Análisis

NArciso rojas

Cabeza de playa

El rugby en Huelva ha sido una carrera de relevos sincopada, con bastantes caídas del testigo, fases de parada cardiorrespiratoria y acelerones sin ton ni son. Desde 1906 con aquellos primeros encuentros de este código en el Velódromo, el mundo oval onubense ha pasado décadas de no encontrarse a sí mismo. Hasta los años 80 del siglo pasado no hubo clubes "afianzados", y aparecieron el Atalaya, el Laboro, el Rugby Huelva, con jugadores como Pascual, Kiki, Gallardo, García-Palacios, Tejada, Pulgarín, Santamaría, Pedrote. Los magníficos inicios de una historia que siguió fallando a la hora de la entrega de poderes a las nuevas generaciones, y es que tras una década de competición, estos pioneros acabaron desapareciendo del mapa del rugby andaluz. El Universidad de Huelva no fue una excepción a la hora de planificar el futuro. Suyos fueron los años 90, y de aquel empeño surgió el actual Club de Rugby Tartessos. El fallo era congénito y se encontraba en el origen y objetivos de los propios clubes: gente joven que deseaba practicar su pasión en su ciudad. Bastante tenían con procurarse unos cuantos partidos al año, con saciar una sed personal.

Ahora el Tartessos ha conseguido fijar una cabeza de playa por la que el rugby por fin puede que desembarque para hacer cosas más importantes en Huelva. Ese puesto avanzado se ha conseguido gracias a un trabajo coordinado entre todos los que forman el Tartessos. Una directiva implicada en resolver el desajuste; un cuerpo técnico cada vez mejor formado que le echa horas al proyecto del Lince; unos jugadores sénior liderados por gente como Lala, Sayago, Pallarés, Félix, Pablo o Daniel Vázquez, que aguantan el testigo y participan en la formación de las siguientes generaciones, manteniendo al primer equipo del club en las competiciones federadas con una buena carga de sacrificio. Y es que por detrás llega la caballería; unos jóvenes que ya saben de qué va esto y van a dar que hablar.

El Tartessos ya tiene como objetivo el propio juego, el desajuste empieza a resolverse. Huelva está en el mapa del rugby.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios