Crimen en El Campillo

El amargo luto de la docencia

  • La UHU y la Escuela de Arte León Ortega guardan un minuto de silencio por la muerte de Laura Luelmo

  • La Onubense exige refuerzos en las medidas contra la violencia de género

La Universidad de Huelva guarda un minuto de silencio con la presencia de cientos de estudiantes. La Universidad de Huelva guarda un minuto de silencio con la presencia de cientos de estudiantes.

La Universidad de Huelva guarda un minuto de silencio con la presencia de cientos de estudiantes. / J.M.L

“La palabra es rabia. Impotencia. Tristeza porque tenga que pensar a qué hora tienes que salir y volver a casa”. Es uno de los muchos pensamientos que rondan la cabeza de mujeres horas después de conocer la muerte violenta de Laura Luelmo. Esta reflexión llega de la boca de una estudiante de la Universidad de Huelva. De una edad parecida a la que tenía la joven zamorana que llegó a El Campillo a cumplir su labor de profesora. La docencia está de luto. Y tiene un sabor amargo en el paladar.

“Lo primero que se me pasa por la cabeza es miedo porque le puede pasar a cualquiera”, explica una estudiante de filología hispánica, aunque esa sensación –que llega con más fuerza ahora– “todos alguna vez la hemos sentido al salir de casa”. Los grupos de estudiantes, en su mayoría mujeres, aguardaron ayer en corrillos en torno a la plaza Fuente-monumento del Cubo del Campus del Carmen. Y muchas de ellas mostraban que hoy en día se han normalizado muchas cosas como “salir con las llaves de casa en la mano” o “tener que avisar a alguien cuando entras por la puerta de casa”.

El miedo, la pena y la rabia recorrieron ayer la Universidad de Huelva. Y el silencio. Un minuto con la mirada perdida y el mal trago en la garganta de cientos de estudiantes fue el recuerdo de aquellos que luchan por sacarse un título universitario, como Laura Luelmo, para mostrar la conmoción de lo sucedido en El Campillo.

Minuto de silencio en la UHU Minuto de silencio en la UHU

Minuto de silencio en la UHU / J.M.L

“Te dicen que no tengas miedo pero cómo no lo vas a tener. Tienes que tener miedo por narices”, expresaron estudiantes de educación social que apuntaron que estas cosas no ocurren “porque tengas a alguien en contra tuya, sino por el simple hecho de ser mujer”. En esta línea, en una carrera que relaciona su identidad con la reinserción “hay que buscar medidas”. Fueron muchos los estudiantes que se concentraron ayer. Cientos. Incluso hubo alguien que señaló que jamás había visto a tanta gente concentrada en El Campus.

Con una pancarta con el lema No es no como telón de fondo, la rectora de la Universidad de Huelva, María Antonia Peña, y la directora de Igualdad y Atención a la Diversidad, Cinta Martos, pusieron la voz de la Onubense con un comunicado. “No podemos seguir permitiendo que las mujeres sintamos miedo al salir solas a la calle. No podemos permitir que las mujeres normalicemos la prevención y la precaución de salir siempre acompañadas”.

La Universidad de Huelva puso ayer un altavoz de exigencia a las instituciones para reforzar los esfuerzos, las medidas y los recursos para “luchar contra la violencia de género que es la expresión más grave, cruel y brutal que sufrimos las mujeres”. Asimismo la UHU reclamó la necesidad “ahora más que nunca” de hacer cumplir el Pacto de Estado contra la violencia de género y “mantener y mejorar las leyes”.

Los alumnos de la Escuela de Arte León Ortega guardan un minuto de silencio en la puerta principal del centro. Los alumnos de la Escuela de Arte León Ortega guardan un minuto de silencio en la puerta principal del centro.

Los alumnos de la Escuela de Arte León Ortega guardan un minuto de silencio en la puerta principal del centro. / Alberto Domínguez

Estudiar, terminar la carrera y encontrar un trabajo de tu profesión es por lo que luchan cientos de miles de jóvenes cada día. Como Laura Luelmo. Su muerte provocó que la enseñanza se volcase con actos y minutos de silencio en su memoria. De ello también fue partícipe la Escuela de Arte León Ortega que paró sus actividades para rendir un homenaje a la joven zamorana. Con pequeñas velas y en torno a un círculo los alumnos guardaron un minuto de silencio en la puerta del centro.

La docencia onubense se echó a la calle sin tiempo casi para la organización. Pocas horas después de que se encontrara el cuerpo violentado de Laura Luelmo Huelva se vistió de luto y lo hizo visible con minutos de silencio que gritaron contra el crimen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios