Huelva

El Ayuntamiento aprobará mañana la salida del plan de ajuste de 2014

  • El equipo de gobierno propondrá en un Pleno extraordinario anular los acuerdos por los que el Consistorio se adhirió al decreto estatal

  • Todos salvo el PP avanzan su voto favorable

El alcalde, Gabriel Cruz, en el Pleno del 25 de julio de 2016 en el que salió adelante el presupuesto de 2106 con la suspensión del rescate y los votos de Cs. El alcalde, Gabriel Cruz, en el Pleno del 25 de julio de 2016 en el que salió adelante el presupuesto de 2106 con la suspensión del rescate y  los votos de Cs.

El alcalde, Gabriel Cruz, en el Pleno del 25 de julio de 2016 en el que salió adelante el presupuesto de 2106 con la suspensión del rescate y los votos de Cs. / canterla

La propuesta del alcalde de revocar los acuerdos por los que en el anterior mandato el Ayuntamiento de Huelva se acogió al plan de rescate (que pasaba por la concesión de un crédito de 65 millones) y a la intervención del Ministerio de Economía y Hacienda saldrá adelante. Lo hará en el Pleno extraordinario que Gabriel Cruz ha convocado para mañana y en el que todos los grupos de la oposición -a excepción del PP, que aún no ha avanzado el sentido de su voto, aunque que previsiblemente será negativo- darán el visto bueno al archivo de este expediente de nulidad.

Tras el dictamen del Consejo Consultivo Andaluz (CCA), que ha abierto la puerta a la salida del plan de ajuste -al no cumplir el Consistorio los requisitos para adherirse al mismo- el alcalde ya anunció el pasado lunes que el siguiente paso sería la convocatoria de esta sesión extraordinaria.

El Consistorio pedirá a Hacienda que revise la concesión de medidas de apoyo a la liquidez

Pero en el único punto del orden del día figura también una segunda parte no menos importante: la petición al Ministerio de Hacienda de que revise la resolución del 23 de julio de 2014, en la que, mediante un expediente, el Gobierno aprobó el plan de ajuste del Ayuntamiento y le concedió las medidas de apoyo a la liquidez.

Porque el acuerdo municipal que se adopte mañana no libera al Consistorio del cumplimiento de las obligaciones adquiridas con Hacienda, con quien quiere sentarse Cruz para "abordar la forma en que vamos a gestionar esta situación desde el respeto a la autonomía financiera del Ayuntamiento pero sin perjudicar a terceros".

Los populares criticaron ayer la "urgencia" de la convocatoria del Pleno, al tiempo que aseguraron que ha habido "ocultación de información", toda vez que la oposición desconoce "cuál ha sido la argumentación del equipo de gobierno" ante el Consultivo.

Al respecto, el grupo municipal popular deja claro que el órgano de consulta mantiene en este último dictamen (ya hubo uno anterior) su negativa a la propuesta del equipo de gobierno de revisar de oficio (por causa de nulidad) los acuerdos de la Junta de Gobierno y el Pleno de 2014 por los que el Ayuntamiento pidió acogerse al decreto del Gobierno.

Por ello, entienden los populares que la nueva posibilidad aportada por el Consultivo en este nuevo dictamen de que se pueda revocar el acto plenario por no cumplir el Consistorio los requisitos para acogerse al plan de ajuste "no es algo vinculante", ya que no era el objeto de consulta.

Con estos argumentos sobre la mesa, el concejal popular Saúl Fernández Beviá señaló que desde su grupo se ha solicitado por escrito al PSOE la documentación entregada al Consultivo, al objeto de poder analizarla de aquí a la celebración del Pleno.

El resto de grupos -Ciudadanos, IU, Participa Huelva y Mesa de la Ría- votarán a favor de la salida del plan de ajuste, así como los dos ediles no adscritos.

Para la portavoz de Cs, María Martín, "lo lógico" es hacerlo porque, a su juicio, el PP "metió a los onubenses en una pérdida de autonomía del Ayuntamiento que hoy por hoy seguimos sufriendo". Y todo ello "con el visto bueno de Hacienda" , administración de la que, en todo caso, dependerá el plan de ajuste a pesar de la revocación municipal de mañana.

IU también ve con buenos ojos la oportunidad que el Consultivo brinda al Ayuntamiento de "escaparse" de ese plan de ajuste y del "control de Montoro" sobre las cuentas municipales pero eso sí, "sin huir de las responsabilidades". Así lo avanzó ya el pasado martes el concejal Juan Manuel Arazola, quien advirtió de que, en todo caso, su grupo pedirá que los presupuestos para 2018 sean participativos y contemplen asignaciones para las mociones aprobadas.

Por su parte, el portavoz de Mesa de la Ría, Rafael Gavilán, recordó ayer que ya en el Pleno del 25 de julio de 2016 votó a favor de la revisión de oficio para que el Ayuntamiento dejase de estar sometido al control de Hacienda. Aquella medida se adoptó para que el Consistorio pudiese aprobar nuevas cuentas para aquel año. Así, "a falta de estudiar jurídicamente toda la documentación aportada", se supone que el concejal dará el sí a los socialistas.

El portavoz de Participa, Jesús Amador, también apoyará al PSOE, ya que está "contra estos planes de ajuste" que, a su juicio, no fueron más que "una amnistía a algunos ayuntamientos, la mayor parte del PP", y que "obligaron a privatizar servicios porque, entre otras medidas, imponen unas tasas de reposición de personal bajas".

Los ediles no adscritos, Ruperto Gallardo y Enrique Figueroa, también se posicionarán junto al equipo de gobierno. El primero ve como una "buena noticia" la posibilidad de "quitarnos el yugo que tenemos", mientras que el segundo recordó que cuando el equipo de gobierno presentó hace dos años un informe externo que avalaba la nulidad de los acuerdos ya mostró su apoyo. Y ahora, tras el dictamen del CCA, lo hará "con más razón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios