HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Almonte

Los expertos señalan la educación ambiental como garante de Doñana

  • La sociedad del territorio, con ayuntamientos y asociaciones locales, reivindica su peso

  • El director general de Medio Natural, Ángel Sánchez, clausura el congreso de los 50 años

Mesa redonda en la que participaron ayer tarde pobladores de Doñana que compartieron su experiencia con los congresistas. Mesa redonda en la que participaron ayer tarde pobladores de Doñana que compartieron su experiencia con los congresistas.

Mesa redonda en la que participaron ayer tarde pobladores de Doñana que compartieron su experiencia con los congresistas. / A. Uceda

La segunda y última jornada del congreso sobre Doñana con motivo de su 50º aniversario, celebrada ayer en Almonte, se centró en varias temáticas claramente diferenciadas, pero con el mismo denominador común: la adquisición de conocimientos sobre Doñana y la potenciación de la educación ambiental o sostenible como garante del parque. Además, se abordó la forma de entender el espacio natural desde diversas perspectivas que se retroalimentan entre sí, dando lugar a una visión completa y rica en matices.

El director de Medio Natural de la Junta, Ángel Sánchez, tras agradecer la implicación de todas las administraciones, subrayó durante la clausura del congreso en el teatro Salvador Távora que se quedaba con la necesidad de “mejorar y reforzar” varios aspectos, entre ellos, y sobre todo, “la educación ambiental” y el compromiso adquirido por todos los agentes implicados en Doñana, que desde diferentes puntos de vista desean lo mejor para el parque.

También el experto en el parque y exdirector de la Estación Biológica de Doñana, Miguel Delibes, manifestó a este diario que esa parte de conservación de usos y costumbres de la que se habló ayer podía haberse hecho mejor manteniendo “estructuras y casas” para “usos ocasionales”, en vez de haberlo dejado caer.

Aun así, Delibes subrayó que su conclusión acerca del desarrollo del Congreso es que todo el mundo “es consciente de que tenemos una gran riqueza” y “ser ricos también da problemas”. En este sentido, dijo que cuando se posee una gran riqueza como es Doñana “preocupa perderla, no valorarla suficientemente y no saber qué hacer con ella”, pero insistió en que “es mucho mejor que ser pobres y no tenerla”.

La mañana estuvo dedicada a tres mesas redondas mientras que la tarde se centró en tres sesiones temáticas sobre educación, vivencias y arte en Doñana. De esta forma, la primera sesión, Educación, interpretación y comunicación ambiental. Una historia en Doñana, fue moderada por el jefe de servicio de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Jesús Cabello. En esta sesión casi todos los ponentes coincidieron en resaltar la importancia de la emoción para transmitir conocimientos sobre el parque y en la necesidad de potenciar la creatividad y empezar a hablar de educación en sostenibilidad más que ambiental.

La siguiente sesión fue una de las más emotivas, ya que antiguos pobladores del parque contaron su experiencia mientras vivían en Doñana. José Boixo contó cómo mató a un lince siendo un niño, que él creyó que era un león. La parte más emotiva recayó en José María de Vayas, que insistió en que “el mundo del caballo está implicado en Doñana y se está perdiendo”. “El que no anda a caballo por la marisma y se llena de barro no sabe lo que es Doñana”, señaló De Vayas con la voz entrecortada.

Por último, Doñana y el arte sirvió para poner punto y final a las sesiones de trabajo de la tarde, ejerciendo como moderadora la consejera técnica de la Consejería, Milagros Pérez. En esta mesa se explicó que Doñana también es “discurso cultural” en un sentido amplio.

Asimismo, la primera mesa redonda versó sobre una de las cuestiones que están más de actualidad entre los habitantes de la zona. La sociedad en el territorio. Visión de una evolución desde la óptica de hoy en Doñana reunió a los alcaldes de los municipios que comparten territorio en el parque y representantes del tejido asociativo local, como la Hermandad Matriz, la Asociación de empresas turísticas Atena, Apyme de Almonte, Asaja y representantes de usos tradicionales de la zona.

La alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, incidió, entre otras cuestiones, en la necesidad de “desarrollar un nuevo marco de regulación y gestión en los usos tradicionales”. Además, para Castellano se trata de “recuperar y redoblar los esfuerzos en la educación ambiental y las relaciones y la comunicación de Doñana con las poblaciones del entorno”.

En ese sentido se manifestó también el alcalde de Hinojos, Miguel Ángel Curiel, que subrayó que “si la gente no quiere al territorio esto va a provocar conflictos importantes”, aunque se mostró convencido en que autoridades y ciudadanía van “a ser capaces de hacerlo”. También recalcó que “los ciudadanos son capaces de conservar el espacio y lo han demostrado” pero recordó que “deben recibir una compensación”. Además, participó la alcaldesa de Aznalcázar, Manuela Cabello.

Las asociaciones presentes en estas charlas hicieron un llamamiento a ser tomados más en cuenta y no ser vistos como enemigos del parque, sino parte activa y respetuosa, además de necesaria.

Así se pronunciaron desde Asaja, que entiende que al agricultor que “parte de una situación desfavorable debe ser compensado”. Quisieron decir que “los agricultores nos sentimos escuchados “aunque hay conflictos” que son “muy graves, aunque en proceso de solución”.

Desde la asociación de ganaderos también reivindicaron su presencia “en armonía siempre con la naturaleza” como “firmes defensores de la protección del entorno de Doñana” y criadores de la raza equina autóctona marismeña que se cría semi asilvestrada en el parque.

La segunda mesa, Las zonas húmedas en el ámbito internacional. Problemas, importancia y contribución para la vida en el planeta, en la que hablaron profesionales expertos en esta materia, como la conservadora del parque Isabel Redondo; el superintendente de Everglades (EE UU) Pedro Ramos y el catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla, Francisco García.

La última mesa de la mañana reunió a los directores de los distintos parques nacionales de España, Los parques nacionales y su valor para la biodiversidad y la sociedad. Para los congresistas que lo deseen hoy pueden disfrutar de una ruta por Doñana, poniendo punto y final a un fin de semana intenso y cargado de reflexiones sobre el Parque Nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios