Análisis

NArciso rojas

Madrid redentor

Las afrentas no deben quedar sin resolver. Este sábado, sin que haya pasado aun un año desde el desastre de Bruselas, la selección belga se planta en El Central de Madrid para jugar al rugby contra nuestros Leones. La historia del oval español tiene un lunar que no va a desaparecer -entre otras cosas porque a nosotros mismos no nos interesa-, y que debemos convertir en acicate para levantar un edificio que debe estar terminado en 2023.

Las derrotas y las infamias siempre han formado parte de la historia de cualquier grupo de personas. En el rugby español teníamos algunas, pero Bruselas se convirtió en nuestro Teutoburgo. Aprendimos que no hay rival pequeño y que el rugby no respeta unos valores per se, sino porque hay quienes se empeñan en ello, como también los hay que miran hacia otro lado si a cambio está la victoria. No se trata de ir a jugar a donde nos quisieron llevar aquel 18 de marzo, pero sí de saber que esos sitios existen y que en cualquier momento te puedes ver otra vez ahí.

El partido de este sábado es una cita importante para que aprendamos nosotros, y, sobre todo, para enseñarles a los belgas que la cicatriz no sólo no ha desaparecido, sino que nos ha hecho más fuertes.

Una victoria a secas no será suficiente. Hay que cumplir con la ley del rugby y tratar de ganarle al adversario por el mayor número de puntos de diferencia posible. Bélgica debe irse de Madrid recordando que cuando tiene enfrente a España ha sufrido, sufre y sufrirá. Que placar duele y más si te llevas todo el partido haciéndolo. Que los contactos son duros a este nivel en Europa y que Madrid no es Bruselas, es algo más serio.

Es trabajo de Santiago Santos y de los veteranos de Teutoburgo hacer entender a todo el equipo que este partido debe ser redentor para España, y que para que así sea Madrid tiene que ser una pesadilla para Bélgica.

Hasta el minuto 80, después habrá que enseñarles que en España sabemos mucho de placajes, mauls y rucks, y también sabemos mucho de hospitalidad y terceros tiempos. El sábado todos al Central.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios