Huelva

Un tercio de las camas de los hospitales onubenses está libre

  • La Consejería de Salud y Familias asegura que no hay riesgo de colapso en los centros hospitalarios por el virus y, en una situación con 3.000 ingresos en Andalucía, Huelva no necesitaría recursos adicionales

Un grupo de sanitarios observa desde la ventana del Hospital Juan Ramón Jiménez. Un grupo de sanitarios observa desde la ventana del Hospital Juan Ramón Jiménez.

Un grupo de sanitarios observa desde la ventana del Hospital Juan Ramón Jiménez. / Rafa del Barrio (Huelva)

El escenario que se dibuja actualmente en los hospitales de la provincia de Huelva evidencia que el riesgo de colapso sanitario es aún lejano y así lo atestiguan los datos referidos a la camas ocupadas durante la presente semana, los cuales reflejan que el porcentaje de ocupación media ha sido del 65% entre el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez, el Hospital Infanta Elena y el Hospital de Riotinto.

El citado porcentaje de ocupación confirma que los centros hospitalarios cuentan con un margen para soportar un incremento leve de los hospitalizados. No obstante, desde la Consejería de Salud y Familias se ha diseñado un plan de contingencia ante un posible escenario de 3.000 pacientes ingresados por Covid-19 en el conjunto de la autonomía y, de acuerdo al mencionado plan, todas las provincias estarían preparadas para asumir tal carga asistencial sin la necesidad de poner en marcha recursos asistenciales extraordinarios. Aun así, el plan contempla la posibilidad de que, en cierto momento, se detecte presión asistencial localizada, por lo que sería necesario el uso de recursos privados o estructuras ya preparadas para este cometido.

El plan de Salud integra una serie de previsiones que se han calculado en función de la proyección epidemiológica en Andalucía, al igual que las tasas de hospitalización y UCI en cada una de las provincias. Por ello, para un escenario de 3.000 hospitalizaciones en el conjunto de la comunidad, se ha calculado que a Huelva le correspondería el 0,6% de todas ellas, lo que supone un escenario de 20 ingresos con cuatro pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Sin embargo, ya sea por la escasa incidencia del virus o por la existencia de recursos suficientes, la Junta de Andalucía no tiene prevista la activación de planes de contingencia específicos llegados a esta situación.

Esta misma circunstancia sucede en Sevilla, Jaén y Córdoba. Por contra, en Almería, Cádiz, Málaga y Granada la previsión contempla más afectados y menos recursos para atenderlos. Por ello, en base a las estimaciones de la Consejería de Salud y Familias, en ellas sí que se activarían los planes especiales para cada hospital al objeto de contar con el máximo número de camas para combatir la Covid-19.

Si se realiza una radiografía por los hospitales públicos de la provincia de Huelva, los datos oficiales de Salud reflejan que el Hospital Infanta Elena es el que mayor nivel de ocupación de camas ha tenido durante la presente semana, con una media del 75%. Dicho porcentaje refleja que, pese a la alta actividad quirúrgica que se viene manteniendo en los últimos meses para la agilización de la asistencia sanitaria y para evitar demoras, hay un número importante de camas libres.

Exterior del Hospital Infanta Elena. Exterior del Hospital Infanta Elena.

Exterior del Hospital Infanta Elena. / Alberto Domínguez (Huelva)

En lo que los recursos destinados a la Covid-19 se refiere, el centro hospitalario dispone de una planta con 10 camas en habitación individual, que pueden verse incrementadas progresivamente con dos alas más en función de la evolución de la pandemia.

Por  su parte, la ocupación en la Unidad de Cuidados Intensivos durante la semana ha rondado el 20%, de ahí que haya una alta disponibilidad para el ingreso de pacientes en estos momentos. En este sentido, desde el Infanta Elena aseguran que la ocupación de las camas de hospitalización y de UCI están sujetas a una alta variación relacionada con la demanda asistencial, si bien el propio centro dispone de un plan de contingencia en el que participan y se coordinan diferentes servicios hospitalarios, "con el fin de adaptarse a esa necesidad cambiante, sobre todo en esta etapa Covid".

Un 10% menos de ocupación ha registrado el Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez en la última semana, a pesar de de que el centro se encuentra a pleno funcionamiento y desarrollando toda su actividad asistencial habitual, tanto en consultas externas, como quirúrgicas y de pruebas diagnósticas. 

Inmediaciones del Hospital Juan Ramón Jiménez. Inmediaciones del Hospital Juan Ramón Jiménez.

Inmediaciones del Hospital Juan Ramón Jiménez. / Rafa del Barrio (Huelva)

En el momento actual, el Juan Ramón Jiménez mantiene reservada una Unidad de Hospitalización completa con una treintena de camas disponibles para la atención de pacientes Covid, de las cuales se encuentran ocupadas una docena.

En relación al virus, desde el hospital se ha asegurado a esta redacción que hay "capacidad" para reservar cuantas unidades de hospitalización sean necesarias para los pacientes Covid. De hecho, así se prevé en los planes de contingencia diseñados al efecto en el centro hospitalario, como ya ocurrió en la primera ola, en la que llegaron a reservarse hasta cuatro unidades de hospitalización para esta finalidad.

Sobre la situación en la UCI, el Hospital Juan Ramón Jiménez ha contado esta semana con una ocupación media del 65,2%. En la actualidad el hospital tiene una de sus UCI dotada con ocho camas reservadas al completo por si fuera necesaria la atención a pacientes Covid en situación crítica.

Al igual que sucede en el Infanta Elena, en el Juan Ramón Jiménez advierten de que "tanto la ocupación de las camas de hospitalización como de las de UCI son datos variables en función de la planificación asistencial del centro y de la demanda asistencial". Asimismo, el centro cuenta con un detallado plan de contingencia en cada uno de sus servicios, además de con un plan global de centro, elaborado por los profesionales y el equipo directivo que contemplan diferentes escenarios asistenciales y adaptaciones de organización y estructurales en cada uno de los centros que lo componen en función de la fase de la pandemia en la que se encuentre Huelva.

Dos sanitarios descansan en una ambulancia. Dos sanitarios descansan en una ambulancia.

Dos sanitarios descansan en una ambulancia. / Rafa del Barrio (Huelva)

Por su parte, en el Hospital de Riotinto la ocupación es del 55% sobre el total de camas disponibles. A su vez, en lo que a los recursos para la Covid-19 respecta, la nueva ala de hospitalización específica habilitada por el centro hospitalario para estos pacientes dispone de un total de 12 camas para ingreso, a las que hay que añadir cuatro más específicas para cuidados intensivos, con su correspondiente equipamiento electromédico, ampliables a ocho si la situación así lo requiriera. No obstante, por el momento solo hay un paciente ingresado por Covid-19.

Como sucede con los otros dos hospitales públicos de Huelva, el de Riotinto dispone de un plan de contingencia que recoge la adaptación e incorporación de nuevas estructuras del centro para atender a pacientes Covid si aumentara la demanda de ingresos y la evolución de la pandemia lo determinara.

Acceso al Hospital de Riotinto. Acceso al Hospital de Riotinto.

Acceso al Hospital de Riotinto. / Juan A. Hipólito (Riotinto)

En líneas generales, y dejando a un lado las particularidades de los hospitales de cada provincia, el plan funcional de la Junta de Andalucía apuesta por la adaptación de la gestión asistencial y, para ello, se realiza una reserva de camas de hospitalización, observación, unidades de recuperación postanestésica y UCI, con ánimo de tener operativas la mayor cantidad de unidades disponibles, así como de respiradores.

Del mismo modo, también está prevista la adecuación progresiva de la actividad asistencial; la suspensión de todas las cirugías no oncológicas que necesiten UCI, reservando su disponibilidad para pacientes afectados por Covid-19; la disminución, aplazamiento o suspensión de la cirugía menor ambulatoria en función de la situación epidémica local, y el aplazamiento o suspensión de todas las consultas de revisión no oncológicas, así como de pruebas diagnósticas en pacientes no oncológicos.

De otro lado, todas las revisiones oncológicas se mantendrían, al igual que las consultas, pruebas diagnósticas y/o tratamientos de esta índole. De igual modo, se mantendrían las primeras visitas y pruebas de primer diagnóstico de patologías potencialmente graves y del seguimiento del embarazo, y se potenciarían las consultas en acto único. Sucedería los mismo con las consultas y cirugías de urgencias y partos y la actividad relacionada con trasplantes, transfusiones o cualquier seguimiento de patologías que requiera soporte especializado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios