Análisis

NArciso rojas

Percute sin preguntar, Huelva

Hay momentos en los que las preguntas sobran. Un compañero que aguanta de pie un placaje, o uno que está en el suelo después de ser placado precisa de apoyos, y si te toca tienes que ir con todo. En el rugby las preguntas se hacen a posteriori, porque si te paras a ver si son galgos o podencos acabas pisoteado. No hay más. Es un trabajo de equipo y, aunque cada vez se vean más jugadores celebrando con excesos ser los que posan el balón tras la línea de ensayo, es el equipo entero el que se cobra los puntos a favor o en contra, y las victorias o derrotas, según toque.

Es extraño que una derrota torne en fracaso, pero hay veces en las que esto ocurre. Esas se ven venir, y suelen ser en circunstancias que sabes que no se van a volver a dar en años, o en oportunidades sin marcha atrás. Si en cualquier partido se pregunta después, en estos ni siquiera eso.

A veces el deporte es muy útil para hacer analogías con la vida. Es el caso de lo que se juega Huelva mañana 15 de marzo. Toca entrar con todo y sin preguntar.

No ha habido lucha en la historia de la humanidad en que un partido político, una persona u otro ente no haya intentado apropiarse. Esto es inevitable. La manifestación del viernes va a ser como un lance del juego en el que el oval lo lleva uno en las manos y todos vamos a ir a meterlo dentro del ingoal a empujones. Por lo general, en esas jugadas, el balón y su portador desaparecen de la vista del público. Son tantos los que forman el maul que se convierten en uno solo. Huelva y los onubenses no estamos en situación de preguntarnos si son galgos o podencos. El balón está en peligro y, o vamos todos a la vez, con agresividad y sin reservas, o nos vamos a arrepentir cuatro décadas más.

Si mañana la cosa sale como debiere los individuos, los partidos y todo lo que no sea una provincia entera enfurecida van a desaparecer de la vista de los que nos estarán mirando. Toca percutir. Nada más. No podemos perder este partido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios