Provincia

Las playas onubenses pierden ocho banderas azules en solo un año

  • Únicamente conservan el distintivo Islantilla, Parador-Castilla y San Miguel, en Cartaya

  • La FOE y el Círculo de Turismo muestran su “preocupación” por el impacto que tendrá en el sector

La playa cartayera de San Miguel. La playa cartayera de San Miguel.

La playa cartayera de San Miguel. / H. Información (Cartaya)

Ni los temporales que azotaron al litoral onubense el año pasado pudieron con la calidad de nuestras playas. Once llegaron a obtener la prestigiosa bandera azul que las acreditaba como las más idóneas para los usuarios gracias a la puesta a punto que se les realizó a toda velocidad. Este año, pese a ser electoral y a que ningún vendaval ha dejado malheridas nuestras orillas, solo tres han obtenido la distinción de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac): la del Parador-Castilla (Moguer), la de Islantilla (Isla Cristina-Lepe) y la de San Miguel (Cartaya), lo que celebró ayer el Ayuntamiento que dirige Juan Miguel Polo.

El resto, ocho en total, se ha ido al garete. Esta circunstancia convierte a la onubense en la provincia que más banderas azules pierde de toda Andalucía en 2019, junto con la de Málaga. Se han quedado por el camino las distinciones que otrora se izaran en Matalascañas (Torrelahiguera); las playas urbanas de Punta Umbría y El Portil; las isleñas Playa Central e Isla de la Gaviota; La Antilla, en Lepe; y las de Punta del Moral e Isla Canela, en Ayamonte.

El Consejo de Turismo de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) manifestó ayer al respecto que "la pérdida de banderas azules en la provincia de Huelva es un claro revés al esfuerzo que viene haciendo la iniciativa privada en nuestra provincia", por cuanto que "esa distinción es un referente importante a la hora de elegir destino veraniego". Por ello, el Consejo "trabaja ya en recabar información para conocer dónde se dan las deficiencias que han llevado e esta situación".

Desde la FOE se resalta la "preocupación" ante el hecho de que ocho de esos estandartes no ondeen en otros tantos puntos del litoral este verano, "considerando la entidad que las otorga que no cumplen con los requisitos exigidos para su concesión".

El sector privado viene haciendo "ímprobos esfuerzos" por posicionar a la provincia en el mapa turístico, dotándola de instalaciones y establecimientos con unos excelentes niveles de calidad y servicio, como se comprueba periódicamente en las encuestas de satisfacción, "esta noticia da al traste con todo ello".

El Consejo recuerda que la calidad del agua, la información ambiental y la educación para la sostenibilidad, la gestión y desarrollo sostenible y la seguridad, servicios e instalaciones son los asuntos evaluados a la hora de conceder dichas distinciones.

Así las cosas, los empresarios turísticos de la FOE harán un catálogo tras analizar los motivos que han llevado a la retirada de las banderas en orden "a trabajar de cara a subsanar las deficiencias observadas".

El secretario general del Círculo Empresarial de Turismo de Huelva, Rafael Barba, señala al respecto de esta pérdida que "veníamos advirtiéndolo desde hace algunos años y no solo públicamente, sino que lo desarrollamos en todas y cada una de las reuniones que desde entonces hemos mantenido con las distintas administraciones que algo tienen que decir sobre este asunto".

La retirada de las banderas azules, a la espera de conocer los motivos "que han dado como resultado esta debacle en materia de imagen del destino, no hace sino confirmar lo que ya no solo habíamos denunciado desde el Círculo Empresarial de Turismo, sino que desde prácticamente desde principios de año hasta antes de ayer hemos estado intentando solucionar con aquellos ayuntamientos que presentaban –incluso antes de Semana Santa– algunas incidencias que no pintaban el mejor de los escenarios para el desarrollo de la actividad turística".

Barba remarcó que tal era la preocupación que ha articulado una moción con el partido Creo en Huelva que se llevará hoy al Pleno de la Diputación "para intentar coordinar y buscar soluciones a los problemas que habíamos detectado y que requieren el compromiso y la apuesta decidida de todos". Una moción que espera que sea respaldada por todos los partidos políticos, sin excepción.

Considera que "no hay una apuesta decidida en apoyar un sector que nunca ha pedido subvenciones, sino herramientas para desarrollar su actividad en las mejores condiciones posibles". Uno de nuestros principales activos es la playa, recalca el secretario general del Círculo de Turismo: "Sin esta dejaremos de ser competitivos en el segmento vacacional, provocando la inestabilidad de las empresas que lo conforman y tirando por tierra todo el trabajo que se ha realizado en materia de promoción".

En definitiva, subraya, es en este segmento "donde nos jugamos la creación de empleo, la generación de riqueza, la recaudación de impuestos (especialmente locales) y el retorno de las inversiones a las actividades empresariales existentes y nuevos proyectos que se puedan sumar en un futuro", caso del aeropuerto de Huelva.

El Círculo Empresarial de Turismo considera "lamentable" que a día de hoy y pese a ser una demanda histórica, la mayor parte de las Administraciones locales hayan demostrado una "falta de compromiso" manifiesta al respecto de la preocupación del sector ante "la falta de accesibilidad del destino, la vertebración de las comunicaciones y la carencias en infraestructuras de comunicación".

Por último, Rafael Barba espera que a "los problemas que han motivado la retirada de las banderas, además de otros que inciden en cuestiones vitales para la consideración de cualquier destino turístico como tal, se les dé la necesaria prioridad y se acometan desde todos los ámbitos públicos y privados su inmediata resolución, o mucho nos tememos que esta noticia será una simple anécdota para el escenario que a corto plazo se puede plantear en nuestra provincia respecto del segmento que da soporte a la parte más importante del negocio turístico".

La noticia cayó como una bomba en los ayuntamientos que se han quedado sin bandera y las reacciones políticas no se hicieron esperar. El PP, por ejemplo, culpó al PSOE y su "nefasta gestión" al frente de la anterior Consejería de Turismo de la pérdida. El portavoz de la Dirección Provincial del PP, Juan Carlos Duarte, aseguró que esta es "otra de las herencias malditas" que han dejado los socialistas antes de abandonar el gobierno de la Junta.

El PSOE de Punta Umbría, por su parte, reprochó al líder de UPU, José Carlos Cansino, que "el ataque a los chiringuitos ha desencadenado la pérdida de las banderas azules".

El Ayuntamiento puntaumbrieño lamentó haberse quedado sin el distintivo y afirma que se debe "a la ocupación del dominio público de los chiringuitos y eso es algo que estamos tratando de regularizar"; sin embargo, señala, "la Adeac no ha objetado nada a su limpieza, seguridad y servicios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios