 contratos registrados en el sector agrícola. De ellos el 33,34% fueron contrataciones de trabajadores comunitarios, 29,67% no comunitario y 36,99% nacionales españoles.

En el segundo trimestre de 2018 se registraron 69.637 contratos, de los cuales el 20,03% fueron contrataciones de personal comunitario, 44,26% no comunitario y 35,71% españoles.

El secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra. El secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra.

El secretario general de UPA-Huelva, Manuel Piedra. / Nedd Chiair muñoz (Huelva)

Por otra parte, UPA-Huelva informó de las reuniones mantenidas para la creación de una mesa de trabajo para realizar una radiografía del sector de los frutos rojos, en todos sus aspectos, con el fin de poder planificar las campañas.

Según la organización agraria, la situación actual refleja, “campaña tras campaña, un escenario de cierta incertidumbre para los empresarios”, aspecto que “no es coyuntural de la provincia de Huelva, dado que ya es conocida la misma situación en otras provincias del territorio nacional”.

UPA considera, que si bien gracias a los agentes que forman parte de la comisión provincial de flujos migratorios, que coordina y lleva a cabo la contratación del contingente en Marruecos, “es necesario poner en marcha herramientas e iniciativas que permitan un escenario que analice la situación, proponga soluciones y se optimice el mercado de trabajo en el sector agrícola onubense, cuyas campañas de cultivo son cada vez más largas, por lo que podría proporcionar una contratación más estable”.

Como herramienta de coordinación que aporte soluciones a la situación, UPA ha realizado contactos para la puesta en marcha de un grupo de trabajo de coordinación para analizar el mercado del empleo agrario.

Así, la organización agraria plantea analizar el mercado de trabajo en el sector de forma global e interrelacionada con el resto de sectores, de tal forma que se puedan aportar soluciones y herramientas que permitan la convivencia entre el empleo nacional y comunitario y el contingente de contratación en origen, todo ello encaminado al objetivo de generar una cobertura estable a las necesidades de demanda de empleo del sector.

Oferta de empleo

Los objetivos son analizar la oferta de empleo agrícola en Huelva y realizar un diagnóstico transversal desde la perspectiva de los sectores que están directamente implicados. Dicho diagnóstico no solo se realizará en presente, sino que abarcará la evolución prevista a futuro para dar solución a la demanda de empleo en campañas futuras.

Con los resultados del diagnóstico se plantearían medidas de optimización del empleo laboral en la campaña, de forma integral, abarcando la mano de obra nacional, comunitaria y la contratación en origen.

En caso de situación de carácter excepcional que requiera de un posicionamiento del sector, generar un mecanismo que permita una posición unificada que represente a la administración nacional, autonómica y local, sindicatos, asociaciones agrarias y asociaciones de productores. También se marca como objetivo la puesta en marcha de mecanismos de resolución de conflictos.

UPA entiende que este grupo de trabajo debe ser lo más participativo posible, quedando abierto a las consideraciones de cada uno de los agentes con los que ha mantenido encuentros hasta ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios