Huelva

Una década del ‘año cero’ del AVE en Huelva

  • Desde comienzos de siglo se suceden los anuncios y presentaciones para un proyecto que ha tenido otras tantas decepciones en Huelva

Una de las innumerables obras que se anunciaron como la llegada de la Alta Velocidad. Una de las innumerables obras que se anunciaron como la llegada de la Alta Velocidad.

Una de las innumerables obras que se anunciaron como la llegada de la Alta Velocidad. / H. I. (Huelva)

Comentarios 1

El 20 de julio de 2010, la portada de Huelva Información, recogía el inicio de la construcción en Las Metas de la línea de Alta Velocidad entre Huelva y Sevilla. Aquello que se llamó “año cero” podría perfectamente publicarse mañana, ya que recogería fielmente lo que se ha avanzado en el proyecto: nada. Las máquinas excavadoras se hacían hueco junto a un cartel que anunciaba las obras “de la Línea de Alta Velocidad Sevilla-Huelva” con una más que optimista inversión de 53 millones de euros. “Acortamos distancias. Acercamos personas” decía un cartel que fue perdiendo su brillo durante muchos meses.No fue el primer intento y, por lo que se ve, tampoco el presentado hace un año, será el último.

El 27 de septiembre de 2003 se anunciaba una nueva variante en la lucha porque la capital de provincia más cercana a donde llegó el AVE por primera vez en aquel ya lejano 1992, pudiera tener una conexión ferroviaria más que digna. España y Portugal anunciaban la puesta en marcha de un proyecto según el cual se comprometían a la puesta en servicio de la Alta Velocidad con conexiones con Salamanca, Badajoz, Faro yHuelva.

Ese mismo día, el PP anunciaba en el Congreso la realización del Estudio de Impacto Ambiental de la línea entre Huelva ySevilla y se anunció que “el proyecto va al ritmo esperado”. El primero de esos proyectos llegó hasta el 29 de octubre de 2005, cuando el Gobierno portugués hacía pública su renuncia a establecer dicha conexión, mientras que el segundo apenas le sobrevivió ya que el 12 de octubre de 2004 se advertía de que las partidas en los Presupuestos Generales del Estado no permitían ser demasiado optimistas como para establecer una fecha concreta. Se dijo entonces que “no hay garantías para contratar las obras antes de la primavera del año 2005”.

Una de las muchas portadas con la promesa que jamás llegó. Una de las muchas portadas con la promesa que jamás llegó.

Una de las muchas portadas con la promesa que jamás llegó.

Cuatro años después, el 1 de marzo de 2008, el proyecto del AVE se desdibujaba con la propuesta de un tren de altas prestaciones que circularía al 50% de lo que se entiende como Alta Velocidad y estaría habilitado para el transporte de mercancías y pasajeros. En cualquier caso, “el Plan de Infraestructuras presentado en las últimas horas, no garantizan la llegada a Huelva de este proyecto antes del año 2020”.Apenas un mes después se encendió la luz verde con el anuncio de Medio Ambiente del visto bueno a la línea de AVE entre Huelva y Sevilla. Por el menor impacto ambiental en la zona, se elegía la alternativa Norte La Palma –la misma que se plantea más de una década después– que dejaría la longitud del trazado en 104 kilómetros: “el proceso ha costado siete años de trámites y lo acerca al horizonte 2013 según Fomento”.

Para que nos hagamos a la idea, lo que quedaba entonces después de la autorización medioambiental que en el proyecto actual no se ha producido, era la contratación de la cartografía y la coordinación de los proyectos, además de las pertinentes licitaciones y contratos de obras después de adjudicar los distintos tramos del mismo. De hecho, al año siguiente, en 2009 Fomento adjudicaba los primeros proyectos de construcción por un total de 7,3 millones de euros en unas obras que deberían finalizar en 2011 en los cinco tramos afectados.

La fiebre contratadora llegó a su culminación el 25 de julio del año 2010, cuando el Ministerio anunció la licitación del AVE entre Huelva ySevilla por un total de 370 millones de euros (tres veces menos del presupuesto que se maneja en la actualidad) y le urgía al Ayuntamiento a cederle los terrenos para comenzar unas obras que deberían dejar el viaja a Madrid en unas espectaculares 2 horas y 40 minutos, también el mismo tiempo que el presentado hace un año.

No fue hasta el año 2015 cuando se dio el siguiente paso. “La línea de alta velocidad con Sevilla se licitará este año” titulaba Huelva Información el 15 de octubre, una fecha en la que se ponía cifra a la inversión que ascendía a 410 millones de euros y que dejaba el viaje entre las dos ciudades en 45 minutos. Aprovechando la visita de la ministra de Fomento, se daba vía libre al Puerto para que financiara la línea Huelva-Zafra y el desdoble de la N-435, el primero de ellos todavía no conseguido y el segundo que abre tramos a cuentagotas. En tres años no se supo nada, a lo que hay que añadir otro más de silencio administrativo. ¿Cuál será la siguiente estación?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios