Un nuevo tiempo para el recreativo

La Mesa de contratación del Ayuntamiento decidió ayer adjudicar el 92% de las acciones del Recreativo de Huelva que estaban a la venta a la oferta presentada por Zephir Homes S.L., un grupo empresarial liderado por el expresidente albiazul Paco Mendoza. La puja capitaneada por el onubense ha sido la única que ha cumplido los requisitos expuestos en el pliego de condiciones aprobado por el Pleno, pues a última hora la opción de Krypteia Capital en la que se unían Javier Jiménez y Juanma López fue desechada por no cumplir los mínimos estipulados. La opción vencedora deberá abonar ahora los 300.000 euros que proponía por las acciones y comenzar a plantear un proyecto de futuro que garantice la viabilidad de la entidad albiazul. Los objetivos económicos de los nuevos propietarios son muy ambiciosos y pasan por haber terminado en el plazo de 8 años con el total de la deuda del club con el Ayuntamiento, algo más de 9,5 millones de euros, siempre y cuando el equipo no ascienda a Segunda antes. En ese caso, la apuesta es cubrir todo el débito en el momento del cambio de categoría. La música de esta partitura parece que suena bien por más que ha sido una auténtica sorpresa que nadie esperaba y ha sido capaz en permanecer en el mayor de los secretos durante varios meses. Ahora, como primer paso, toca escuchar las explicaciones del nuevo dueño, poner rostro a sus compañeros de viaje y comenzar a planificar sin dilación la temporada 2018/2019. Una vez abonadas las acciones y los 650.000 euros que garantizan la concurrencia del Recre en la próxima liga de Segunda B han de darse los pasos necesarios a la mayor brevedad para articular una plantilla de garantías y acorde a la historia del Decano del fútbol español. En esta línea, urgirá la resolución del contrato de gestión firmado con Eurosamop hace un año, pues no parece que Mendoza vaya a contar para nada con el consejo de Juanma López y los suyos. Pero si urgente es hacer un buen proyecto deportivo aún lo es más abordar la revolución interna que necesita la entidad onubense para recuperar el pulso y dar señales de vida. En los últimos años, sólo el esfuerzo del consejo de administración saliente, las gestiones de Carlos Hita y el respaldo del Ayuntamiento han conseguido mantener a flote a un club que presenta una situación más que complicada. El nuevo propietario tiene ante sí el reto de articular un plan creíble, de futuro y anclado en los presupuestos en los que camina el fútbol en el siglo XXI. Será necesaria una reestructuración total que permita eliminar lastres y recuperar la imagen perdida. El Recre es la seña de identidad de Huelva y son miles de personas las que están pendientes de su devenir. Es hora de que el Decano recupere el lustre perdido y dé alegrías a su sufrida afición.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios