Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

La Historia se abre paso

El patrimonio histórico va encontrando su hueco en la ciudad pero también hay que promocionarlo

Huelva vuelve a reencontrarse con su historia y reconstruye nuevos capítulos de la protohistoria, más concretamente de la relación de la ciudad con su puerto, a través de los datos que arrojan los restos arqueológicos encontrados en el solar del antiguo edificio de Hacienda, muros de almacenes portuarios de época tartésica, que ayudan a redefinir la línea mareal que llegaba hasta lo que es hoy la Gran Vía, un hallazgo de gran importancia científica ya que constata la extensión del puerto en la urbe.

Los restos arqueológicos se incorporarán a la edificación, que una vez rehabilitada albergará la Delegación del Gobierno andaluz, allí se podrán ver en la parte del inmueble que se destinaba a archivo y los ciudadanos podrán recrear durante su visita cómo era el área comercial del antiguo puerto de Huelva. En el edificio del Banco de España se expondrán los restos encontrados de antiguas civilizaciones, que ocupan el patio y parte del sótano. Poco a poco la historia de Huelva va abriéndose paso en el urbanismo de la ciudad.

El primer paso en la incorporación de restos arqueológicos en el trazado urbano se dio en la plaza Ivonne Cazenave, un espacio público que transporta a la época romana, entre los siglos I y II después de Cristo. Allí se conserva un mausoleo circular, que debió ser la tumba de alguna persona de relevancia de la Onuba Imperial; un recinto imperial; un ramal o bifurcación del acueducto que abastecía a la ciudad de Onuba, y un monumento funerario, en conmemoración de un hecho histórico o de un personaje de renombre.

Se continuó con la integración de los restos de una edificación romana del siglo I después de Cristo en Sfera, aunque hace años que estos no se pueden ver por la opacidad del cristal que los cubre, un aspecto, el de la elección y mantenimiento de los elementos expositivos, que debería cuidarse para asegurar una exposición permanente del patrimonio histórico.

La incorporación más reciente es parte de la primitiva muralla de la ciudad, datada a finales del siglo III a. de C, que se puede contemplar en el supermercado El Jamón, ubicado en la plaza de San Pedro.

Pendiente de su exposición en la vía pública están los restos de un edificio romano del siglo I después de Cristo encontrados en la plaza de las Monjas. El patrimonio histórico va encontrando su hueco en la ciudad pero también hay que promocionarlo para conocimiento de onubenses y turistas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios