Educación

El número de denuncias al Defensor del Profesor se mantiene estable

  • En Huelva se registraron 11 casos en el curso 2018/19 de situaciones conflictivas para el desempeño de la labor docente

Entrada a un colegio de Infantil y Primaria de la capital. Entrada a un colegio de Infantil y Primaria de la capital.

Entrada a un colegio de Infantil y Primaria de la capital. / Domínguez (Huelva)

El Defensor del Profesor (DP) ha presentado su informe correspondiente al curso 2018/19 en el que, respecto a Huelva, ha recibido 11 denuncias por casos graves que entorpecen el ejercicio de su profesión. La cifra es muy semejante a la del curso anterior cuando se contabilizaron 10 casos.El Defensor del Profesor es un servicio del sindicato ANPE que presta atención y apoyo psicopedagógico a docentes que se encuentran en situación de indefensión por temas de conflictividad y violencia en las aulas. En sus catorce años de actividad ha registrado información sobre más de 37.000 casos a nivel nacional, recogidos mediante contacto telefónico, correo electrónico o de manera presencial.

De los 2.174 casos registrados en el curso 2018/19 por nuestro servicio a nivel nacional, 200 corresponden al conjunto de Andalucía, oscilando las cifras entre los 47 casos registrados en la provincia que recoge mayor número de ellos y 11 en la que menos.Resulta alarmante comprobar que el nivel educativo en el que se da una mayor incidencia, al igual que en el curso pasado, es la Educación Primaria, con un 46% de los casos, siendo cada vez más acusadas las dificultades para dar clase, así como las faltas de respeto por parte del alumnado y las falsas denuncias y acoso de parte de los padres y madres del alumnado. En cuanto a la Educación Secundaria, que en años anteriores era el escenario de la mayor parte de los casos, actualmente aporta un 36%.

Desde ANPE-Huelva, Jesús María Prieto explicó que “hay muchos más casos pero nos llegan los que se encuentran más agobiados por la situación que padecen. Algunos de ellos han acabado en denuncias ante la Guardia Civil e incluso ante la Justicia”. Prieto confirmó el hecho de que hay un aumento de casos en Primaria debido al hecho de que “no existe un protocolo como en la Educación Secundaria ni medidas correctivas que se puedan aplicar”. Otras de las razones por las que el docente acude al DP es porque “no se siente lo suficientemente apoyado por la Administración que suele silenciar los casos que surgen para que los centros educativos no cojan fama de conflictivos, por lo que se intenta minimizar los problemas”.

ANPE argumenta que “es evidente el desgaste emocional y profesional que manifiestan los docentes que se enfrentan a situaciones que consideran irremediables y ante las que no encuentran solución. Situaciones que incluso pueden llegar a ocasionarles problemas de salud. El más frecuente es el estado continuo de ansiedad, seguido de procesos depresivos de diferente magnitud que pueden derivar en situaciones de incapacidad temporal y en los casos más extremos, pueden llevarles a plantearse un cambio de actividad profesional”.

Pendientes de la publicación y desarrollo normativo de la ley que reconocerá la autoridad de los docentes andaluces, ANPE y el Defensor del Profesor “van a seguir trabajando por la mejora de las condiciones laborales de los profesionales de la enseñanza pública, así como por el adecuado reconocimiento de su prestigio y función social”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios