Provincia

Deportes Rocío del Mar, casi medio siglo al servicio de la pesca deportiva en Huelva

  • El cartayero Jesús Manuel Alberto Pérez regenta en la avenida Costa de la Luz una tienda que fundó su padre hace ya casi cincuenta años y que fue pionera en la provincia en la venta de cebos vivos y productos especializados en esta actividad

El cartayero Jesús Manuel Alberto Pérez (47 años), regenta una tienda con casi medio siglo de historiaaya

El cartayero Jesús Manuel Alberto Pérez (47 años), regenta una tienda con casi medio siglo de historiaaya / Jordi Landero (Huelva)

Mucho ha llovido ya. Mucho se ha pescado y bastantes han sido las piezas capturadas. Y mucho ha cambiado el mundo de la pesca desde que hace ya casi medio siglo Juan Manuel Alberto iniciara una aventura que posteriormente retomó su hijo, Jesús Manuel Alberto Pérez, y que va ya camino de cumplir los 50 años.

Se trata de la tienda de deportes especializada en pesca deportiva Rocío del Mar, toda una institución que trasciende las fronteras de la provincia de Huelva, y que durante sus primeros 17 años de existencia estuvo ubicada en el barrio de El Molino, en Huelva capital, para trasladarse posteriormente a la avenida Costa de la Luz, donde la regenta actualmente el hijo de su fundador, que ya tiene previsto ampliarla tras adquirir uno de los locales adyacentes.

Jesús Manuel Alberto Pérez (47 años), es natural de Cartaya y, actualmente, propietario y dependiente de una tienda de la que se siente muy orgulloso no solo por sus años de historia, sino porque también la da la oportunidad de estar en permanente contacto y de dedicarse profesionalmente a su intensa pasión por la pesca deportiva.

Según ha contado a Huelva Información el propio Jesús Manuel, cuando su padre fundó el negocio se trataba de la primera tienda que combinó la venta de cebos vivos con ser un establecimiento totalmente especializado en el mundo de la pesca deportiva: "había entonces otros negocios relacionados con esta actividad -precisa- pero no dedicados en exclusiva a la venta de cebos vivos y de artículos de pesca deportiva".

La vida de Jesús Manuel transcurre entre artículos de pesca deportiva La vida de Jesús Manuel transcurre entre artículos de pesca deportiva

La vida de Jesús Manuel transcurre entre artículos de pesca deportiva / Jordi Landero (Huelva)

Una actividad a la que se aficionó con tan solo 12 años -como no podía ser de otra forma, de la mano de su padre-, y que se ha convertido para este cartayero en su forma de vida. No en vano por su tienda pasan habitualmente, desde hace ya casi medio siglo, tanto los principiantes que buscan el asesoramiento de un experto para hacerse con su primer equipo de pesca, hasta los más curtidos pescadores deportivos, y no solo de la provincia de Huelva, sino también de Sevilla, Cádiz, Málaga, Córdoba, Badajoz…, que acuden al litoral onubense en busca de las mejores corvinas, robalos, doradas o lubinas, entre otras muchas especies. Y es que antes de iniciar una jornada de pesca, es casi imprescindible una parada en Rocío del Mar para hacerse con el mejor cebo, siempre en función de la especie que se desea capturar.

Durante todo este tiempo, para Jesús Manuel Alberto Pérez los principales cambios han estado por una parte en el notable aumento de aficionados a la pesca deportiva, y por otra en las cada vez mayores limitaciones que se imponen a la práctica de la actividad, especialmente en uno de los puntos clave de la provincia: el espigón de Huelva, que para este experto es, sin duda, "uno de los puntos más importantes de la provincia para pescar", y en el que "desde hace ya dos años la Autoridad Portuaria no nos deja hacerlo, sobre todo en la parte de la ría y en las balsas, por donde suele pasar a menudo la policía portuaria echando a los pescadores".

Pesca deportiva. / M. G. (Huelva)

Sobre el aumento de aficionados, cuyo número sitúa actualmente este empresario onubense solo en la provincia de Huelva entre 4.000 y 5.000, se trata de un dato "muy positivo" por ser una actividad que, además, "genera una importante actividad económica de la que vive muchísima gente y familias".

A ellos se suman los numerosos aficionados que acuden a las costas onubenses procedentes de otras provincias, tanto al espigón "que es muy conocido por las importantes capturas que allí suelen realizarse", como a las playas, aunque en estos últimos espacios durante el verano los horarios están muy limitados para la práctica de la pesca deportiva desde la orilla -surfcasting- por la presencia de bañistas.

La venta de todo tipo de cebos vivos es una de las especialidades de Deportes Rocío del Mar La venta de todo tipo de cebos vivos es una de las especialidades de Deportes Rocío del Mar

La venta de todo tipo de cebos vivos es una de las especialidades de Deportes Rocío del Mar / Jordi Landero (Huelva)

La gente viene buscando a Huelva, y más concretamente al espigón, anchovas, bailas, corvinas, lubinas, doradas o robalos, explica Jesús Manuel, para quien otro cambio positivo es que "cada vez más pescadores devuelven al mar sus capturas porque buscan piezas grandes", lo cual a su juicio "contribuye a la preservación de las especies, y por tanto de la actividad".

Además de todo tipo de equipamiento para la práctica de la pesca deportiva, Rocío del Mar también se ha especializado en un producto básico para el aficionado: los cebos vivos. Así, en esta tienda onubense se comercializa aproximadamente una docena de variedades -según la época del año-, siendo para Jesús Manuel la más interesante "nuestra lombriz de Huelva", a la que suma albiñoca o canuto, rosca o gusano de sangre, tita, galera pequeña o grillo, gusano coreano, gusano americano, lombriz de arena o gusana catalana, muergo o navaja, choco fresco o rejos de pulpo también frescos, "cada uno más adecuado según la especie que se pretende capturar".

Casi cincuenta años de historia dan para mucho, pero para Jesús Manuel los mejores momentos en su tienda los vive cuando los aficionados pasan por ella para mostrarle las capturas. "Aquí ha pasado de todo, -señala- pero las mejores anécdotas son cuando algún pescador captura una gran pieza y pasa por aquí para enseñármela y hacernos unas fotos; o la enorme alegría cuando alguien logra su primer ejemplar y también pasa por aquí para mostrarlo y fotografiarse con él, para después subirlo a nuestras redes sociales, donde tenemos muchos seguidores".

Sobre los tamaños de las piezas cobradas por sus clientes recuerda de todo: "corvinas de 30 kilos y más, lubinas de unos 10 kilos o algo más, anchovas de 4 y 5 kilos. En fin, de todo".

Además de vendedor, Jesús Manuel se considera sobre todo un amigo de sus clientes, a los que asesora en material para la pesca deportiva Además de vendedor, Jesús Manuel se considera sobre todo un amigo de sus clientes, a los que asesora en material para la pesca deportiva

Además de vendedor, Jesús Manuel se considera sobre todo un amigo de sus clientes, a los que asesora en material para la pesca deportiva / Jordi Landero (Huelva)

"El asesoramiento es fundamental"

Como la propia tienda indica en sus redes sociales, en Deportes Rocío del Mar "estamos especializados en pesca deportiva, cebos vivos, artículos y accesorios de pesca como, anzuelos, plomos, grilletes, cañas, carretes, etc. Siempre con una excelente calidad en cebos vivos que adquirimos a diario", a lo que añade que "cuidamos mucho la confianza que nos depositan nuestros clientes, por ello: la calidad de nuestros artículos de pesca y cebos vivos y, sobre todo, la atención y el servicio al público constituyen un valor fundamental para nosotros".

Es por ello por lo que, además de vendedor, Jesús Manuel Alberto se considera sobre todo un amigo de sus clientes. Un prescriptor experto que recomienda a cada uno lo que necesita en cada momento y para cada cosa.

Así, a alguien que empieza le recomienda gastarse en un equipo entre 100 y 120 euros entre caña, carrete y sedal, que según sus palabras "es más que suficiente para iniciarse en el mundo de la pesca deportiva con un equipito de calidad media hacia arriba". No obstante, prosigue, "a partir de ahí puedes gastarte lo que quieras", aunque "un equipo bueno puede salir por poco más de 300 euros: entre 160 y 165 euros el carrete, y unos 150 euros la caña".

El buen pescador…

Para el propietario de Deportes Rocío del Mar el buen pescador es aquel que protege el medio ambiente, y por ello defiende que las piezas más pequeñas siempre deben ser devueltas al mar. Una práctica "afortunadamente cada vez más extendida entre los aficionados porque a quien de verdad le gusta la pesca sabe que con ello contribuye a la preservación de las especies", asegura.

La otra gran pata sobre las que se asientan las características del buen pescador, a juicio de este empresario y aficionado, esté en "dejar el lugar donde pescamos más limpio de lo que lo encontramos". Y es que, "tenemos que cuidar lo que tenemos, que es de todos". Una tarea en la que "todos los aficionados tenemos que colaborar poniendo nuestro granito de arena ya que hay que dejar las rías, los espigones y las playas completamente limpios, por conciencia, pero también para que nadie pueda decir que los pescadores no cuidamos el medio ambiente". 

En Deportes Rocío del Mar el pescador deportivo encuentra todo lo que necesita para la pesca deportiva En Deportes Rocío del Mar el pescador deportivo encuentra todo lo que necesita para la pesca deportiva

En Deportes Rocío del Mar el pescador deportivo encuentra todo lo que necesita para la pesca deportiva / Jordi Landero (Huelva)

El 'spinning' está de moda

Según relata Jesús Manuel Alberto, "actualmente lo que más se vende son artículos para practicar el 'spinning', una modalidad de pesca que normalmente se practica en escolleras o espigones, aunque también desde embarcación o desde la orilla de la playa, y que "está muy de moda porque es mucho más dinámica y porque también se logran importantes capturas".

Spin, en inglés, significa "girar", y eso es precisamente lo que hace un señuelo bajo el agua, imitando los movimientos de un animal vivo para atraer a los peces. De esta forma, la técnica del spinning consiste en lanzar un señuelo de cierto peso y recogerlo con la velocidad adecuada, de manera que simule los movimientos de un pequeño pez que hace de carnada artificial. Algunos señuelos son tan perfectos que hasta imitan los movimientos de un pez herido.

Por otra parte, el equipo utilizado es más ligero que en otras modalidades. Se centra en una caña flexible provista de un reel frontal, con un sedal más o menos delgado que permite hacer lanzamientos a mayor distancia y precisos. Los señuelos más comunes son cucharitas de distinto peso, tamaño y forma, y los caimanes, de forma tubular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios