Huelva

Coronavirus Huelva: Los locales de comida para llevar son insuficientes para reactivar el sector

  • Bareca y el Círculo Empresarial de Turismo ponen el foco en el próximo 11 de mayo, pero advierten de la “incertidumbre” de los bares ante la “falta de información” del Gobierno

El restaurante Savarín prepara un pedido de comida a domicilio. El restaurante Savarín prepara un pedido de comida a domicilio.

El restaurante Savarín prepara un pedido de comida a domicilio. / Alberto Domínguez (Huelva)

Una mínima parte de los restaurantes onubenses ha encendido ya sus fogones para servir comida para llevar. Sin embargo, la mayor parte de la hostelería onubense marca en rojo en el calendario el próximo 11 de mayo –inicio de la fase 1 de la desescalada–.

De los 100 establecimientos asociados a Bareca en la capital, tan solo han recurrido al servicio de delivery los restaurantes Salvaje Lobster & Burger, Los Maestres, Azafrán Vinos & Tapas , La Bohemia, Jamones Tomás Castaño , La Teja y La Mafia. En relación a ello, el presidente de Bareca, Rafael Acevedo, es consciente de que muchos se han unido al servicio de comida para llevar por “la necesidad de evitar tantas pérdidas y por las ganas de acelerar la reapertura”, pero reconoce la “inviabilidad” del mismo.

Del mismo modo, de los negocios de la provincia que figuran en Bareca, tan solo han abierto Mariscos Carrillo (Punta Umbria), Casa Idolina (Nerva) y Montecruz ( Aracena).

Esta opinión también es compartida por el secretario del Círculo Empresarial de Turismo, Rafael Barba, quien asegura que abrir el servicio de comida a domicilio “no es una solución para el sector”. En este sentido, de los negocios inscritos en el Círculo tan solo “hay una mínima aparte abiertos”, si bien es cierto que la mayoría de estos “están preparados para servir a los platos para llevar en circunstancias normales".

Esto explica que la mayoría de restaurantes hayan decidido no sumarse a esta pequeña nómina de locales y esperar así al próximo 11 de mayo. El motivo radica en que los bares y restaurantes no contemplan en su nicho de mercado el reparto de comida a domicilio y sí la atención al cliente en el local en unas óptimas condiciones.

Pedidos para llevar en un restaurante de la capital onubense. Pedidos para llevar en un restaurante de la capital onubense.

Pedidos para llevar en un restaurante de la capital onubense. / Alberto Domínguez (Huelva)

Uno de los establecimientos de hostelería que sirve a domicilio desde hace una semana es el restaurante Savarín, localizado en Isla Chica. En este espacio se mantienen los pedidos a domicilio y, de igual modo, los clientes pueden recoger sus platos preparados con las medidas de seguridad estimadas. Concretamente, la demanda de pedidos en este restaurante ha bajado un 50%, pero desde el local aseguran a esta redacción “ser conscientes de que los primeros días se espera una clientela baja por el temor a salir a la calle y porque la gente desconoce si estamos o no abiertos”.

Por su parte, sí que hay cafeterías y churrerías que han comenzado a servir desayunos y meriendas para llevar. Uno de estos establecimientos es la churrería Isla Cristina, emplazada en Isla Chica, donde su propietario asegura que abre “para que las pérdidas no sean tan grandes como lo han sido durante el confinamiento”. Sin embargo, asegura que lo recaudado “no da para pagar la luz, ni el agua ni a otros empleados”.

En relación a la apertura de los restaurantes el próximo 11 de mayo, Bareca señala a esta redacción que la hostelería está “atada de manos y pies”, en tanto que quedan 5 días y aún no hay ningún documento publicado en el BOE que recoja “cómo hay que abrir los establecimientos”.

Rafael Acevedo destaca que el sector está “loco por abrir”, pero pide con urgencia medidas de seguridad para trabajadores y clientes, pues “debemos organizar todo con tiempo y no con un día de margen”.

Del mismo modo, Bareca está trabajando con una empresa de desinfección para fabricar sellos que acrediten que los restaurantes están debidamente fumigados y, por consiguiente, libres de coronavirus. De este modo, los hosteleros, ante “la incertidumbre”, continúan trabajando para reabrir las terrazas de la forma más segura posible.

El Circulo de Turismo también pone el foco en el 11 de mayo, después de que la apertura del servicio de comida para llevar sea “una experiencia que no puede sostener al sector”.

En relación al comienzo de la primera fase de la desescalada, Rafael Barba señala que la hostelería está a la espera de modificaciones que podrían realizarse tras la experiencia piloto que se ha vivido en algunas islas de Canarias. No obstante, reconoce que el sector desconoce las medidas que se implementarán, “un problema añadido” a todo el esfuerzo que conlleva la reapertura de un negocio.

En cuanto al protocolo a seguir se refiere, el Círculo de Turismo también ha destacado la elaboración propia de un borrador con unas medidas de higiene que están a la espera de ser aprobadas por Sanidad, aunque asegura que “para la próxima semana aún no estará aprobado”.

Otra de las cuestiones que preocupa a los negocios de hostelería es la referida a los Ertes. Bareca, tal y como ya recogió Huelva Información la semana anterior, pide que los empleados vuelvan cuando “haya ingresos”. La explicación de Acevedo viene dada en que “si se abre el aforo al 50%, debe haber un 50% de Ertes”, pues los negocios no están preparados para volver a contratar a toda la plantilla cuando, además, “el número de clientes será inferior a la mitad”. Por su parte, el Círculo muestra también su “incertidumbre” en relación a este tema, pues desde un lado apuntan a que los Ertes se prorrogarán hasta junio y desde otro señalan que hasta octubre o septiembre”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios