Motociclismo

Los hermanos Márquez hacen historia en otro año de éxito español

  • 2014 ha estado lleno de éxitos patrios para el motociclismo. Por tercera vez en los últimos cinco años los campeones mundiales de todas las categorías son pilotos españoles.

Comentarios 1

Los hermanos Márquez, Marc y Alex, hicieron historia en la temporada 2014 al adjudicarse el título mundial en cada una de sus categorías del mundial de motociclismo y con ello refrendaron un año plagado de éxitos españoles en este deporte. Por tercera vez en los últimos cinco años los campeones mundiales de todas las categorías del mundial de velocidad fueron españoles, aunque no fueron los únicos pues tanto Marc Coma como Laia Sanz continuaron haciendo historia en su especialidad, el Rally Dakar, como también Toni Bou en el trial. Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), Esteve Rabat (Kalex) y Alex Márquez (Estrella Galicia 0,0 Honda) se adjudicaron el título en sus respectivas categorías del campeonato del mundo, algo que ya había sucedido tanto en 2010 como en 2012 y que no hizo más que refrendar la superioridad del motociclismo español en el ámbito mundial. 

Marc Márquez sumó una secuencia ininterrumpida de victorias en MotoGP al encadenar diez triunfos consecutivos, una racha que rompió en la República Checa su propio compañero en el equipo Repsol Dani Pedrosa, pero con la que demostró que su primer título mundial de MotoGP no fue fruto de la casualidad. La superioridad de Márquez, aún así, resultó incontestable y el mayor de los hermanos de la "Saga de Cervera" encadenó nada menos que trece victorias de dieciocho posibles durante la temporada. Los rivales del piloto de Repsol Honda fueron los mismos de las últimas campañas, Dani Pedrosa, y los pilotos de Yamaha Jorge Lorenzo, vencedor en Aragón y Japón, y el italiano Valentino Rossi, quien a la postre fue el que más sorprendió con su excelente rendimiento prácticamente todo el año, en el que logró dos victorias (Italia y Australia) y once podios durante toda la temporada. Rossi, a sus 35 años, rindió a un altísimo nivel en todo momento frente a un inalcanzable Marc Márquez, mientras que Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, de los que quizás se esperaba más a lo largo del campeonato, por uno u otro motivo no estuvieron demasiado acertados. El dominio español en la categoría fue casi absoluto ya que al trío de cabeza se unieron los hermanos Espargaró, Pol y Aleix, que acabaron en la sexta y séptima posición, respectivamente, con muy buenos resultados a lo largo de todo el año. 

Rabat protagonizó el triunfo de la perseverancia y la regularidad para conseguir su primer título de Moto2 en un año en el que su principal rival acabó siendo su propio compañero de equipo, el finlandés Mika Kallio (Kalex), aunque el debutante Maverick Viñales (Kalex) se convirtió en el mejor entre los pilotos de primer año en la categoría y con ello logró que Suzuki se fijase en él para su proyecto de regreso a MotoGP en 2015. El campeón del mundo sumó nada menos que siete victorias durante el año, además de siete podios y convertirse en el único piloto de la categoría que sumó puntos en todas las carreras de la temporada, lo que a la postre le dio el triunfo final. Como Viñales, Luis Salom (Kalex) debía ser otro de los destacados de la categoría, junto a Nicolás Terol y Jordi Torres, pero la falta de confianza en el caso del primero y los problemas técnicos de los segundos, les alejaron en gran medida del rendimiento que de ellos se esperaba a lo largo del año. 

Mucho más complicado resultó el primer título del pequeño de los Márquez, quien tuvo que esperar hasta la última carrera de la temporada para consumar una remontada que dejó al australiano Jack Miller (KTM), compuesto y sin título después de ser el dominador inicial de Moto3. Con su primer victoria en Cataluña Alex Márquez comenzó a cimentar su remontada camino del primer título mundial de Moto3, con una trayectoria en la segunda parte de la temporada casi perfecta que su rival australiano no pudo frenar por mucho que lo intentó y que tuvo también como protagonistas destacados a su propio compañero en el equipo Estrella Galicia 0,0 Alex Rins, o a Efrén Vázquez, quien de quedarse sin moto en la última parte de la temporada para 2015, se acabó ganando su continuidad. 

Toni Bou no defraudó en su especialidad, el trial, en la que sumó los dos títulos posibles, tanto en pista cubierta como al aire libre con una superioridad sólo al alcance de los grandes campeones. Al mismo nivel que Bou rayaron tanto Marc Coma como Laia Sanz, que se erigieron nuevamente en los pilotos más completos de la carrera más dura del planeta, el Rally Dakar, que ganaron ambos en 2014 por cuarta vez en su carrera deportiva en sus respectivas categorías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios