Huelva

Los docentes de Religión se movilizan para mantener las horas lectivas

  • Los profesores presentan alegaciones ante el proyecto de reducir la presencia de esta asignatura en el curso 2019/20

Escolares en una clase de Religión. Escolares en una clase de Religión.

Escolares en una clase de Religión. / h. información

Comentarios 1

El verano está siendo movido para los profesores de Religión de la provincia que están presentando alegaciones ante la Delegación Territorial de Educación, para evitar que la Junta de Andalucía aplique una reducción de horas lectivas de esta asignatura.

Las alegaciones hacen referencia a las nuevas órdenes que sobre este aspecto tiene diseñadas la Consejería de Educación y que para estos docentes, mantienen la misma filosofía de normativas anteriores que fueron echadas atrás por el TSJA tras la presentación de sendos recursos a cargo de algunas diócesis de la región y del sindicato de estos profesores, Apprece. A día de hoy, la Consejería de Educación ha presentado a su vez un recurso de casación ante el máximo tribunal andaluz.

La propuesta de Apprece es que sigan los 90 minutos semanales en PrimariaCon la entrada en vigor de la Lomce, la materia es evaluable y computable

Religión cuenta en la actualidad en la provincia con 140 docentes en Primaria y 43 profesores en Enseñanza Secundaria.

El portavoz de Apprece en Huelva, Julio González, explicó que las alegaciones que los docnetes están presentando tienen como objetivo el mantenimiento de la carga lectiva actual.

En el caso de Primaria se dan 90 minutos aunque la orden que Educación quiere hacer efectiva en el curso 2019/20, la lleva a 45 minutos semanales y afectaría tanto a los que optan por Religión como para los que lo hacen por Valores Éticos, que es la alternativa.

Respecto a ESO, también se prevé una reducción que dejará a esta asignatura en una hora por curso, lo que significará perder una hora que, de acuerdo a la propuesta de Apprece, debería situarse en 1º de ESO, por lo que en este curso habría dos horas lectivas y una en el resto de los cursos de esta etapa docente.

El sindicato ha hecho asimismo, un llamamiento a los familiares de los docentes para que también presenten alegaciones ante la Delegación.

Todo esto, como ya se ha comentado, tiene precedentes. Uno de ellos fue que se puso en manos de los directores de los colegios la posibilidad de pasar de 90 a 45 minutos las clases, lo que suponía una repercusión más de la aplicación de la Lomce. La decisión tenían que tomarla para el curso 2015/16. En la mayoría de los casos, los directores eligieron los 90 minutos de carga lectiva.

Estas atribuciones que se le dio a la directiva de los centros de Primaria fueron muy cuestionadas desde distintos ámbitos, ya que se entendía que sobrepasaba el rango de actuación de estos cargos. La situación en Primaria puede llegar a ser bastante más delicada que en Secundaria. La razón se encuentra en que si se aplica la reducción de jornada de 90 a 45 minutos, se puede producir una modificación sustancial de contrato. Esto podría generar un conflicto laboral nada pequeño, pues además hay que tener en cuenta que estos maestros pertenecen al Ministerio de Educación, es decir, al Gobierno central, ya que no sido transferidos a la Administración autonómica como es el caso de los profesores de Secundaria.

Los últimos años no han sido tranquilos para este colectivo de docentes. En todo ello 2015 fue un año crucial. Entonces fue cuando Religión fue considerada como asignatura evaluable y computable, como consecuencia de la entrada en vigor de la Lomce. Esto hizo que se registrara un incremento en el número de alumnos que optaban por esta materia especialmente en Bachillerato, que acarreó a su vez un aumento de profesores. La Religión, no obstante, siempre había sido evaluable. Lo que cambió a partir de ese año es que computaba, mientras que la alternativa no había sido evaluable hasta aquel entonces.

Los profesores de Religión Católica que imparten su docencia en Secundaria y Bachillerato han de contar con titulación superior. A ésta hay que añadir el máster habilitante de docencia en Secundaria, una propuesta por parte de la autoridad religiosa competente en dicha enseñanza y la obtención de la idoneidad o certificación equivalente, lo que pasa por una diplomatura en Teología.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios