por la visibilidad del colectivo

Las personas sin hogar ascienden a 250 en Huelva

  • Cáritas registra en la ciudad un descenso del 17% de individuos sin techo respecto al año anterior

  • El perfil medio es el de un hombre de entre 45 y 55 años

La comitiva por la calle Concepción con la pancarta y los carteles. La comitiva por la calle Concepción con la pancarta y los carteles.

La comitiva por la calle Concepción con la pancarta y los carteles.

Las personas sin techo ascienden a 250 en la capital onubense, lo que supone un descenso del 17% respecto a 2015, según datos de Cáritas Diocesana. Hombre, con edades comprendidas entre 45 y 55 años, es el perfil medio. En cuanto a la procedencia, hay de treinta y cinco nacionalidades.

Puertas Abiertas de Cáritas, que funciona como un centro de día para transeúntes, atiende una media anual de 800 personas. Abre de lunes a viernes en horario de mañana, de nueve y media a doce y media, y de tarde, de cuatro y media a siete y media. En las instalaciones dan desayunos y los usuarios pueden usar las taquillas y disfrutar de los servicios de lavandería, ducha y peluquería, wifi, prensa y ordenadores.

El director de Puertas Abiertas, Josema Gómez, comentó que "hay una población fija" que acude con asiduidad al centro, concretamente la mitad de los usuarios, mientras que la otra mitad son temporeros y van antes y después de las campañas.

Gómez señaló que con la crisis económica se ha registrado un aumento del número de españoles entre los usuarios, prácticamente es la mitad de los que se atienden en Puertas Abiertas, y se ha detectado un incremento de personas jóvenes, de entre dieciocho y veinte años, y de hombres, de entre treinta y cinco y cuarenta años, que se han quedado sin empleo. También ha ascendido el número de mujeres, pasando del 5% al 15%, y el de personas con algún tipo de enfermedad mental.

Con motivo del Día de las Personas sin Hogar, que se celebra el 27 de noviembre bajo el lema Por dignidad, nadie sin hogar, Cáritas Diocesana de Huelva realizó ayer por la mañana un flashmob en la Plaza de las Monjas con el objetivo de hacer visible la realidad de los sin techo, un colectivo que vive en la calle, en chabolas o en infraviviendas insalubres. En la iniciativa participaron alumnos de los colegios Maristas, Manuel Siurot, Cardenal Spínola y Tierra Llana.

A las doce de la mañana comenzaron a concentrarse en el espacio público. Al llegar los escolares los organizadores les repartieron caretas blancas -realizadas por usuarios del Centro Puertas Abiertas en el Taller Artesano-, con las que se cubrieron los rostros para simbolizar la invisibilidad de los sin techo, algunos de los cuales intervinieron en esta acción de sensibilización. La comitiva partió de la Plaza de las Monjas, y se dirigió a la calle Palacio y Concepción para posteriormente regresar al punto de partida, donde se leyó un manifiesto.

A lo largo del recorrido, los participantes realizaron pitadas con silbatos para llamar la atención de los transeúntes y corearon repetidamente la frase Hazme visible, nadie sin hogar, que forma parte del lema del Día de las Personas sin Hogar.

Un usuario de Puertas Abiertas y escolares fueron los encargados de leer el manifiesto, en el que el colectivo de los sin techo aboga por un "compromiso del conjunto de las administraciones para desarrollar políticas públicas que pongan a las personas en el centro y que apuesten por la protección y garantía de acceso a los derechos básicos". Apuestan por "una sociedad del bien común a través del Estado de bienestar".

Según se recoge en el documento, "una vez que empiezas a perder derechos, empiezas a ser invisible a los ojos de los demás y tu dignidad se va perdiendo cada vez más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios