Oferta de empleo Mercadona busca candidatos para 28 puestos de trabajo en la provincia de Huelva

Análisis

Roberto Scholtes

El BCE comienza a drenar el exceso de liquidez

El BCE decidió en su última reunión iniciar la compleja tarea de retirar parte de la inmensa liquidez que inyectó en las sucesivas crisis. La magnitud del reto es mareante, tras haber cuadriplicado su balance desde 2014 hasta los 8,8 billones de euros (dos terceras partes del PIB anual de la Eurozona), de los que casi 5 billones corresponden a bonos gubernamentales y corporativos y 2,1 billones son préstamos a la banca en esa "barra libre" llamada TLTRO. Esto ha resultado ser mucho más de lo que requerían la economía real y el sistema financiero, por lo que cada noche los bancos depositan 4,6 billones de euros en su banco central. Ahora tiene que drenar este enorme exceso de liquidez para que no se convierta en otra fuerza inflacionista ni distorsione la transmisión de su política monetaria, pero de forma gradual y predecible para no agravar el bache económico ni las tensiones en los circuitos de financiación.

Después de ajustar las condiciones del TLTRO, el 15 de diciembre anunciará una reinversión parcial de los 3,2 billones en bonos del programa APP, quizás reduciendo el dinero en circulación en alrededor de medio billón al año. Después tendrá que gestionar la devolución por la banca de esos préstamos en 2023 y 2024 sin provocar una súbita falta de liquidez en el sistema financiero.

Estas medidas presionarán al alza los tipos monetarios, contenidos hasta ahora por el exceso de liquidez y la falta de colateral de máxima calidad. También podría elevar las primas de riesgo soberanas, aunque cuenta con flexibilidad en la reinversión de esos 5 billones para que el impacto sea reducido, y menor del que temen los mercados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios