Huelva

El Hospital Juan Ramón Jiménez activará un protocolo de detección precoz del VIH

  • El objetivo es cortar la propagación del sida, además de evitar el "deterioro" del sistema inmunológico

Personal sanitario del Hospital Juan Ramón Jiménez que integrará el protocolo de diagnóstico precoz del VIH. Personal sanitario del Hospital Juan Ramón Jiménez que integrará el protocolo de diagnóstico precoz del VIH.

Personal sanitario del Hospital Juan Ramón Jiménez que integrará el protocolo de diagnóstico precoz del VIH. / Josué Correa (Huelva)

El Hospital Juan Ramón Jiménez implementará en las próximas semanas un protocolo para el diagnóstico precoz del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). El mismo se sustenta en las instrucciones protocolizadas por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), de las que ha sido coautora la coordinadora del Grupo de Enfermedades Infecciosas de Andalucía y médico de Urgencias del Hospital Juan Ramón Jiménez, María José Marchena.

El objetivo de la puesta en marcha del mencionado protocolo es, según Marchena, el de incrementar el número de nuevos diagnósticos en “una etapa más temprana” de la enfermedad, al objeto de “controlar” una “pandemia” que ha dejado más de 35 millones de decesos en todo el mundo.

En este contexto, el centro hospitalario onubense realizará una detección precoz de la enfermedad a través de una extracción serológica, previo consentimiento del paciente. Este procedimiento viene dado después de que los expertos del Semes que forman parte del citado protocolo hayan descubierto que hay seis enfermedades íntimamente relacionadas con el VIH –algunos tipos de neumonía, el herpes zóster o algunas derivadas de la práctica del ‘chemsex’, entre otras–. Por tanto, cuando un paciente acuda al hospital para tratarse de algunas de estas seis patologías, el Servicio de Urgencias les solicitará la realización de un test serológico.

Una vez se realice el mismo, será el Servicio de Microbiología el que diagnostique el VIH –en el caso de que la persona lo padezca– y el que, por tanto, traslade al paciente al Servicio Infeccioso, el cual procederá a la aplicación de un tratamiento efectivo.

El citado tratamiento tiene como finalidad “preservar” el sistema inmunológico de la persona, así como “hacer que la carga viral sea indetectable en el organismo y que, por consiguiente, no haya riesgo de contagio”, relata a este diario la responsable de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Juan Ramón Jiménez, Dolores Merino. Al mismo tiempo, el diagnóstico precoz del VIH evita el “deterioro” del sistema inmunológico, además de la aparición de infecciones oportunistas”.

La activación del protocolo, en palabras de María José Marchena, también aúna otros beneficios, véase una “mayor efectividad y menor toxicidad” en el tratamiento, la “mejora” de la morbilidad y la mortalidad, un “menor” gasto sanitario” o “acabar con la transmisión del virus lo antes posible”.

La puesta en marcha de las instrucciones que conforman el protocolo nacen debido a que “hay 20.000 enfermos de VIH en España que no lo saben y siguen transmitiendo el virus”, asegura Marchena. De hecho, casi la mitad de los pacientes a los que se les detecta la enfermedad –ya con años de retraso– están inmunodeprimidos o, lo que es lo mismo, están ante un “diagnóstico tardío”, por lo que el VIH ya “ha hecho suficiente mella en un organismo que está dañado, al tiempo que sigue contagiando a otras personas”. De este modo, con un tratamiento que “no es complejo”, los Servicios Infecciosos, de Urgencias y de Microbiología se coordinan para anticiparse a la enfermedad y, por ende, para frenar “una pandemia que ha dejado importantes secuelas a lo largo de los años”, según apunta Dolores Merino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios