espacios festivos

Las fiestas se inundan de ambiente de Carnaval

  • La Fopac lleva más de veinte años con caseta propia en el recinto colombino

Muchas personas se acercan todas las noches a la caseta de la Fopac para pasar una agradable velada festiva. Muchas personas se acercan todas las noches a la caseta de la Fopac para pasar una agradable velada festiva.

Muchas personas se acercan todas las noches a la caseta de la Fopac para pasar una agradable velada festiva. / A. Domínguez

LA variedad temática de casetas en las Colombinas es una de las características que más atraen a sus visitantes. La Federación Onubense de Peñas y Asociaciones de Carnaval (Fopac) lleva más de veinte años instalando en el recinto una caseta propia, donde todos los aficionados puedan acercarse a pasar una noche divertida.

Con una fantástica ubicación y fácilmente ubicable, en el cruce de calles que desemboca en el escenario de conciertos, frente a la Caseta Municipal, la Fopac lleva desde 1995 ofreciendo un servicio de bar y catering desde que comienza el ambiente nocturno y durante toda la noche, con unos precios populares y una carta variada de montaditos, frituras típicas de la tierra y tapas frías, entre otras cosas. Esta caseta reúne a todas las asociaciones carnavaleras de la provincia.

El año de su inauguración ganó el concurso de decoración de casetas que se celebraba y, desde entonces, todos los años han puesto todo su empeño y dedicación por ofrecer un ambiente festivo y divertido, con los tintes musicales propios de los carnavales.

El plato fuerte de este año lo puso el grupo Los solistas, que realizó una antología musical, tras una cena carnavalera que la caseta ofreció a todos aquellos curiosos que desde principios de semana ya querían disfrutar del ambiente colombino de este año.

Los onubenses más carnavaleros eligen año tras año la caseta de la Fopac para reunirse y pasar una noche inolvidable en el mejor ambiente. "Venimos desde hace años a la caseta porque nos encanta pasar la noche aquí, reunirnos con los amigos, que no vemos desde hace tiempo y que comparten con nosotros la pasión por el carnaval" cuenta Teresa Sosa, gran admiradora del carnaval de Isla Cristina, que todos los años no falta a su cita en el recinto colombino. Sin duda, una de las grandes virtudes de estas fiestas es la capacidad de reunir amigos y familia en el ambiente más propicio para pasar una noche inolvidable y divertida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios