Editorial

Una mirada hacia el Sur

LA presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, informó ayer durante su intervención en el Foro Joly de que ha solicitado una entrevista con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y una reunión con la Comisión Europea. Lo que solicita Díaz a Rajoy es, en realidad, que la reciba por fin después de varios encuentros pedidos y no concedidos, pero en esta ocasión para un contenido concreto. Se trata de aprovechar el nuevo contexto europeo de lanzamiento de una política comunitaria de inversiones para que la UE, y también el Gobierno de España, dirijan su mirada hacia las regiones del Sur, entre las que se encuentra Andalucía, partiendo de la base de que nuestra comunidad autónoma no tiene capacidad ni medios suficientes para reducir la brecha de desigualdad y desempleo que sufre con respecto a las regiones comunitarias más prósperas. Díaz, en un discurso con connotaciones autocríticas, reconoce que aunque desde su llegada a la presidencia ha podido movilizar 1.000 millones de euros para la generación de empleo esta cantidad es completamente insuficiente para recortar drásticamente el insoportable nivel de paro que padece la comunidad, especialmente teniendo en cuenta los déficits de financiación que sufre Andalucía, que sólo serían aminorables si el Gobierno aceptara asumir su obligación de reformar el sistema de financiación autonómica, como establece el Estatuto de Autonomía y se contempla en el propio sistema en vigor. El objetivo de las entrevistas solicitadas por Susana Díaz es entregar y defender ante el Gobierno y la Comisión Europea un primer paquete de proyectos por valor de 13.000 millones para mejorar el capital físico, humano y tecnológico de Andalucía, concretados, entre otras realizaciones, en el corredor ferroviario de la Costa del Sol, la conexión de los ejes Central y Mediterráneo con Algeciras, los transportes y la eficiencia energética, entre otros proyectos. Es de destacar que la Comisión, decidida a matizar la política de austeridad y control del déficit, ha cifrado la inversión pública de su plan en sólo 21.000 millones, aunque su cálculo es que será capaz, con el complemento de la iniciativa privada, de alcanzar los 315.000 millones de inversión global. Estas cifras dan idea de lo ambicioso de la apuesta de la presidenta de la Junta, pero también de las enormes dificultades que va a encontrar para que sus proyectos se hagan realidad. En cualquier caso, Díaz puso en pie en el Foro Joly de ayer una línea estratégica novedosa, en plan marcadamente reivindicativo ante las instancias comunitarias y también ante el Gobierno de la nación. La situación de Andalucía lo explica y lo justifica. Veremos su viabilidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios