Huelva

Los centros de Huelva llenan de contenido el plan Impulsa contra el abandono

  • La provincia cuenta con 22 colegios e institutos que tienen sus proyectos aprobados para la segunda edición 

  • El programa se implanta en zonas en riesgo de exclusión social

IES José Caballero, en la capital onubense. IES José Caballero, en la capital onubense.

IES José Caballero, en la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

Alumnos de 22 centros de la provincia de Huelva se beneficiarán de la segunda edición de un programa de la Consejería de Educación contra el fracaso y el abandono escolar temprano denominado Impulsa 2. Los proyectos contarán con una inversión máxima de 9.000 euros y tienen como marco de actuación centros con alumnos de 5º de Primaria en adelante situados en zonas de la Estrategia Regional Andaluza para la cohesión e inclusión social (Eracis), es decir, áreas con riego de exclusión.

Ainara y Rocío estudian 3º y 4º de la ESO respectivamente en el IES José Caballero de la capital onubense. Les brillan los ojos cuando recuerdan el viaje que hicieron a Granada junto a sus compañeros y profesores hace ya un año, justo antes de la declaración del estado de alarma. En Sierra Nevada Ainara, que quiere estudiar un ciclo de Administración y Gestión, vio la nieve por primera vez. Rocío, que quiere ingresar en el Ejército después de sacarse el Bachillerato, recuerda la experiencia “como si fuera ayer, el día que salimos ni me costó trabajo llegar a tiempo al instituto”.

Manuel Valle, María José Prieto y Cristina Alvarado, del IES José Caballlero. Manuel Valle, María José Prieto y Cristina Alvarado, del IES José Caballlero.

Manuel Valle, María José Prieto y Cristina Alvarado, del IES José Caballlero. / Josué Correa (Huelva)

El Impulsa propició este viaje de cuatro días que no hubiera podido realizarse de haber corrido a cargo de las familias. Este centro cuenta con tres líneas de 1º y 2º de ESO que pasan a ser dos en 3º y 4º. “En dos años perdemos a veinte o treinta alumnos”, dice María José Prieto, secretaria del IES José Caballero, que el próximo curso volverá a desarrollar el programa.

Para Cristina Alvarado, la responsable de las extraescolares, “los resultados son a medio plazo, pero si todos los años tienen talleres, los vamos a tener enganchados, por eso la clave es la continuidad”. Las actividades incluyen a toda la comunidad educativa aunque la pandemia también les ha hecho reajustar sus planes y les ha imposibilitado alguno, como es el caso del planetario.

Un grupo de alumnos en el IES José Caballero. Un grupo de alumnos en el IES José Caballero.

Un grupo de alumnos en el IES José Caballero. / Josué Correa (Huelva)

El espíritu de Granada, esa “experiencia emocionante” para Ainara y verdadero episodio de iniciación para muchos de estos estudiantes cuyo mundo se ciñe a su barrio, reforzó los lazos de esta comunidad que mira ahora al próximo proyecto de Impulsa 2. En torno a él prevén actividades relacionadas con el deporte, así como otras de carácter cultural como pueden ser el teatro al aire libre para que puedan participar más alumnos y también recitales.

El IES Vázquez Díaz de Nerva fue uno de los institutos que se sumó al proyecto en su año de arranque. Germán es el jefe de estudios del centro, donde las actividades se destinaron a alumnos de 1º a 4º de Secundaria. “El alumnado es dispar”, explica el jefe de estudios, “en una zona peculiar, por lo que pensamos en una oferta variada para enriquecer el curriculum y acercar la realidad que no conocen”.

Alumnos durante una actividad del Impulsa en el IES Vázquez Díaz de Nerva. Alumnos durante una actividad del Impulsa en el IES Vázquez Díaz de Nerva.

Alumnos durante una actividad del Impulsa en el IES Vázquez Díaz de Nerva. / H. I. (Huelva)

En un entorno minero y una tierra de artistas como Vázquez Díaz o Javier Perianes, al instituto acuden también chavales de pueblos cercanos como El Campillo o Zalamea y de núcleos desfavorecidos que lo sitúan en zona Eracis. Lograr la motivación del estudiante para que permanezca en el sistema educativo es el eje en torno al que giran las diferentes actividades. El IES Vázquez Díaz diseñó un programa con astronomía, zumba, un huerto ecológico, un aula de cine, radio y hábitos saludables, entre otros. Tuvieron lugar durante el horario lectivo aunque el confinamiento alteró su desarrollo.

Taller deportivo en el IES Vázquez Díaz. Taller deportivo en el IES Vázquez Díaz.

Taller deportivo en el IES Vázquez Díaz. / H. I. (Huelva)

“Procuramos que el alumnado con riesgo de abandono prematuro identifique el centro como algo propio”, un objetivo que da sus frutos en actividades como la radio, la decoración del centro a través de murales y el huerto ecológico. El jefe de estudios del IES Vázquez Díaz apunta que “el absentismo se ha reducido, a alumnos que les cuesta hasta traer el material se les veía jugando en el taller de astronomía muy motivados, los beneficios se veían de inmediato”. Otros resultados se plantean más a medio plazo pero para este centro el balance es positivo ya que “el clima lo cambia, es mucho más que dar Lengua y Matemáticas”.

Arteterapia, baile y el trabajo de las emociones son los talleres que han implantado en el IES La Marisma de Huelva desde septiembre. A Botayma, estudiante de 2º de ESO y futura dibujante de manga, le encantan la bachata y el reggeaton y hasta a Elías, que cursa 3º de ESO y quiere estudiar una carrera de Ciencias, después de su reticencia inicial ahora le parece que “los bailes son muy divertidos”, incluso la cosa acabó con el Tik Tok. El Programa Impulsa les ha ayudado también a conocer su ciudad con excursiones a la Casa Colón y al Barrio Obrero.

Elías, alumno del IES La Marisma junto a la orientadora Cristina Amurrio. Elías, alumno del IES La Marisma junto a la orientadora Cristina Amurrio.

Elías, alumno del IES La Marisma junto a la orientadora Cristina Amurrio. / Josué Correa (Huelva)

El IES La Marisma cuenta “con ratios bajísimas”, explica el jefe de estudios del centro, Miguel Téllez, ya que en total son aproximadamente 80 los alumnos de Secundaria, pero cuenta con “el lastre de la zona en la que está ubicado”, “un estigma”, lamenta la orientadora Cristina Amurrio. Sin embargo, del barrio del Torrejón “han salido dos actuales licenciados en Biotecnología en Alicante que pasaron por el centro y otros dos consiguieron notas máximas en algunas asignaturas en la PEvAU”, reivindica el jefe de estudios. Sin embargo, la realidad del IES La Marisma también atiende a alumnos “con déficit curricular” y es un instituto en el que recalan los inmigrantes que llegan a España junto a sus familias a lo largo de todo el curso, como es el caso de Botayma.

Botayma, alumna del IES La Marisma, atiende a las explicaciones del jefe de estudios,Miguel Téllez. Botayma, alumna del IES La Marisma, atiende a las explicaciones del jefe de estudios,Miguel Téllez.

Botayma, alumna del IES La Marisma, atiende a las explicaciones del jefe de estudios,Miguel Téllez. / Josué Correa (Huelva)

Los pasillos del centro están plagados de pancartas y cartulinas decoradas por los alumnos por el Día de la paz, el 8-M, contra la violencia de género... “Los tutores trabajan mucho el tema emocional, saber aguantar la ira y tener autocontrol y en este sentido el jefe de estudios asegura que “la convivencia ha mejorado, el número de partes disciplinarios ha caído”. Para el próximo curso, en vez de programar los talleres al final de la jornada, los incluirán en las asignaturas porque “lo toman con más seriedad”. Andan dándole vueltas a una maqueta del centro y a actividades relacionadas con la robótica y la oratoria. Otro objetivo es mejorar sus habilidades en las tecnologías porque a pesar de la adicción al móvil que presentan muchos de sus estudiantes, “sólo tienen Instagram pero no son capaces de enviar un archivo adjunto”, señala la orientadora. “Queremos formar a ciudadanos”, concluye Miguel Téllez.

Colorida entrada del IES La Marisma, en Huelva. Colorida entrada del IES La Marisma, en Huelva.

Colorida entrada del IES La Marisma, en Huelva. / Josué Correa (Huelva)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios