Arias breves

Un búho

La noticia de la aprobación del aborto tardío en Nueva York si se adjetiva de bestial, se está insultando a las bestias

Un paisano mío ha matado un búho. Para más desgracia ha sido un búho real. Es esta una especie protegida en grado máximo. Mi paisano se encontró con la Guardia Civil dos días después y aún llevaba el búho en el coche. Ni te cuento. Denuncia, juicio y condena. Tres mil euros, medio millón de pesetas, y prohibición de cazar y pescar durante tres años, mil días sin coger la escopeta. No conozco a este paisano e ignoro por completo las razones que lo llevaron a matar el búho. Como quiera que sea ha incumplido la ley y ha sido sancionado por ello. Hasta aquí todo normal y nada que objetar. Pero la noticia me resultó llamativa y traté de saber más. Indagué en la prensa local y todos los periódicos publicaban la noticia escuetamente porque no daba para más. Pero me deslicé hacia abajo, hacia la zona en la que aparecen los comentarios de los lectores, y me quedé cuajado. Todos los comentaristas gritaban e imprecaban contra mi paisano. A todos les parecía insuficiente la condena del juzgado, que suponemos ajustada a la ley, y demandaban cárcel para el reo. Por supuesto que todos instaban a que fuese inhabilitado de por vida para la caza. De igual forma había un par de endebles mentales, siervos de lo imbécilmente correcto, que aprovechaban para arremeter contra la caza y los cazadores. Dos ignorantes que no han visto un búho en su vida, ni saben si se escribe con b o con v. No soy cazador pero nací en una familia de cazadores y les digo que cuando no existía la palabra ecologismo, ya existían miles de personas sensibles a todos los detalles de la vida en la naturaleza que se batían por conservar, cuidar y mimar la vida animal y la flora del pueblo. Lo he vivido y lo confieso tal cual. Eran los cazadores.

Pero la noticia del búho da más de sí. Hace unos días el senado de la ciudad de Nueva York ha aprobado lo que allí se llama el late abortion. Es el aborto tardío, eufemismo para enmascarar el asesinato de niños en los vientres de sus madres hasta el día antes del parto. Se puede matar niños a lo largo y ancho de todo el embarazo. Hecho brutal, criminal hasta decir basta, que fue recogido con grandes aplausos y sonrisas de los presentes con el gobernador del Estado al frente. Y encima dice este pájaro que es católico. Sí, y yo soy de hare krishna. A esta noticia si se le adjetiva de bestial, se está insultando a la bestias. Los animales no hacen esto. Ahí queda. Ni una línea, ni una declaración, ni una palabra de rechazo. ¿Han oído ustedes algo al respecto de esta monstruosidad? Muy probablemente no. Sobre un búho muerto de un disparo, sí.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios