Urbanismo

El acuerdo con los minoristas marcará el inicio de las obras del mercado de San Sebastián de Huelva

  • La reforma del edificio se volverá a sacar a licitación cuando haya un consenso sobre la ubicación temporal de los puestos

Mercado de San Sebastián de Huelva Mercado de San Sebastián de Huelva

Mercado de San Sebastián de Huelva / Alberto Domínguez (Huelva)

Las obras de reforma del edificio del Mercado de San Sebastián no se volverán a sacar a licitación hasta que haya un acuerdo con los minoristas sobre la ubicación temporal de sus respectivos puestos. Los comerciantes quieren que se lleve a cabo la actuación de mejora en las instalaciones municipales pero piden que ésta no afecte a sus negocios, por lo que solicitan que se les habilite una carpa cerca de la plaza de abastos, de manera que puedan seguir desarrollando su actividad comercial.

Desde el Ayuntamiento de Huelva indican que, una vez que haya consenso sobre el traslado de los puestos, las obras se sacarán a licitación por la vía de urgencia, tal y como apuntó el alcalde, Gabriel Cruz. Señalan desde el Consistorio que actualmente están en proceso de negociación, recogiendo las propuestas que le trasladan los minoristas, valorándolas y estudiándolas.

El objetivo es tener acordada la ubicación del mercado provisional antes de adjudicar las obras para que se pueda compaginar la reforma de la edificación con la continuidad de la actividad mercantil, así como para evitar que haya algún contratiempo y la actuación se pueda acometer en el plazo previsto, doce meses.

Las obras de rehabilitación del Mercado de San Sebastián se adjudicaron en junio de 2018 a la empresa Joca Ingenierías y Construcciones S.A. por 857.000 euros. A los comerciantes se les notificó que el 14 de julio deberían abandonar la plaza de abastos y no contaban con ninguna propuesta de reubicación viable.

Las opciones ofrecidas por el Ayuntamiento eran que el coste de la carpa, 300.000 euros por año, la asumieran los minoristas, o que acondicionaran un local y que una vez reabierto el mercado el dinero invertido se lo descontarían de las cuotas.

Ante esta situación los comerciantes iniciaron movilizaciones. No se llegó a un acuerdo con los minoristas, el inicio de las obras se demoró y la empresa adjudicataria decidió, de mutuo acuerdo con el Ayuntamiento, rescindir el contrato.

El proyecto de remodelación de la edificación contempla la concentración de los puestos en la planta baja: siete de carne, siete de fruta y verdura, diez de pescado, una churrería, una charcutería, un puesto de aceitunas, otro de alimentos elaborados, congelados, un puesto de huevos, licores y refino, un puesto de comestibles y otro de pan. Además, se incluye un bar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios