urbanismo | reordenación de espacios del patrimonio histórico y natural

Hallan restos arqueológicos en el entorno del cabezo de San Pedro

  • La Delegación de Cultura paraliza las obras de la creación de una plaza pública entre la iglesia y la nueva edificación de la calle Aragón

  • El Consistorio realizará un proyecto de intervención

Zona de las obras entre la calle Daoiz y la calle Aragón donde ayer se hallaron los restos arqueológicos. Zona de las obras entre la calle Daoiz y la calle Aragón donde ayer se hallaron los restos arqueológicos.

Zona de las obras entre la calle Daoiz y la calle Aragón donde ayer se hallaron los restos arqueológicos. / canterla

La ejecución urbanística de la creación de una plaza pública en la esquina de la intersección de las calles Daoiz y Aragón sufrió un parón en seco ayer, día que comenzaron las obras, debido al descubrimiento de unos restos arqueológicos en la actuación del entorno del cabezo de San Pedro. Concretamente en el suelo donde se encontraban las antiguas casas demolidas. Así lo confirmó a Huelva Información el Ayuntamiento de la capital. De esta forma las obras en la calle Daoiz, con los objetivos de visibilizar la fachada del cabezo de San Pedro y habilitar un espacio público peatonal entre la iglesia de San Pedro y la nueva edificación residencial de la calle Aragón tendrán que esperar, ya que el protocolo de la ley de Patrimonio Histórico de Andalucía exige la realización de un proyecto de intervención arqueológica.

En la mañana de ayer comenzaron las obras en la zona acotada entre vallas. Allí, como señalaron fuentes del Consistorio, se encontraba la arqueóloga municipal, quien "supervisa este tipo de obras por la situación en la que se encuentra" ya que son espacios "que por la ubicación, se entiende que puede haber algo". Y así ocurrió. Fue la propia arqueóloga la que detectó que existían restos arqueológicos y automáticamente se dio aviso a la Junta de Andalucía, quien a través de la delegación territorial de Cultura mandó a su arqueólogo para certificar el hallazgo de los restos y así paralizar automáticamente las actuaciones urbanísticas que se estaban llevando a cabo.

Queda por determinar la naturaleza de los elementos y su importancia

Desde la Junta señalaron a Huelva Información que se está realizando el procedimiento ordinario que se lleva a cabo en cualquier hallazgo casual. El siguiente paso será la petición por parte de la delegación territorial al Ayuntamiento de Huelva de realizar un proyecto de intervención arqueológica. Así se instó ayer verbalmente a la arqueóloga municipal y en la mañana de hoy se hará una petición por escrito de manera formal desde la Junta al Ayuntamiento capitalino. El proyecto de intervención arqueológica lo realizará el propio Consistorio local. Se desconoce también quién será el encargado de la ejecución de esas obras de urgencia. Una vez que este proyecto de intervención arqueológica esté sobre la mesa, será la Junta de Andalucía la encargada de aprobar estas nuevas actuaciones.

Se desconoce todavía qué son los restos arqueológicos encontrados y una vez que empiecen las excavaciones de intervención se decidirá el valor del hallazgo. Lo encontrado podrá quedarse a la luz e integrarse en la edificación pensada previamente, o se podrá extraer para su estudio, o también existe la posibilidad de estudiarlo y si fuese algo relevante podría volver a enterrarse. Los arqueólogos serán los que determinen la decisión final una vez que concluya la intervención.

Las actuaciones en el cabezo de San Pedro se remontan al año 2007. Entonces comenzaron unas labores en la adecuación del terreno en las ladera del cabezo, donde estaba prevista la construcción de un edificio de viviendas, el que ya está construido; y la plaza pública, donde ayer comenzaron las obras y encontraron los restos arqueológicos. Además, este espacio público, según apuntó el Ayuntamiento, se formalizó conforme a un convenio con el promotor del edificio que se suscribió en los años 90. Además, el proyecto, que tiene el informe favorable de la comisión de patrimonio histórico, tiene también el seguimiento en sus movimientos de tierra por parte de la arqueóloga municipal, que es la que en el día de ayer detectó los restos arqueológicos.

Por tanto, el proceso de la actuación urbanística se paraliza y vira en dirección de una intervención. Hasta que estas obras arqueológicas no finalicen no se podrán determinar los siguientes pasos de un proyecto urbanístico que sobre el papel era la creación de un espacio peatonal para complementar las cercanas plazas Dos de Mayo, de San Pedro y el Paseo de Santa Fe. Este proyecto está enmarcado con la intención, según el fuentes municipales, de potenciar el entorno histórico a nivel social, cultural y económico, además de aportar la visualización del cabezo y la iglesia parroquial, configurando y complementando así la trama urbana.

Estos terrenos se encuentran dentro de los Bienes de Interés Cultural de la iglesia de San pedro, del Sector A-1 Casco Antiguo, y del Mercado de Santa Fe. Asimismo el ámbito de actuación afecta a una superficie que consta de 900 metros cuadrados delimitada por la calle Daoiz, la calle Aragón, el muro de la propia iglesia de San Pedro, la ladera del cabezo y la nueva edificación. El plazo de ejecución consta de seis meses con un presupuesto de 131.823 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios