Pesca

La Junta anuncia una campaña para promocionar la chirla andaluza

  • Tiene como objetivo aumentar su consumo frente a la italiana. Pesca intensifica los controles para garantizar la correcta presencia y etiquetado del producto en los puntos de venta

El consejero de Pesca, Rodrígo Sanchez Haro, atiende las explicaciones sobre el funcionamiento de una draga hidáulica. El consejero de Pesca, Rodrígo Sanchez Haro, atiende las explicaciones sobre el funcionamiento de una draga hidáulica.

El consejero de Pesca, Rodrígo Sanchez Haro, atiende las explicaciones sobre el funcionamiento de una draga hidáulica. / J. Landero (J. Landero)

Con la esperanza de alejar los negros nubarrones que desde hace años amenazan al sector de la chirla del golfo de Cádiz, y a pesar del pesimismo que parece haberse instalado entre quienes forman parte de dicha pesquería en las provincias de Huelva y Cádiz, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, anunció en el puerto pesquero de Isla Cristina que la Junta de Andalucía va a iniciar en las próximas semanas una campaña de promoción destinada principalmente a incentivar el consumo de chirla andaluza en toda la comunidad autónoma.

Teniendo en cuenta que si en algo coinciden el sector y la Administración andaluza es en que uno de los principales problemas que amenazan a esta pesquería es el de la comercialización, el punto de mira de todos está en la competencia de la chirla importada de Italia, que aunque de peor calidad y con un precio mucho más bajo, conquista actualmente los principales mercados de nuestro país.

Para anunciar dicha acción promocional, el titular andaluz de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, se embarcó junto al presidente de la Diputación Provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, en un buque de draga hidráulica (Camerún) con base en el puerto isleño, donde además pudo conocer sobre el terreno la forma de trabajar de este castigado sector.

Tras comprobar la captura de dicha embarcación (120 kilos de chirla al día), Rodrigo Sánchez Haro señaló que “tenemos la mejor chirla del mundo por tamaño, sabor, frescura y condiciones sanitarias”, a lo que añadió que se trata de un producto “mucho mejor que el que se importa de otros países, y eso tenemos que darlo a conocer”, en clara referencia a la chirla italiana.

Los mariscadores extraen la chirla de la draga hidráulica. Los mariscadores extraen la chirla de la draga hidráulica.

Los mariscadores extraen la chirla de la draga hidráulica. / J. Landero (Isla Cristina)

La Junta pretende con esta campaña incentivar el consumo de la chirla andaluza frente a la que tiene otro origen, con la finalidad de recuperar la cuota de mercado perdida coincidiendo, sobre todo, con el cierre del caladero del Golfo de Cádiz desde enero hasta el pasado 30 de septiembre, y para contribuir a la obtención de un mejor precio.

La medida se incluye entre los compromisos adquiridos por la Administración andaluza en las diferentes mesas de trabajo que se mantienen abiertas con el sector, encaminadas a garantizar la viabilidad de este caladero y una mejor comercialización del producto.

En este sentido el consejero, que también recorrió la lonja de Isla Cristina, y posteriormente la de Punta Umbría, señaló en este sentido que, así, “desde la Consejería continuamos trabajando para cumplir con los compromisos que hemos adquirido” con el sector. En esta línea, prosiguió, desde la semana pasada “hemos intensificado la campaña de control de la comercialización en las pescaderías y grandes superficies, controlando la calidad y la información del producto en el etiquetado”.

La intención es que la chirla andaluza tenga un lugar destacado en el mercado y que no haya duda del origen del producto

Según sus palabras, se persigue que la chirla andaluza tenga un lugar destacado en los puntos de venta y, sobre todo, que no haya dudas en cuanto al origen del producto ya que “no vamos a permitir que se genere confusión y tiene que quedar muy claro cuál es la chirla andaluza y cuál la que viene de fuera, evitando que un producto que no es nuestro se venda como si fuera andaluz, porque la diferencia de calidad entre una y otra es abismal”.

En este sentido indicó que se han iniciado contactos con las principales distribuidoras “para que tomen conciencia de la necesidad de distinguir la chirla andaluza de manera clara”. Sánchez Haro también anunció que la consejería ha contratado la asistencia técnica que apoyará y dinamizará a los agentes del sector para la creación, el reconocimiento y la puesta en marcha de la Organización de Productores Pesqueros de Draga Hidráulica de la Chirla, subrayando que “esta es una de las medidas propuestas en las mesas de trabajo para mejorar la comercialización” y, de esta mejora, sacar mayor rentabilidad al producto.

El consejero recordó finalmente que, tras más de ocho meses de cierre del caladero del Golfo de Cádiz, se volvió a permitir faenar desde el pasado 1 de octubre, aunque con la imposición de unas estrictas condiciones. Y es que según Sánchez Haro los informes científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) “dejaron claro que se podía retomar la actividad, pero que la zona no está recuperada totalmente”.

Chirla recién capturada Chirla recién capturada

Chirla recién capturada / J. Landero (Isla Cristina)

Un hecho que llevó a la Administración andaluza a fijar una serie de restricciones como un tope total de capturas de 1.100 toneladas para toda la campaña, un máximo de cinco días semanales para salir a faenar y una cuota de capturas diaria de 120 kilos para las embarcaciones de draga hidráulica y 90 kilos para los rastros remolcados.

Sobre futuras decisiones en relación al aumento de cantidades, número de días y horario de faena, el titular andaluz de Pesca señaló que “no es aún posible, sin contar con los resultados de un nuevo estudio científico”, que está en estos momentos en plena elaboración por parte del IEO. “Hay que ser prudentes”, insistió, ya que “esta es la única forma de garantizar la viabilidad de esta pesquería, y de no comprometer la recuperación y el futuro del caladero y la propia actividad”.

“Tenemos que ser especialmente cautos y escrupulosos” ya que “garantizar el futuro del caladero es un trabajo que requiere de la responsabilidad, el esfuerzo y la prudencia de todos” insistió Sánchez Haro, quien también subrayó que “nadie puede poner en duda la implicación y el compromiso de la Junta, lo que se demuestra con las ayudas concedidas por importe de más de 255.000 euros que han permitido que 70 familias contaran con recursos mientras el caladero ha estado cerrado”.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios