Provincia

Crimen de Almonte: El PP pide la dimisión del concejal de Seguridad Ciudadana

  • Fernández solicita a la alcaldesa que aparte de sus funciones a Antonio Joaquín Díaz Trigueros y que "inicie una investigación a la mayor brevedad posible"

Manuel Ángel Fernández y José Antonio Faraco, en la sede del PP almonteño esta mañana. Manuel Ángel Fernández y José Antonio Faraco, en la sede del PP almonteño esta mañana.

Manuel Ángel Fernández y José Antonio Faraco, en la sede del PP almonteño esta mañana. / M.G. (Almonte)

El Partido Popular ha pedido esta mañana el "cese inmediato" del concejal de Seguridad Ciudadana de Almonte, Antonio Joaquín Díaz Trigueros, por la gestión que está llevando a cabo del asunto del misterioso cuchillo extraído por la Policía Local de una alcantarilla del Callejón de los Granados antes de la celebración del juicio del doble crimen de Almonte. "Pedimos que él mismo, por su propia voluntad, presente la dimisión; si esto no es así, pedimos a la alcaldesa, Rocío Espinosa, el cese inmediato del señor concejal", ha sentenciado el secretario general de los populares almonteños, Manuel Ángel Fernández, en una comparecencia de prensa.

El edil ha enfatizado que desde que el miércoles 5 de diciembre el Ayuntamiento convocara una rueda de prensa para abordar la polémica -adelantada el viernes 30 de noviembre por Huelva Información-, Díaz Trigueros ha ofrecido dos entrevistas y ha enviado un comunicado instando a la Guardia Civil a destapar los detalles de la investigación que lleva a cabo sobre el asunto. Sobre la última de las entrevistas, ofrecida a la televisión pública local Doñana Televisión el pasado martes, el PP señala que "el esperpento y el ridículo no puede ser mayor".

A juicio de Fernández, "el municipio no se merece un concejal de Seguridad Ciudadana como el que nos representa, no se merece una mentira más que este señor nos acaba de regalar, no sabemos ya qué nivel de credibilidad tiene". Desde su prisma, el primer teniente de alcalde ha ofrecido versiones distintas en cada comparecencia sobre una reunión que mantuvo el día 4 de diciembre en un bar de la vecina localidad de La Palma del Condado con Francisco Baena Bocanegra, el abogado defensor de Francisco Javier Medina, todavía encausado por los asesinatos de Miguel Ángel y María Domínguez hace cinco años y medio. En esta cita, de la que hay constancia fotográfica, también estuvo presente la jefa de la Policía Local de Almonte, Francisca Borrero.

"La gran mentira es que el concejal quiere desviar el verdadero motivo por el que tomó la decisión con la jefa de la Policía Local de sentarse con el principal abogado de la defensa: él sabe que esa reunión no debió existir, sabe positivamente que ha cometido un error, y se está montando una gran trola a cerca de esta reunión", ha espetado el popular en la rueda de prensa. Fernández ha aclarado que "no lo acusamos de nada ilegal, pero sí poco ético", puesto que a su entender "un concejal es concejal las 24 horas del día".

Asimismo, considera que si la reunión fue "prácticamente casual, como dice en su última versión", y que en ella se trataron asuntos urbanísticos municipales -Baena Bocanegra lleva varios casos del Ayuntamiento-, "es tan fácil como reunirse en un despacho que tiene aquí en el ayuntamiento, con total claridad". Por ello "pedimos a la señora alcaldesa que tomase medidas contundentes para esclarecer los hechos, incluso, que fuera un poco más allá y que tomase la decisión de la suspensión cautelar de funciones de este señor", algo que por el momento no ha sucedido.

Manuel Ángel Fernández añade que Antonio Joaquín Díaz Trigueros "no puede seguir ostentando el cargo de concejal de Seguridad Ciudadana, está manchando el buen nombre de la Policía de nuestro pueblo, condecorada en multitud de ocasiones, y tiene que marcharse pero ya". Por todo ello solicita a la alcaldesa almonteña "que aparte de sus funciones a este concejal y que inicie una investigación a la mayor brevedad posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios