Turismo

De Marichalar llega a Huelva en la segunda escala de la vuelta al mundo en moto acuática

  • El explorador y empresario navarro ofreció una conferencia en las instalaciones del Real Club Marítimo de Huelva con motivo del 50 aniversario

Recibimiento a Álvaro de Marichalar en el Real Club Náutico de Huelva. Recibimiento a Álvaro de Marichalar en el Real Club Náutico de Huelva.

Recibimiento a Álvaro de Marichalar en el Real Club Náutico de Huelva. / Josué Correa (Huelva)

El explorador y empresario navarro Álvaro de Marichalar, ha llegado al Real Club Marítimo de Huelva en la que es la segunda escala de la vuelta al mundo en moto acuática que inició el pasado 10 de agosto en Sevilla, coincidiendo con la fecha histórica de los 500 años de la primera circunnavegación.

Esta travesía sigue la estela de la expedición organizada por el Rey Carlos I de España, iniciada en 1519 por Fernando de Magallanes y finalizada con éxito por Juan Sebastián de Elcano.

Como homenaje también a los marinos onubenses que tomaron parte en la gesta y aprovechando la celebración del 50 Aniversario del Real Club Marítimo de Huelva, Álvaro de Marichalar quiso llegar a las instalaciones del club, donde impartió una conferencia.

De Marichalar aprovechará su travesía para denunciar la masiva contaminación de los océanos por vertidos plásticos, la pesca ilegal y el tráfico de personas y, siguiendo la labor social que desempeña desde 1982, hará especial mención y dedicará esta etapa a la Asociación de Autismo de Huelva, Ánsares.

Esta expedición se relaciona dentro de las actividades previstas por la efeméride del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo que tienen previsto realizarse en Huelva.

La moto acuática que acompaña a Álvaro de Marichalar en esta expedición es una embarcación de tres metros de eslora bautizada Numancia, en honor al pueblo celtíbero que resistió a Roma hace 22 siglos. En su travesía, el pamplonés navegará en riguroso solitario repostando combustible, durmiendo y consiguiendo agua y alimentos a lo largo del litoral.

En el tramo trasatlántico (desde Canarias a América) y en el tramo desde Alaska a Rusia contará con el apoyo de un barco que navegará detrás de él transportando el combustible y los alimentos necesarios.

Podrá dormir a bordo del barco de apoyo, que quedará a la deriva durante el tiempo de descanso como ya hizo cuando cruzó el Atlántico en 2002, en la travesía entre Roma y Nueva York.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios