Huelva

El Puerto de Huelva consigue en octubre el mejor mes desde el comienzo de la pandemia

  • La mercancía general y los contenedores sostienen un mal ejercicio en el que pierde un 10,7%

  • La caída de la demanda de productos petrolíferos es responsable del descenso de los tráficos

Un buque atracado en el pantalán de Cepsa en el Puerto Exterior. Un buque atracado en el pantalán de Cepsa en el Puerto Exterior.

Un buque atracado en el pantalán de Cepsa en el Puerto Exterior. / Rafa del Barrio (Huelva)

La recuperación de los tráficos en el Puerto de Huelva parece que coge el rumbo que tenía el pasado mes de marzo cuando antes de la paralización completa de la economía fruto del confinamiento domiciliario que restringió los movimientos a los esenciales, consiguió enderezar un mal inicio del ejercicio superando por primera y única vez en lo que llevamos de año, la barrera de los tres millones de toneladas. Los más de 2,7 millones que se alcanzaron el pasado mes de octubre son la segunda mejor cifra de todo este nefasto año.

Además, augura incluso mejores expectativas para los dos últimos meses del ejercicio. Los meses de noviembre y diciembre del año pasado no fueron especialmente buenos para el balance del Puerto de Huelva. Ambos se cerraron respectivamente con 2,2 y 2,5 millones de toneladas, por lo que este año a pesar de que el principal suministrador de tráficos marítimos en Huelva (Cepsa) ha reducido su producción fruto del desplome de la demanda (en especial del tráfico aéreo, principal consumidor de combustible), todo hace que puedan ser mejores.

También insiste el Puerto en reafirmar que la estrategia de diversificación llevada a cabo por los responsables portuarios comienza a dar sus frutos. En efecto, la mercancía general y movimiento de contenedores constituyen las únicas cifras en positivo de un balance que, según las fuentes portuarias consultadas por Huelva Información, firmarían un cierre del año por encima de los 31 millones de toneladas, con un descenso por debajo del 10%, es decir, en la franja más optimista que las previsiones realizadas por Puertos del Estado.

El descenso en los diez primeros meses del año es de un 10,76%, es decir, el Puerto ha perdido más de 3 millones de toneladas en lo que llevamos de año. Buena parte de las mismas corresponden a los tráficos que mayor número de toneladas aportan al balance final. Los graneles líquidos se han dejado 2,6 millones de toneladas, lastrados por la falta de salida del petróleo crudo y el bajo consumo del Gas Natural Licuado que sigue en números negativos pese a las descargas procedentes de Estados Unidos.

El descenso del tráfico de graneles líquidos lastra la bajada en Huelva. El descenso del tráfico de graneles líquidos lastra la bajada en Huelva.

El descenso del tráfico de graneles líquidos lastra la bajada en Huelva. / Rafa del Barrio (Huelva)

El siguiente capítulo que, al menos hasta ahora ha permitido calificar a los muelles onubenses como graneleros, los sólidos aguantan bastante mejor que en resto de puertos españoles, con una pérdida superior al 14% fruto de la implantación de un modelo energético en el que el carbón (y sus miles de toneladas que aportaban al balance general de las autoridades portuarias) no tiene sitio alguno.

La mercancía general supera en diez meses el millón de toneladas. Todavía no tiene el peso específico que se busca por los responsables del Puerto de Huelva (el tráfico total en diez meses casi llega a los 26 millones), pero el crecimiento incluso en tiempos de recesión, es constante y se apunta una ganancia de más de un 17%, todo ello con la disminución del tráfico de mercancías de la línea con Canarias, fruto de la caida del turismo en el archipiélago cuyo retorno se espera como agua de noviembre.

Los contenedores también consiguen aumentar un 13% su movimiento en el Muelle Sur. En diez meses se ha llegado casi a los 68.000 cajones y todavía no se ha contabilizado el más que significativo incremento que la línea que la primera naviera del mundo abrirá en los próximos días, traerá aparejado. De continuar esta línea, el Puerto de Huelva puede terminar el año con una cifra superior a los 83.000 teus, con lo que el año que viene las seis cifras parecen un objetivo plenamente alcanzable.

El año es malo sin paliativo alguno. También es mejor que el del resto de puertos nacionales, pero sirve de poco consuelo. Pese a ello, el camino que el Puerto inició hace unos años en favor de la diversificación, está más que bien encaminado. El rumbo es el adecuado y sólo cabe rescatar de entre toda esa desolación, el estar mejor preparados para cuando llegue la recuperación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios