TOROS

Chamaco ultima su preparación en el campo ante su vuelta a los ruedos en Arles

  • Este pasado fin de semana comparte tentadero en la finca de Albarreal junto a David de Miranda

Contreras, Carvajal, Tono Chamaco, Miranda y Buendía antes de la tienta en Zufre. Contreras, Carvajal, Tono Chamaco, Miranda y Buendía antes de la tienta en Zufre.

Contreras, Carvajal, Tono Chamaco, Miranda y Buendía antes de la tienta en Zufre. / Gilberto (Huelva)

El matador de toros Antonio Borrero Chamaco anda quemando etapas en ese calendario que inexorablemente le acerca a la fecha de su anunciado retorno a los ruedos en la plaza de toros de Arles. Retorno por una fecha, la que señala el domingo 21 de abril, a la espera de reencontrarse con el toro.

Y en ese quemar etapas está el campo bravo frente a las vacas que sirven para ajustar modos y maneras; para volver a intuir el toreo que uno sabe que lleva dentro pero que solo es capaz de sacar a flote un animal exigente como el de lidia.

Mañana primaveral en la finca Juan Esteban propiedad de la familia García Palacios. La tierra de los toros de Albarreal en tierras de Zufre, metida ya la carretera camino de Sevilla. Y allí estuvo Tono Chamaco junto a ese hombre de confianza que es su banderillero Jesús Carvajal, aparejando el ánimo ante esa mañana de tentadero compartida junto a David de Miranda, otro torero que anda en capilla frente a ese compromiso de mayo en Madrid.

Gentes del toro charlando bajo la sombra de una encina de la importancia de ambas citas. Las huestes de Miranda con Jorge, su apoderado, y Manolo Contreras junto a Alfredo Buendía, el mozo de espadas del triguereño.

Chamaco en el fragor de la lidia frente a las becerras muestra que su puesta a punto física es ya casi una realidad completa. No hay facilidades en la lidia, el lote pone a prueba los recursos de este Tono que tiene pendiente un reto muy importante en lo personal y en lo profesional. Pero anda con soltura con los engaños y donde tiene que haber poder, el de Huelva se emplea con pericia para domeñar a la vaca. Gestos que después serán el bagaje para afrontar frente a esos dos jandillas el reto en tierras francesas. Anda muy ilusionado Tono con el compromiso francés.

En el burladero se pulen las opiniones con los profesionales y se disfruta el toreo del compañero, al que le ha tocado en suerte una vaca con buenas maneras. Miranda dejando constancia de que también es su momento dulce.

El retorno a la tertulia inicial mientras se cambian de ropa los toreros deja poso en la belleza de la jornada de campo que el ganadero ha querido dedicar a juzgar el juego de cuatro vacas y ayudar en la preparación de dos matadores de toros de la tierra.Chamaco inspira confianza en su oficio mientras comenta que por Arles  andan entusiasmados con la reaparición de quien fue santo y seña torera de aquellas tierras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios