Paso firme

Ana Vives Casas

anvives@huelvainformacion.es

Todo será diferente

E RA cuestión de tiempo. Casi sin darnos cuenta, ayer nos íbamos preparando para lo que en el fondo muchos ya intuíamos: Huelva va a vivir una Semana Santa sin procesiones, sin aglomeraciones, sin pasos en la calle y sin ese olor tan característico que dejan las cofradías en la ciudad.

A (casi) nadie sorprendió la decisión de ayer, era la consecuencia lógica de la cuarentena en la que nos encontramos y de una larga lista de medidas a adoptar que le fueron precediendo en horas y días anteriores: suspensión de eventos masivos, supresión de clases, limitación de actos públicos, etcétera.

El desconcierto (e incluso la incredulidad) llegaba en estos días porque no hemos vivido una crisis como ésta. Nunca antes, una cuestión de salud pública había llegado a estos niveles. No tenemos un precedente al que mirar y el vacío de las calles nos impresiona. Tanto como todos los efectos que van llegando de esta parálisis que deja helada a una provincia como la nuestra, que depende tanto del turismo.

Encima, esta situación llega en plena campaña de reservas y preparativos, de planificación de negocios cuya existencia se limita a esta temporada y condiciona toda la economía de un ejercicio a cientos de familias, de autónomos y trabajadores que cada año miran al calendario para programar la vida dentro de sus hogares.

Ahora es momento de pensar en la seguridad, de demostrar nuestra responsabilidad, nuestra profesionalidad, generosidad o empatía, incluso.

Para muchos empresarios no ha sido fácil, pero no han dudado en echar el cierre por el bien general. Seamos responsables, cada uno en nuestra medida. Todos somos parte y podemos contribuir no sólo quedándonos en casa para evitar contagios, sino, por ejemplo, ayudando a no difundir bulos, a no hacer circular imágenes retocadas, mensajes manipulados o alarmas e histerias infundadas. A hablar por hablar...

Es momento de ello. Mañana ya haremos balances, ya volveremos a pensar que el turismo es un motor esencial de desarrollo, una locomotora para esta provincia que busca su sitio, pero que debe saber que no puede centralizar la economía de una provincia en un solo sector porque ante una crisis, el efecto puede ser devastador.

Este final de invierno y principio de primavera va a ser diferente. Ojalá superemos la crisis, salgamos airosos, saquemos enseñanzas. Ojalá nos abra el camino para mejorar y para disfrutar, dentro de un año, de una Semana Santa espectacular. A partir de ahora, todo será diferente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios