Islantilla

Alumnos de la Escuela de Hostelería siguen sin formadores un mes después

  • Los afectados del curso Bar-Cafetería y Restaurante denuncian que la Junta no da soluciones viables para que recuperen cuanto antes las horas perdidas tras la baja de dos monitores

El alumnado asiste a una clase en la Escuela de Hostelería de Islantilla. El alumnado asiste a una clase en la Escuela de Hostelería de Islantilla.

El alumnado asiste a una clase en la Escuela de Hostelería de Islantilla. / Jordi Landero (Islantilla)

Casi un mes después de hacer públicas sus quejas por la prolongada ausencia de dos de sus formadores, los nueve alumnos del itinerario formativo Bar-Cafetería y Restaurante –o camarero de sala– de la Escuela de Hostelería de Islantilla afirman que "nada ha cambiado" y que, por tanto, siguen "sin formadores para el certificado de Restaurante".

Una situación para la que "no nos dan soluciones viables" de cara a "recuperar las horas que estamos perdiendo, por lo que podría retrasarse el curso hasta final de agosto, con lo que eso conlleva". Los alumnos añaden que esta situación se produce a pesar de que "todas las consejerías y la Delegación tienen conocimiento de la situación en la Escuela", así como de "la falta de recursos y material desde el inicio del curso".

No obstante, los alumnos afectados confían en que se les busque alguna solución al problema en el encuentro convocado en Huelva para el próximo martes con representantes tanto del Servicio Andaluz de Empleo como de la propia Delegación Territorial de Empleo, al que tiene previsto asistir el delegado del ramo, Antonio Agustín Vázquez.

Como ya expusieron a Huelva Información hace un mes, los alumnos afectados ven peligrar la obtención del título al que tienen derecho después de ocho meses de clase, debido a la ausencia de dos de los formadores, que causaron sendas bajas por enfermedad a principios y finales del pasado mes de marzo, respectivamente, y por la no sustitución de estos por otros dos profesionales.

Afirman que las opciones que se han puesto sobre la mesa hasta el momento no solucionan el problema. Una de ellas pasa por "adelantar las prácticas del certificado de Bar/Cafetería, y que después volvamos a la Escuela sin asegurarnos si estará o no el sustituto; y con el riesgo de que si nos saliese contrato de trabajo después de las prácticas, tengamos que rechazarlo para proseguir con el curso".

Además, "si aceptamos adelantar las prácticas, no podríamos asistir a clases de Alemán, no pudiendo obtener el certificado de idiomas profesional, a pesar de estar el formador en la escuela y posponiendo su obtención para después de las prácticas".

Por otra parte, "si no tenemos sustituto, dos compañeras también se quedarían sin el certificado de Bar/Cafetería por falta de un módulo, y también tendrían que hacer las prácticas sin saber si obtendrán el certificado anterior", añaden.

Por último, afirman que "se adjudicarían esas prácticas adelantadas sin tener acabados los dos itinerarios, y por tanto sin la preparación que garantice una formación de más de 1.200 horas"; y que mientras la solución inicial fue que diésemos Alemán durante cinco horas al día, ahora pasa por adelantar las prácticas, con todos los problemas que ello conlleva".

Según los alumnos, las principales consecuencias de esta situación es que, después de ocho meses de clase, si no completan los módulos que les restan para acabar el curso "nos quedaremos sin titulación".

Desde la Delegación de Empleo indicaron entonces que nada más tener conocimiento de esta situación, Antonio Agustín Vázquez se personó en la Escuela de Hostelería de Islantilla, donde habló del tema con los coordinadores del centro y con algunos de los alumnos. Las mismas fuentes señalaron que se está "analizando la situación", que se ha derivado por dos bajas "de larga duración", con el objeto de "agilizar la contratación de dos monitores que las cubran".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios