15-M | FOE

Una llamada para “garantizar el futuro”

  • José Luis García-Palacios repasa las razones para que Huelva se eche mañana a la calle

El presidente de la FOE, José Luis García-Palacios Álvarez, posa para una entrevista. El presidente de la FOE, José Luis García-Palacios Álvarez, posa para una entrevista.

El presidente de la FOE, José Luis García-Palacios Álvarez, posa para una entrevista. / Alberto Domínguez

Escribía ayer José Luis García-Palacios en este periódico que lo de la manifestación de este viernes es cuestión de orgullo y de oportunidad. “Una oportunidad de sentirnos orgullosos”, dice; la ocasión de “marcar un punto de inflexión en nuestra historia contemporánea”. Porque no se trata de que “nos den lo que nos corresponde, sino de garantizar el futuro de esta provincia, de nuestros hijos y de las generaciones venideras”.

Al presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE) se le debe en gran medida la movilización organizada para mañana. Fue él quien hizo un llamamiento en enero para que se cumpliera cuanto antes el compromiso institucional de convocar una marcha en la calle. Y fue su organización, mucho antes, a primeros de 2018, la que tomó las riendas de la reivindicación histórica de las infraestructuras, elaborando un listado básico de demandas, imprescindibles, que marca ahora el grueso del manifiesto con que se justifica el 15-M.

Ya no caben debates sobre la idoneidad de las inversiones demandadas, objeto de un profundo análisis desde la organización empresarial y desde los sindicatos mayoritarios, compañeros de viaje desde el comienzo. “Todas las infraestructuras están más que razonadas y sostenidas, también, con informes del impacto económico que cada una de ellas supondría”, destaca García-Palacios unas horas antes de la gran cita. “Y esos estudios están hechos por una institución como el Consejo Económico y Social de la provincia de Huelva, suficientemente solvente y sin ningún tipo de color, más que la objetividad al beneficio de la sociedad onubense”.

Una de las obras demandadas, “una de las más importantes para la provincia”, es el túnel de San Silvestre, “que corresponde a la Junta de Andalucía”, y que vienen reclamando “desde hace años”. “Ahora tiene el Gobierno andaluz una posibilidad de ayudar a Huelva en ese sentido, que dé ese paso que años atrás se nos ha negado”.

Habla el dirigente empresarial por las palabras del presidente andaluz, Juanma Moreno, quien expresó el lunes en Huelva su apoyo a las reivindicaciones onubenses y su compromiso para atenderlas. Una postura “muy coherente”, “realmente lo que se espera de un dirigente político”.

“Ahora tiene la posibilidad de, si quiere llevar Andalucía al lugar al que ha dicho que quiere llevarla, apoyar cualquier manifestación social y cívica cuyo objetivo sea mejorar la provincia en base a captar mayores inversiones públicas”.

Se refiere también al ofrecimiento de la Junta, días atrás, de estudiar las opciones de conexión viaria entre Huelva y Cádiz, descartada en principio entre el listado de prioridades fijado por los agentes sociales, a pesar de ser una reivindicación histórica de los empresarios de ambas provincias. “Lo ha sacado a la palestra y estamos encantados. Y en Cádiz ha entusiasmado la idea, que es maravillosa, no sólo para Cádiz y Huelva, que por fin estaríamos conectados, sino para la zona sur de la provincia de Sevilla también”.

La mitad de un cordobés

No olvida tampoco al Gobierno central, “que tiene mucho que decir”, aunque todo queda en suspenso hasta lo que ocurra el 28 de abril, con las elecciones generales. Dice el presidente de la FOE que le “alivia” esta convocatoria electoral por cuanto echó por tierra los Presupuestos Generales del Estado presentados por el Gobierno de Pedro Sánchez, “que sometían a un déficit de trato a la provincia de Huelva que era inasumible e intolerable”. “No podemos pensar que un onubense valga, para quien redactara esos PGE, casi la mitad de un cordobés o la quinta parte de un almeriense, en cuestión de inversión, con el potencial que tiene esta provincia. No tiene sentido ni justificación, con la cantidad de carencias que tenemos”.

Detrás de las demandas onubenses, recuerda José Luis García-Palacios, hay un potencial beneficio que no se queda sólo en Huelva, y que entra en un razonamiento que trasciende el localismo de la petición inicial: “La provincia de Huelva aporta proporcionalmente una parte muy importante del PIB nacional pero es que podemos aportar muchísimo más”.

“Tenemos una minería absolutamente modélica, líder a nivel mundial. Tenemos una posible expansión en agricultura de primor que sería fabulosa, partiendo de que en 15 municipios somos líderes mundiales. Tenemos una costa maravillosa para el desarrollo de un turismo sostenible, de baja densidad y de difícil equiparación. Y tenemos un puerto de Huelva con una potencialidad basada en una industria totalmente respetuosa con el medio, que debemos potenciar también, porque hay que incrementar el PIB industrial en nuestra economía para no estar por debajo del 50% que tienen las sociedades desarrolladas en Europa”, explica.

García-Palacios está convencido de la validez de principios económicos básicos que apuntan a la inversión pública como generadora de mayores inversiones privadas. Y la proliferación de gestoras inversoras, asegura, incide en la “reactivación en sectores que podrían estar languideciendo con la crisis económica o con crisis sectoriales”. “Eso te pone en el mapa y, además, empieza a alimentar las ideas inversoras de otros gobiernos, que ven cómo puede ser tremendamente interesante un territorio como éste, con esta situación geográfica, a las puertas del océano Atlántico, a las puertas de Europa y del mundo, junto al Mediterráneo”.

El dirigente empresarial onubense evita, en cualquier caso, caer en la trampa de las voces disonantes previas a la manifestación de mañana en algunos foros, en una “clarísima muestra de que se ha desviado la atención del motivo y el origen de la manifestación en un intento de politización”. Tampoco elude lanzar mensajes a la clase dirigente en la provincia, para que sean consecuentes, para que tengan esa “altura de miras” que les reclama particularmente a ellos, como también al resto de agentes sociales y a toda la sociedad civil provincial.

“Los políticos tienen que saber perfectamente cuál es el papel que deben jugar, y ese papel es el de la representatividad en aquellas peticiones o necesidades que tenga la sociedad a la que representan”. Apunta García-Palacios que “en estos momentos hay que ser humildes y ponerse detrás de la sociedad civil; lo que no puedes es ponerte entre los radios de una rueda porque lo que harías es entorpecer la marcha”. “Hacer un uso electoralista o partidista de una necesidad, si no traspasa lo indigno, lo roza al menos”.

Considera que se ha llegado a este punto extremo de movilización callejera como consecuencia de “una representatividad que, desde luego, no ha sido ni eficaz ni eficiente”. El tirón de orejas continúa para todos: “Si nuestros representantes políticos hubieran insistido y se hubieran preocupado más por la sociedad que representan, probablemente tendríamos una situación distinta”. “Tampoco es bueno darse ahora golpes en el pecho –añade– porque alguien te puede decir que has sido partícipe. Hay que ser humildes”.

No oculta en la víspera, José Luis García-Palacios, su temor a que “no haya una conciencia generalizada y que amaguemos y fallemos el tiro”. No piensa que no se vayan a alcanzar los objetivos propuestos, pero sí contempla que cualquier revés puede “redundar muy negativamente en la credibilidad de las necesidades de esta provincia”. “Nos jugamos mucho y no podemos fallar”.

Aunque en esta carrera de fondo, que alcanza una etapa clave este viernes, advierte que “desde la FOE, y seguramente podría decir igual de alguna voz sindical más con la que hemos ido juntos en esto, jamás vamos a bajar el tono ni nuestra disposición a pelear por lo que a Huelva justamente le corresponde”.

El guante está echado a todos los onubenses. Y a todos les corresponde hacer fuerza mañana en este pulso con la Administración, en Madrid y en Sevilla, para que se oiga de nuevo la voz de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios