Entrevista Arsenio Martínez: “Huelva necesita un nuevo modelo industrial, sin él estamos perdidos”

  • Los cambios que necesita la economía onubense y la falta de infraestructuras que precisa para conseguirlo son parte de las preocupaciones de las líneas de actuación del director general de la Cámara de Comercio

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio en su despacho. Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio en su despacho.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio en su despacho. / Alberto Domínguez (Huelva)

La Cámara de Comercio de Huelva, como su propio director general, vive una segunda juventud. La llegada de un presidente y empresario joven, ha servido para insuflarle nuevas ideas, ganas y sobre todo una palabra que repite de manera constante: ilusión. Arsenio Martínez. Es plenamente consciente de que los próximos meses serán vitales para el desarrollo de una provincia de la que conoce tanto sus fortalezas como sus debilidades y que no se explica la desidia de quienes deben poner de su parte para que el futuro de Huelva sea lo halagüeño que permite sus potencialidades que defiende como pocos.

–La nueva presidencia de la Cámara no ha supuesto sólo un cambio de nombre, sino un nuevo concepto.

–Somos una entidad de derecho público y tenemos unas funciones públicas como pueden ser el fomento del comercio exterior y la formación. Ahora queremos darle un impulso también a la parte privada. Así, queremos crear nuevos servicios que potencian las actividades estratégicas que tiene Huelva, pero de manera más selectiva.

–¿En qué sentido?

–Tenemos ideado un club de exportadores, más selecto, donde no están todas las empresas; están todas las que exportan, pero las que lo hacen de una manera activa. Se trata de reunir a empresas que tienen un interés común y que la Cámara funcione como un lobby para la defensa de sus intereses. Por ejemplo, cuando hagamos nuestro plan cameral de exportaciones les preguntaremos a los distintos sectores qué necesitan o qué países buscan. Muchas veces vienen informaciones muy ambiguas y lo que queremos hacer es preguntarles a las propias empresas qué países quieren que visitemos.

–Van a funcionar casi como un club de empresarios.

–Vamos a dar respuesta a sus miembros que tengan necesidades específicas porque tengan ya esa actividad. También seguiremos con las misiones generales, pero sería más efectivo que nos enfocáramos a realizar unas jornadas-país, más concretas.

–¿En qué consiste esa exclusividad que se busca?

–Por ejemplo, invitaremos al embajador de ese país y mantendremos una reunión con los empresarios que ya están actuando en ese lugar, no tanto abierto a todos o a aquellos que están en fases previas. Creo que serán mucho más eficientes.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

–A pesar de que Huelva continúa como primera provincia exportadora de Andalucía, los últimos datos hablan de un descenso cercano al 10%. ¿Le preocupa?

–Habría que analizarlos e una manera más pormenorizada, ya que un par de operaciones importantes, por ejemplo de la Refinería, serían suficientes para poder explicar esa caída.

–Se habla del mercado de las materias primas.

–Sería entonces en el Polo Químico, con lo cual sería relativa, ya que serían de grandes operaciones internacionales de empresas importantes.

–No obstante, el tema energético se encuentra en plena convulsión.

–No es un problema económico de Huelva, sino global.

–Hay un nuevo Gobierno, lo cual es un avance sobre la situación de interinidad que se ha prolongado tantos meses.

–Ya es un avance. Ahora hay que ir viendo cómo enfoca la seguridad jurídica que tiene que tener España en el exterior, así como la confianza que aporte en función de las medidas empresariales y fiscales que ponga en práctica. Eso sí tiene influencia en las exportaciones de una manera directa. Lo que le pedimos es que de una imagen de solvencia de España como país. Los trapos sucios se lavan en casa. Somos una potencia económica y los de fuera no deben participar de esos problemas internos.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

–El medio ambiente y lo que afecta al modelo energético está sobre la mesa desde el primer minuto y eso afecta a Huelva de una manera directa.

–Estamos en una economía globalizada y especialmente en un cambio de modelo productivo. No tenemos más remedio y nos coge de lleno a nosotros y a todos. Nos encontramos frente a un periodo transitorio global. El modelo consumista que teníamos hasta ahora se modifica de manera importante y parece que disminuye o por lo menos aumenta la preocupación porque no nos lleva a ninguna parte; cambian los hábitos de consumo y los métodos de compra. Vamos a lo que se hacía antes, a arreglar los aparatos y a llevar a las tiendas los envases que habíamos utilizado. El modelo anterior es insostenible.

–¿Hacia dónde vamos?

–Eso es más complicado aventurarlo, ya que no conocemos el alcance de los nuevos métodos de compra.

–¿Estamos preparados en Huelva para ese nuevo modelo?

–Más nos vale. Huelva vive su propio periodo transitorio, en el que la industria está en proceso de amortización. Ahora necesitamos un nuevo modelo industrial y si no llega, tendremos problemas.

–También en la agricultura.

–No podemos seguir basando el modelo agrícola de Huelva en la producción primaria. Hay países que están menos desarrollados que están listos para competir por los mismos mercados con mucho menor coste. El dinero está en otro sitio, en la agricultura industrializada.

–La ya famosa fábrica de mermelada.

–Eso es, en la cuarta y quinta gama, en la que llevamos insistiendo de manera machacona y con escaso resultado.

–¿Por qué?

–Todos están convencidos de que es el futuro, pero es complicado que lo apliquen, siempre es mal momento. Cada vez quedan menos años y llegará un momento en que esos países producirán la misma cantidad y calidad que producimos nosotros y lo que producirá es una caída de los precios. Esas fresas no pueden ir a otro sitio que no sea Centroeuropa por la corta vida que tienen. Inundamos el mismo mercado con más competidores, los precios se desploman y al estar más tecnificados, tenemos más costes y nos afectará de una manera directa si no tenemos esto muy claro.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

–¿El relevo generacional puede ayudar a eso?

–Teníamos empresarios muy emprendedores pero poco formados; ahora tenemos empresarios muy formados pero no sé si tan emprendedores como lo eran sus padres de quienes heredaron. La formación se puede subcontratar, pero el espíritu emprendedor lo tiene que poner el empresario.

–¿Cómo se puede comenzar a cambiar? ¿Con una Marca Huelva? ¿Con una central de ventas?

–Primero tenemos que creernos nosotros mismos lo que nosotros valemos y no lo tengo nada claro. En Huelva tenemos productos magníficos que seguimos sin valorarlos. Cuando llegamos a los mercados internacionales, nadie sabe dónde estamos y eso que estamos al lado de Sevilla. Mientras no consigamos vender Huelva como destino, lo vamos a tener más que complicado. Tenemos un valor intrínseco importantísimo.

–Tal vez haya que plantearse crear una plataforma del estilo de ‘Huelva existe’.

–Hay una serie de infraestructuras que creo que la gente no es consciente de lo que nos estamos jugando con ellas de cara al futuro. Ahora volvemos a hablar del túnel de San Silvestre.

–El presidente de la Cámara dijo que era la principal reivindicación de Huelva.

–Es vital para el desarrollo industrial y económico de la provincia. Curiosamente Huelva es excedentaria en agua y tenemos un cuello de botella que impide que llegue más cantidad y si llega a estropearse, no llega nada.

–Eso sería una catástrofe.

–Es que afecta al turismo, a la agricultura, la industria y el consumo particular. Si llega alguien a invertir en Huelva, tiene que tener garantizado el suministro de agua. Es más prioritario que el AVE.

–Y sigue discutiendo entre las administraciones.

–No nos hacemos idea de la importancia que tiene. Sin eso, estamos perdidos.

–¿Dónde coloca el aeropuerto?

–Es un segundo nivel. Es una infraestructura para impulsar la economía. Lo otro era para asegurar su continuidad.

–La Cámara ha abandonado la plataforma que lo impulsaba. No sé si se ha entendido la intención que tenía con ello.

–Nos hemos salido para impulsarlo, porque creemos que debe ser la iniciativa privada la que debe asumirlo de una manera decisiva. La tramitación es distinta si existe una institución pública.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva.

Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

–El presidente está convencido de que se conseguirá en esta legislatura. ¿Usted lo tiene tan claro?

–Se han dado muchos pasos y ya empieza a tomar un poco más de cuerpo.Ya hay un empresario que quiere comprar la parte pública para seguir apostando por él de forma decidida.

–El Puerto de Huelva sí parece estar en esa dirección de apostar por la creación de valor añadido, especialmente con la Zona de Actividades Logísticas.

–La ZAL es el proyecto de reindustrialización que Huelva precisa en estos momentos, de atracción de nuevos tipos de industria y puede ser el principio de la solución que estamos buscando para empezar a prever cómo será la industria dentro de diez o quince años. Si ese proyecto no cuaja, volvemos a tener un serio problema.

–Y aún así está teniendo problemas.

–Estoy seguro que se resolverán porque hay mucho que ganar. Me preocupa después que seamos capaces de atraer a los empresarios y para eso, volvemos a lo de antes y son precisas las infraestructuras que necesitamos.

–¿No estamos dando demasiada responsabilidad al Puerto como el único actor que se mueve en toda la provincia?

–Hay que tener en cuenta que es quien tiene las potencialidades económicas y un proyecto de expansión más que importante.

–El proyecto del Muelle Sur es impresionante.

–Es que se adelanta a lo que va a venir y es la clave.

–Dentro de unos días tendremos el Brexit encima.

–Hay una demora, pero llegará un día en el que se marcharán y serán considerados como un tercer país.

–Le repito la pregunta de antes: ¿estamos preparados?

–No tienen alternativas en el caso de los frutos rojos, por ejemplo, o en el calzado de Valverde.

–¿Y en turismo?

–Eso sí, pero si yo fuera Portugal estaría más preocupado. En Huelva lo que nos pasa es que como no tenemos nada, todo lo podemos ganar. Ellos además tienen otro modelo de desarrollo turístico; nosotros debemos ser un destino diferente. Huelva no es la Costa del Sol, pero es posible que no deba serlo.

–¿Qué le pide a los políticos de Huelva para que sean conscientes de una vez del papel que tienen que llevar a la práctica?

–Tenemos las mismas reivindicaciones que hace veinte, cuarenta años .

–Y con que ayuden un poco, esta provincia se dispararía hacia arriba.

–Lo que les pido es que nos den algo, que inviertan porque además no son proyectos costosos. El túnel de Sal Silvestre, por ejemplo, recuperaría la inversión con el aumento en el consumo. Se trata de infraestructuras básicas; necesitamos comunicaciones ferroviarias para una provincia que está en la esquina de España y que las necesitamos.

–A lo mejor no hace falta un AVE, si no una lanzadera que nos conecte con Sevilla en media hora.

–Venga, vale. ¿Cuándo empieza? Lo que queremos es que se haga algo y que se haga ya. Tienen que aportar algo ya, que se haga algo más de lo que se ha hecho en los últimos años.

–Una buena prueba de ello son los datos demográficos que soporta Huelva.

–’Teruel existe’ es una plataforma que tiene sentido en una provincia de interior, donde es complicado implantarse. Que una provincia costera, con buen clima y con desarrollo turístico, que seamos la única provincia costera en la que la población disminuye es para empezar a estar preocupados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios