Mundo

La lucha por convocar testigos centra la nueva fase del 'impeachment'

  • La oposición demócrata advierte de que el proceso que se sigue contra Trump quedaría deslegitimado si no se permiten nuevos testimonios.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, responde a la prensa en el Capitolio. El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, responde a la prensa en el Capitolio.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, responde a la prensa en el Capitolio. / Shawn Thew (Efe)

La convocatoria de testigos al juicio político al que es sometido el presidente de EEUU, Donald Trump, centró el miércoles su proceso de destitución, con reiteradas advertencias de los demócratas de que no permitir nuevos testimonios deslegitimaría el procedimiento, y el rechazo de los defensores del gobernante, que insisten en que lo que está en juego es la seguridad nacional.

La nueva fase abierta el miércoles en el impeachment, como se conoce el proceso, consiste en la formulación de preguntas por parte de los senadores, a través del presidente Tribunal Supremo John Roberts, que actúa como jefe de la Cámara, a los fiscales de la acusación demócrata y al equipo legal de Trump.

Y como era de esperarse, muchas de las preguntas incluyen ya una carga de intención o suponen toda una declaración política a favor de la absolución del gobernante, en el caso de los republicanos, o justificar la convocatoria de testigos y poner en entredicho la actuación de Trump, en el de los demócratas.

Éste es el caso de la senadora y ex aspirante presidencial demócrata Kamala Harris, que en su pregunta recordó que el ex presidente Richard Nixon, que renunció en 1974 acosado por la sombra de un juicio político, decía que "si un presidente hace cualquier cosa, eso significa que no es ilegal".

"Antes de ser elegido, Trump decía que cuando eres una estrella te dejan hacerlo y puedes hacer lo que quieras, y después de ser elegido, dijo que el artículo 2 de la Constitución le daba el derecho a hacer lo que quisiera como presidente", agregó Harris, igualando a los dos gobernantes como personas "que se creen que el presidente está por encima de la ley" cuando se trata de ganar la reelección.

La alusión a las elecciones se produjo porque poco antes, en respuesta a otra pregunta, el destacado abogado constitucionalista Alan Dershowitz justificó las acciones que llevaron a Trump a ser sometido al juicio político si su fin es la reelección y considera que ésta es de interés público.

Los demócratas iniciaron las investigaciones contra el mandatario al denunciarse que en una llamada telefónica Trump pidió a su homólogo de Ucrania, Volodimir Zelenski, que abriera una investigación por corrupción contra el ex vicepresidente Joe Biden, favorito para convertirse en su rival demócrata en las eleccione, y su hijo Hunter, que trabajó para la compañía de gas ucraniana Burisma.

"Todo funcionario público que conozco cree que su elección es de interés público. Y tiene razón: su elección es de interés público. Y si un presidente hizo algo que cree que lo ayudaría a ser reelegido, en interés del público, eso no puede ser un tipo de quid pro quo que resulte en juicio político", dijo Dershowitz justificando las presiones de Trump a Ucrania para conseguir la investigación a los Biden.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios