Huelva

Las agresiones sexuales se multiplican por tres en Huelva en solo un año

  • El Balance de Criminalidad contabiliza 10 violaciones en el primer semestre, 6 más que en 2018

  • La Policía registró dos secuestros en la capital, pero ninguno con relevancia penal

  • Junio se cierra con un acumulado de cuatro crímenes en Huelva, Cartaya y Ayamonte

Unidades de la Guardia Civil en el lugar donde se produjo el crimen de Costa Esuri, en Ayamonte. Unidades de la Guardia Civil en el lugar donde se produjo el crimen de Costa Esuri, en Ayamonte.

Unidades de la Guardia Civil en el lugar donde se produjo el crimen de Costa Esuri, en Ayamonte. / Jordi Landero (Ayamonte)

Comentarios 0

Las infracciones penales registradas en el primer semestre por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía de la provincia de Huelva han resultado ser 9.295, el 0,1% más que en el mismo plazo de 2018. De ellas, un tercio se contabilizó en la capital, 3.154, aunque en esta demarcación decrecieron un 3,1%. Así lo constata el Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior, analizado por Huelva Información y en el que se evidencia el incremento que han sufrido delitos tan preocupantes como los asesinatos, las tentativas de homicidio o las violaciones.

De hecho, la subida más acusada la ha experimentado el capítulo de agresiones sexuales con penetración. Han pasado de ser tres hace un año a las 10 de ahora, más del triple, un +233,3%. De estas diez, cuatro tuvieron lugar en Huelva capital.

Como indican las fuentes policiales consultadas por este periódico, esta es la tipología delictiva que más quebraderos de cabeza produce a la Policía Nacional por su gravedad y su repercusión, algo que también ocurre con los delitos que se perpetran a través de Internet, difíciles de prevenir y complejos de resolver una vez se han producido.

En esta primera parte de un annus horribilis para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se han dado hasta junio ni más ni menos que cuatro homicidios dolosos o asesinatos consumados. El año pasado no había habido ninguno a esas alturas, aunque en la segunda mitad acontecieran los de Cristina Marin (asesinada en Lepe por su marido en julio) y Laura Luelmo (en El Campillo en diciembre).

Zona del salón de juegos de la capital donde el 10 de abril fue apuñalado F.J.H.V., lo que le costó la vida. Zona del salón de juegos de la capital donde el 10 de abril fue apuñalado F.J.H.V., lo que le costó la vida.

Zona del salón de juegos de la capital donde el 10 de abril fue apuñalado F.J.H.V., lo que le costó la vida. / H. Información (Huelva)

La espiral de crímenes comenzó el 10 de abril en el salón de juegos Picasso de la capital, donde fue apuñalado F.J.H.V., quien falleció horas después en el hospital. El Domingo de Ramos, 14 de abril, desapareció el joven onubense Samuel Vizcaya. Su cuerpo fue hallado días más tarde en un pozo de Cartaya junto con el de otro hombre, Manuel Granado.

La última víctima fue la cubana Lisbet Lastre, asesinada el 8 de junio por su expareja, Erasmo Lazcano, en la vivienda que habían compartido en la urbanización ayamontina de Costa Esuri. Él también falleció, aunque aún no está claro si fue por las heridas que se había autoinfligido o o por las que le causó ella al defenderse con un martillo.

Del 1 de enero al 30 de junio también ha habido en Huelva seis homicidios o asesinatos en grado de tentativa, varios relacionados con la violencia machista. El más sonado fue el que tuvo como víctima a una mujer en Bollullos, apuñalada repetidamente por su pareja sentimental a mediados de marzo. Él se suicidó y ella se recupera de las lesiones.

Resulta llamativo que se hayan registrado dos secuestros en la capital. Preguntadas por este punto, las fuentes policiales de este rotativo indican que ninguno de ellos tuvo relevancia penal. En concreto, uno tuvo que ver con una joven que viajaba en caravana y que se detuvo a echar gasolina en la avenida de Andalucía. Denunció que la habían perseguido unos extranjeros y que la habían tenido retenida, pero la investigación posterior aclaró que "la mujer tenía mucha imaginación". El caso ni siquiera llegó a judicializarse.

La provincia ha sufrido 2.002 hurtos de enero a junio, una media de once cada día

Junio se cerró con un acumulado de 104 delitos de riña tumultuaria, un 16,9% más que un año atrás, de los que 20 se dieron en la capital.

El tráfico de drogas se quedó en 69 infracciones penales en la provincia, un 23,3% menos que en 2018, lo que puede estar motivado por la presión policial ejercida sobre los narcos que han elegido Huelva como punto de descarga.

En el capítulo de delitos contra el patrimonio se observa en la estadística de Interior una subida del 2,3% en los robos con violencia, 134 en el territorio provincial. En la capital se agudizaron más, con un ascenso del 14,5% y 63 inventariados.

Menguaron los robos con fuerza en domicilios, que pasaron de 705 a 630 en doce meses, un descenso del 10,6% y una media de 4,3 sustracciones diarias. Por contra, en la capital crecieron: de 68 a 102, un 50% más.

La provincia clausuró la primera parte de 2019 con 2.002 hurtos, 11 cada día. Significan un 13,3% menos. Casi la mitad se concentró en la ciudad de Huelva, 928, un 21,2% menos. Esto se debe a los esfuerzos de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional por atajarlos, especialmente en los centros comerciales y la zona centro. Los robos de vehículos se quedaron en 110 (uno más), 26 de ellos en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios