Jacinto Mata, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Jacinto Mata: “En los próximos años harán falta más ingenieros que los que ahora se sacan el título”

  • Culmina este año su segundo mandato como director del centro de la UHU que ha experimentado las transformaciones más relevantes de estos últimos años

Jacinto Mata ante la entrada principal de la ETSI en El Carmen. Jacinto Mata ante la entrada principal de la ETSI en El Carmen.

Jacinto Mata ante la entrada principal de la ETSI en El Carmen. / Correa (Huelva)

–La ETSI ha cumplido 50 años. Supongo que es un motivo de satisfacción.

–De satisfacción y, sobre todo, de orgullo. Todos los que hemos participado y participamos, de alguna manera, en este proyecto, tenemos que sentirnos satisfechos de formar parte de su historia. Son 50 años de enseñanzas técnicas, en los que se han formado decenas de miles de ingenieros y que, gracias a la formación recibida, han podido desarrollar su profesión con total desenvoltura. Y 50 años en los que un gran número de profesores han dejado lo mejor de sí mismos para transmitir sus conocimientos y hacer que la Escuela sea un centro universitario de referencia. Y, cómo no, los trabajadores que, durante todos estos años, han realizado las labores de administración, servicios, mantenimiento, etcétera.

–Se llegó al 50º aniversario con el traslado al Carmen cumplido.

–El proyecto del traslado de la ETSI al Campus del Carmen comenzó hace ya muchos años y nunca se pensó que el 50º aniversario fuese el horizonte para culminarlo. No obstante, es cierto que, después de demasiadas vicisitudes, el traslado de la Escuela ha coincidido, en el tiempo, con esta celebración tan significativa. En adelante, ambos hitos quedarán unidos y se recordarán juntos.

–¿Están las instalaciones ya bien dotadas? ¿Falta aún algo?

–Nos encontramos en las últimas fases de dotación de mobiliario y equipamiento de los laboratorios, así como del equipamiento audiovisual de las zonas comunes: salón de grados, sala de juntas, salas de reuniones, seminarios... Hay que tener en cuenta que vamos a dotar más de 75 laboratorios con un mobiliario y unos equipos muy especializados, que permitirán a nuestros estudiantes recibir unas enseñanzas prácticas de mayor calidad y adaptadas a la realidad industrial actual. El traslado ha supuesto, además, una renovación de los laboratorios docentes que, insisto, va a redundar en la formación de nuestros futuros estudiantes. Los despachos del profesorado y de los administrativos de departamento, la sala de estudios, la secretaría, la conserjería y el resto de estancias ya están completamente operativos por lo que podemos afirmar que, en el curso 2020-21, la Escuela estará funcionando a pleno rendimiento en el Carmen.

–¿Fue fácil la adaptación al Campus del Carmen?

–Totalmente. El cambio de campus nos ha traído muchísimas ventajas. Además de gozar de nuevas instalaciones, estamos integrados con el resto de las titulaciones y tenemos los servicios de la UHU mucho más accesibles. Además, ahora la Escuela está más cohesionada puesto que, aunque una pequeña parte del profesorado ha tenido que instalarse en la Facultad de Ciencias Experimentales, compartimos un mismo edificio. Por otro lado, considero que el traslado de la ETSI también ha sido muy beneficioso para la UHU ya que están surgiendo nuevas sinergias entre nuestras disciplinas y las existentes en el Campus del Carmen.

–¿Está satisfecho con la evolución de la ETSI?

–Yo inicié mis estudios universitarios en la ETSI en el curso 87-88, y en el año 1995 comencé mi carrera como docente. Quiero decir con esto que, como profesor, he vivido la evolución de la Escuela en sus últimos 24 años y que recibí mi formación universitaria en este centro hace ya más de 30 años. Además, he formado parte de su equipo de dirección durante los últimos 16 años. Cuando se trabaja día a día y año tras año, se tiene la sensación de que las cosas no cambian demasiado. Sin embargo, si se echa la vista atrás y se hace el ejercicio de repasar, concienzudamente, cómo ha evolucionado esta Escuela en los últimos años, reconozco que estoy muy satisfecho de su avance y de su progreso.

–¿Qué destacaría de esta última década?

–No es fácil sintetizar, en unas líneas, todas las mejoras y todos los progresos que, en mi opinión, ha logrado nuestra Escuela. En el ámbito de los estudios, la implantación de los grados y másteres que sustituyeron a las ingenierías técnicas e ingenierías que ya se impartían en la ETSI, así como la renovación de su acreditación nacional. También la ampliación del mapa de titulaciones con la incorporación de dos dobles grados, el Máster en Ingeniería de Montes y el Máster en Ingeniería de Minas, pionero en Andalucía. La Escuela ofrece, en la actualidad, 9 títulos de grado (con dos dobles grados) y 5 títulos de máster.

Es de destacar el nivel de excelencia que han alcanzado algunos grupos de investigación de la ETSI, llegando a ser referentes nacionales e internacionales. Y en otros ámbitos, son también numerosos los logros destacables. Por ejemplo, en internacionalización, con una amplia oferta de asignaturas en inglés y una destacada movilidad de estudiantes; en la modernización de los procedimientos para estudiantes y profesorado, desarrollando e implementando aplicaciones informáticas que han mejorado sustancialmente la gestión académica.

–¿Qué perfil haría del alumno de la ETSI?

–Estudiar ingeniería no es una decisión fácil. Los alumnos de la ETSI son estudiantes vocacionales, con un enorme interés por las tecnologías que se desarrollan y aplican en los diferentes ámbitos de la ingeniería, y que aprovechan todos los recursos que ponemos a su disposición para mejorar su formación. Como ejemplo de la vocación de nuestros estudiantes, siempre me gusta destacar los cursos de nivelación que ofertamos desde hace ya más de 10 años. Para mí, es admirable que un altísimo porcentaje de estudiantes, chicos y chicas de 18 años, decidan sacrificar, de forma voluntaria, dos semanas de sus vacaciones para recibir una formación adicional para afrontar el primer curso con mayores garantías.

–¿Cuál suele ser la media de años en realizar el grado?

–Las estadísticas y los números que aparecen en los diferentes estudios que se realizan sobre la duración de los estudios universitarios hay que analizarlos con perspectiva. Si bien la duración de los estudios en las titulaciones de ingeniería en las universidades españolas es, en general, algo superior que en el resto de las disciplinas, la principal razón es que nuestros estudiantes se insertan en el mundo laboral incluso antes de terminar sus estudios. En ese momento deben compaginar trabajo y estudios y, por tanto, la duración de su carrera universitaria se ve afectada y, como consecuencia, también la duración media en estos grados. –----

-¿Cuál es el grado que cuenta con más alumnos?

–Actualmente es el de Ingeniería Informática.

–¿Ha percibido cambios en los últimos años?

–Llevamos varios cursos académicos con una entrada de estudiantes de nuevo ingreso muy similar. Aunque la disminución de la demanda en estudios de ingeniería es generalizada en las universidades españolas, nuestra Escuela mantiene una línea uniforme respecto a la entrada de estudiantes de nuevo ingreso. Los cambios se producen, básicamente, en la elección de los distintos grados o ámbitos de la ingeniería. Hay años en los que aumenta significativamente el número de estudiantes en alguna ingeniería en detrimento de otras y son muchas las variables que pueden influir en esta fluctuación.

–Se entiende que todas las titulaciones tienen un elevado nivel de inserción laboral.

–En esta pregunta quisiera detenerme porque es muy relevante. En general, los ingenieros de cualquier ámbito tienen una tasa de inserción de empleo cercana al 100%. Por otro lado, todos los estudios coinciden en que, en las próximas décadas, se van a demandar muchos más ingenieros de los que actualmente obtienen su titulación. Sin embargo, y paradójicamente, solo un 18,4% de los estudiantes en España se decanta por ingenierías. En un artículo reciente del periódico El País, el presidente de la conferencia de rectores (CRUE), José Carlos Gómez alertaba de que “sin suficientes ingenieros, matemáticos, físicos, químicos… nos quedaremos fuera de la Revolución 4.0, como ya nos ocurrió en otras épocas de la historia, y seremos tecnológicamente dependientes”. En mi opinión, este mensaje no debe llegar, únicamente, a los futuros estudiantes universitarios. También deben ser muy conscientes los padres y los orientadores de los institutos.

–¿Cómo va el posgrado, la oferta de másteres?

–Nuestra oferta de másteres oficiales es muy completa y posibilita realizar el ciclo completo universitario dentro de la ETSI, sin necesidad de salir de Huelva. En este sentido, solo nos falta por incorporar a nuestro mapa de másteres oficiales, el de Ingeniería Agronómica, que esperemos sea una realidad próximamente. .

–¿Desearía alguna incorporación de nuevas titulaciones de grado o posgrado?

–Precisamente estamos trabajando en la elaboración de la muestra de interés de las posibles nuevas titulaciones de la ETSI para el corto, medio y largo plazo. Desafortunadamente, las universidades andaluzas no hemos podido incorporar nuevos títulos de grado desde hace años, pero todos confiamos en que esta situación se desbloquee pronto. De momento, lo único que podemos hacer es ofertar titulaciones conjuntas (dobles grados) como el que estamos diseñando con los títulos de Ingeniería Técnica Forestal y del Medio Natural y el de Ciencias Ambientales.

–¿Se siente la ETSI bien tratada dentro de la UHU?

–Si se refiere a la relación que existe entre la ETSI y el actual equipo de gobierno de la Universidad de Huelva, debo decir que las relaciones son muy cercanas y cordiales. La ETSI, como cualquier otra facultad, tiene una idiosincrasia particular y, por tanto, no puede estar siempre alineada con las decisiones del equipo rectoral pero, insisto, tenemos una comunicación muy fluida. También me gustaría resaltar la buena relación que, a nivel académico y de gestión, existe entre los nueve centros de la UHU.

–¿Cómo son las relaciones de la ETSI con el tejido productivo de Huelva?

–Las relaciones son francamente buenas y podemos hablar de diversas vías de cooperación. Quizás, la más significativa sea la relación que se produce mediante las prácticas curriculares y extracurriculares. En la actualidad, más de un centenar de empresas ofertan prácticas a nuestros estudiantes. Por otro lado, son numerosas las empresas que, cada año, acuden a nosotros para dar a conocer sus servicios y para que nuestro alumnado sepa dónde pueden desarrollar su labor profesional. Una tercera vía son las prácticas de campo incluidas en nuestros planes de estudios.

Y, por supuesto, la estrecha relación con el tejido empresarial también se constata con el gran número de contratos que se establecen entre los investigadores de la ETSI y las empresas onubenses del sector para realizar desarrollos de forma conjunta. A todo ello, se debe añadir la aportación de las empresas onubenses en la docencia de la ETSI, especialmente en los títulos de posgrado.

–¿La mayor parte de los egresados consigue trabajo en Huelva o se tiene que ir?

–No cabe duda de que las empresas onubenses con necesidades de ingenieros en sus plantillas no son suficientes para acoger a todos los egresados de la ETSI. Por otro lado, se da la circunstancia de que muchos jóvenes ingenieros optan por salir con el objetivo de incorporarse a grandes empresas nacionales o multinacionales. También se da otra circunstancia por la que nuestros egresados no trabajan en Huelva y, ni tan siquiera, en España. Y esa razón es el bajo salario que perciben los ingenieros en nuestro país respecto a los de nuestro entorno. Pero lo más relevante es que, sea en el lugar que sea, la tasa de inserción laboral de nuestros egresados es, prácticamente, del 100%.

–¿La ETSI está bien considerada en Andalucía?

–Sin ninguna duda. La ETSI está muy bien integrada y considerada a nivel autonómico y nacional. Prueba de ello es el elevado número de estudiantes de otras provincias andaluzas y comunidades que, cada curso, deciden estudiar en nuestro centro. Lo mismo ocurre con nuestros titulados, que son muy apreciados en las empresas en las que recalan. Las relaciones con otras escuelas en Andalucía también son muy relevantes. Como ejemplo, podría citar el Máster Interuniversitario en Ingeniería de Minas, que se imparte junta a las escuelas de Belmez y de Linares, y que coordina la ETSI.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios