Análisis

NArciso rojas

Huérfanos de tierra

En el césped del parque del polígono industrial la Raya. Sí, ahí es donde están entrenando los chicos de la cantera del Club de Rugby Tartessos (no escribo "de Huelva" porque, al parecer, a la provincia no le importa mucho estar representada por el club en el rugby andaluz). El Tartessos, bajo mi punto de vista, se siente huérfano de aquello que debe ser parte fundamental de un club deportivo: ser representantes de una ciudad o provincia.

Las ya de por sí insuficientes instalaciones que usa la cantera para entrenar en el Polideportivo de Corrales están de mantenimiento, y los chicos de entre 9 y 15 años se han visto obligados al destierro hacia el duro césped con agujeros de un polígono industrial.

No es que sea difícil que el rugby crezca en Huelva, es que es imposible. Imagine que usted decide que su hijo pruebe con este noble deporte y le dicen que tiene que ir a entrenar allí. Lo más lógico es que se lo piense dos veces. Sólo tienen que ver un partido para entender lo que el rugby es capaz de enseñarle a nuestros cachorros, y lo positivo que sería tener en el futuro un gran número de onubenses que hayan pasado por este aprendizaje. Autocontrol, capacidad de sacrificio y trabajo en equipo son características que viene bien repartir entre la población de una ciudad. Son pocos y sólo piden una hora y media de entrenamiento a la semana en un campo en condiciones (con la mitad del césped del Iberoamericano darían un salto de calidad tremendo) pero parece que es imposible. Cuando no es por problemas de mantenimiento es que no hay horas para ellos -a pesar de llevar años tras de ese hueco-. La directiva del club desfallece; busca mil opciones para que el rugby siga vivo; y mientras, en estas condiciones, los sub16 dejan el parque para ir a Sevilla a vencer a sus compañeros del Ciencias, con instalaciones casi exclusivas. Pero ojo, no es una victoria de Huelva, esta victoria es sólo de ellos. Que nadie se la apropie. Siguen estando huérfanos de tierra. Señores políticos, busquen una solución. Sólo son chicos que quieren sentirse parte de Huelva, nada más. Y nada menos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios