Manifestación 15-M | N-435

La columna vertebral de Huelva lleva dos decenios en punto muerto

  • Solo se han desdoblado 18 kilómetros pese a ser una de las vías más peligrosas y lentas

Señalización de las obras del tramo Beas-Trigueros en la N-435. Señalización de las obras del tramo Beas-Trigueros en la N-435.

Señalización de las obras del tramo Beas-Trigueros en la N-435. / Josué Correa (Beas)

Comentarios 1

Que Huelva es la provincia con peores comunicaciones de España no es un secreto para nadie. Menos aún para los que aquí vivimos y trabajamos, para los onubenses que padecen en su cotidianidad el lastre de la falta de inversión en infraestructuras de todo tipo, pero especialmente en las viarias.

Más de dos horas de asfalto está obligado a soportar cualquier hijo de vecino que pretenda en esta tierra onubense llegar de la costa a la sierra o viceversa. Más de dos horas para recorrer la que es la columna vertebral de Huelva, la carretera nacional 435, una de las más peligrosas de nuestro territorio.

Los datos no engañan. Según consta en la estadística provisional realizada por la Jefatura Provincial de Tráfico de Huelva y facilitada a Huelva Información por la Subdelegación del Gobierno, solo en 2018 se produjeron 102 siniestros viales en la N-435, 39 de ellos con víctimas. El ejercicio se cerró con dos personas fallecidas en estos accidentes, 12 personas heridas de gravedad y 48 heridos leves: 62 perjudicados en total.

Dos decenios llevan los onubenses esperando como agua de mayo que se cumplan de una vez por todas las promesas que los distintos gobiernos han venido realizando en la materia. El desdoble de la carretera que recorre la provincia de norte a sur suena casi a utopía a estas alturas de la película.

Se han dado pequeños y escasos pasos, es cierto, pero saben a poco para ciudadanos y empresarios de unas comarcas, las que atraviesa, en auge turístico y minero y para las que esta infraestructura es de vital importancia.

Más de 60 personas resultaron heridas y hubo dos muertos en 102 siniestros en 2018

El paso más tangible (el más importante de los dados hasta ahora) pasa por la construcción de la variante Beas-Trigueros, un desdoble que apenas afecta a 18 kilómetros de la carretera nacional que se encuentra en este momento al 90% de ejecución y que Fomento pretende abrir parcialmente al tráfico rodado en Semana Santa. Desde que el proyecto fue aprobado en enero de 2011 ha sufrido todo un rosario de vicisitudes que han retrasado un proyecto que ni siquiera ha cumplido la previsión del Gobierno central de llevarlo a término el pasado mes de noviembre.

Entre las medidas más recientes está la aprobación al inicio de este año del Expediente de Información Pública y del Proyecto de Trazado del Modificado Número Dos de la Beas-Trigueros. El Ministerio de Fomento indicó en los albores de enero que "durante el tiempo de ejecución de la obra y para favorecer los plazos de la misma, se ha incluido la remodelación de la intersección de la carretera N-435 con la HU-3103 a Fuente La Corcha, de cara a mejorar la seguridad viaria de la misma, a petición del Ayuntamiento de Beas". Asimismo, se incluye la modificación de los ramales de acceso a la estación de servicio del Enlace de Trigueros Sur.

En febrero conocíamos la aprobación del proyecto de construcción de una glorieta en Valverde del Camino, concretamente en el entorno de la urbanización de Los Pinos y con la que se eliminará la actual intersección en Y que presenta con la carretera HU-4100.

Pero las iniciativas son insuficientes, especialmente a ojos del empresariado que ve agarrotada su capacidad de movimiento. Los Presupuestos Generales del Estado presentados por Pedro Sánchez incluían una partida de 4,6 millones de euros para la N-435, pero todo ha quedado en agua de borrajas a la espera de los comicios del 28-A y de la constitución de un nuevo Parlamento.

En el horizonte todavía no se vislumbra la construcción real de la futura autovía A-83, un proyecto que sigue en el limbo y que consistiría en convertir el tramo de la carretera nacional que va de San Juan del Puerto a Zalamea la Real en una vía de cuatro carriles.

La N-435, su desdoble, es una reivindicación más de la Huelva arrinconada y olvidada en este privilegiado rincón del sur, un motivo más a tener en cuenta por la ciudadanía para salir a la calle el próximo 15-M para reclamar lo que es de justicia para esta tierra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios