Huelva

El alcalde 'descubre' a Colón llamando a la batalla por las comunicaciones

  • El regidor aprovecha la inauguración del monumento en la Plaza de Las Monjas como lanzadera de su mensaje político: "Tenemos que reivindicar lo nuestro" · La paradoja de Huelva descubridora que espera que la descubran.

Comentarios 59

Cinco siglos de paradoja: Huelva espera a que la conecten para ser descubierta. Se plasma ahora, con el monumento a Colón en la Plaza de Las Monjas, la perspectiva de la gesta transatlántica, una gloria remota que contrasta con una Historia que sigue sin incardinar a la capital onubense en el siglo XXI. Con esta tesis, el alcalde, Pedro Rodríguez (PP), aprovechó ayer la inauguración de la escultura del almirante como lanzadera de su mensaje político: "Tenemos que reivindicar lo nuestro. Si nuestra seña de identidad universal es que Huelva es cuna del descubrimiento, el fútbol y el fandango -aclamó ante más de mil onubenses congregados en la plaza-, quiero que nuestro distintivo en el siglo XXI sean las comunicaciones, el AVE, el aeropuerto, la carretera Huelva-Cádiz y la autovía de la Sierra". Eterno caballo de batalla para la ciudad invisible de la periferia y primer mitin -el dardo a las Administraciones socialistas- de un año con ecuador electoral.

En esta determinación del alcalde, también con afán reivindicativo, se levanta el tributo a Cristóbal Colón -obra del escultor rocianero Elías Rodríguez Picón, patrocinada por la Fundación Caja Rural del Sur-, como homenaje "a la fe del almirante" y a todos los marineros que protagonizaron el hito de 1942 en las tres carabelas. "Hoy es un día histórico para Huelva -prosiguió el mandatario del PP- pues, por primera vez en 500 años, y coincidiendo en el día de nuestro Patrón San Sebastián, la ciudad hace justicia a este intrépido marinero. Hay más de 30 ciudades en el mundo con monumento a Colón y, Huelva, que fue protagonista en la aventura descubridora, no tenía ninguno, pero ahora -insistió- estamos reivindicando lo nuestro, en pleno corazón de la ciudad, a las puertas de la calle Tres de Agosto, efemérides en la que cada año celebramos nuestra fiesta más importante, las Colombinas".

Rodríguez incidió en el agravio que supuso la deriva de la Historia desde el descubrimiento de América: "Nos eligieron para el descubrimiento, pero luego Huelva pasó sin pena ni gloria. El oro y la plata del Nuevo Mundo se quedaron en los puertos de Sevilla y Cádiz. No lo digo por enfrentarnos con ellos, sino porque nunca llegaron aquí los frutos de ese acontecimiento y, cuando se celebró el quinto centenario (1992), nos dieron las migajas".

No faltaron en el emblema de esta jornada los rituales onubensistas de rigor y los vítores al compás del pasodoble Mi Huelva tiene una Ría -a cargo de la Banda Sinfónica municipal-, y una nutrida representación institucional y social de la capital y los Lugares Colombinos. Además de la corporación del Ayuntamiento onubense -incluida la oposición socialista-, estuvieron presentes en la inauguración el alcalde de Palos de la Frontera, Carmelo Romero; el de Moguer, Juan José Volante; y el de la Palma del Condado, Juan Carlos Lagares. Acudieron también el pregonero de las fiestas de San Sebastián de este año, Guillermo Summers; el presidente de la Real Sociedad Colombina, José María Segovia; el rector de la Universidad de Huelva, Francisco José Martínez; y la rectora de la sede iberoamericana de la Unia en la Rábida, Yolanda Pelayo; así como representantes del mundo del empresariado y el comercio, asociaciones de mujeres y amas de casa, agrupaciones de mayores, colectivos vecinales de varios distritos y alumnos y profesores de los colegios de Las Agustinas y Las Esclavas.

Testigos todos del último hito histórico de la Plaza de Las Monjas, ubicación controvertida, con una corriente de la opinión pública que veía en la Plaza Doce de Octubre el enclave legítimo del Colón de bronce. En el acto presentado por el periodista Rafael López, junto al escultor y al regidor, el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, fue uno de los protagonistas del momento en el que se descubrió el monumento descorriendo una sábana de 20 metros. Una fotografía que, como dijo el alcalde, "pasará a la historia, al igual que esta fundación y este onubense de corazón que quiere a Huelva por encima de todo, y que no dudó en colaborar con el Ayuntamiento cuando le pedimos ayuda para levantar este monumento". García Palacios dio cuenta de una "emoción extraordinaria" y defendió el emplazamiento de la escultura como un lugar "emblemático", epicentro de la ciudad que quiere reivindicar su vocación iberoamericana y su protagonismo en el Descubrimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios