Entrevista |Carlos Ortiz Beviá | Presidente de Aiqbe

“La Aiqbe va a estar en la manifestación en favor de mejores infraestructuras”

  • Acaba de asumir la representación de 15 plantas de 14 empresas que suponen una buena parte del empleo de mayor calidad y del Producto Interior Bruto de la provincia de Huelva

Carlos Ortiz en las escaleras de acceso a la sede de la Aiqbe en Huelva. Carlos Ortiz en las escaleras de acceso a la sede de la Aiqbe en Huelva.

Carlos Ortiz en las escaleras de acceso a la sede de la Aiqbe en Huelva. / Josué Correa (Huelva)

Comentarios 1

Lleva en Atlantic Copper 32 años, primero como técnico y después como jefe de unidad, lo que le hace llegar a unos 58 años que no aparenta ni de lejos. Aficionado a la bicicleta de montaña y a correr por el Paseo de la ría, el nuevo presidente de 14 plantas industriales en Huelva llega con una solidez que transmite en cada palabra. Informar en su aspecto, es más serio de lo que aparenta. Los retos son más que importantes y el principal es el convencer a todos los ciudadanos que no son el enemigo, sino que su bienestar, es también un motivo de orgullo. Habla de cifras y del disfrute de una ciudad que ha cambiado.

–Tres décadas en una misma fábrica le da tiempo a valorar los cambios que ha sufrido la misma.

-Es una evolución progresiva, pero cuando se mira hacia atrás, los cambios en el tema medioambiental han sido impresionantes.

–Es la más eficiente del mundo. ¿Porqué en Huelva no estamos tan orgullosos de eso?

–Viene desde el tema minero con los ingleses, donde se creó un resquemor; había una reticencia a la implementación forzada de gente foránea. En los pueblos, yo tengo familia en Campofrío, se le tenía más aprecio a los ingleses, pero fuera la clase dirigente alrededor lo notaba como una invasión.

–Hombre es más glamuroso manifestar ese orgullo por el jamón de Jabugo o por las gambas, pero es posible que nos tengamos que acostumbrar a manifestarlo también por el cobre de nuestros teléfonos, o por tener agua caliente en casa.

–Como somos una industria básica, salvo excepciones, nuestros productos no están colocados en las estanterías de los supermercados y no tienen tanta visibilidad. La gente debería de aceptar que conseguimos esos productos con las normativas y las condiciones laborales y ambientales punteras en todo el mundo. La gente quiere que el jamón sea de Jabugo, pero el cobre no le importa que venga de Taiwán o Sudáfrica.

–En ese caso la riqueza se va a esos países. Ustedes dan trabajo a más de diez mil personas y todavía se escuchan voces pidiendo que cierren todas.

No visualizan qué ocurriría si cerraran. En un momento dado, piensan que se va a mantener de una manera artificial. Esas voces también aseguran que va a venir una cosa que va a ser magnífica para todos y que va a subir el nivel social de la comunidad y eso es una quimera.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de la Aiqbe. Carlos Ortiz, nuevo presidente de la Aiqbe.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de la Aiqbe. / Josué Correa (Huelva)

–¿Es ese el principal reto al que se enfrenta durante su mandato?

–Lo que hacemos y eso va más allá de los dos años de mandato, es aumentar la transparencia y, sobre todo, la comunicación y creo que es la mejor manera de combatir esos discursos de que estamos ocultando cosas.Somos transparentes ante la administración y con las tecnologías que estamos utilizando. No hay nada oculto.

–¿Qué siente cada vez que escucha, especialmente por redes sociales, eso de que “nos están gaseando”?

–Ha habido una cierta mejora en la apreciación de la sociedad.Esas cosas siguen saliendo pero creo que tienen cada vez menos credibilidad. Lo llevan diciendo tanto tiempo que al final no se sostiene. Esos mensajes catastrofistas se demuestran que no tienen ninguna credibilidad.

–Porque lo que plantean es una enorme conspiración de empresas, trabajadores, sindicatos, jueces y periodistas para ocultar la situación.

–En parte creo que ha habido una época en la que la información era muy escasa. Ahora tenemos una trayectoria en la que damos toda la que sea posible. Para cambiar de opinión, la gente tiene que hacer un esfuerzo y tener criterio y eso nos da mucha pereza.

–Preferimos creer en lo que nos dicen en un tuit.

–O apoyar a alguien. Somos una cultura que confiamos mucho en la gente y cuando alguien dice que nos están gaseando es que lo hacen por nuestro bien. Ahora bien, deberían responder de manera contundente cuando se ve que eso no pasa.

–En otros lugares hay manifestaciones para que no cierren las industrias. ¿Porqué no aquí?

–Es verdad, hay sitios donde la sociedad se moviliza en favor de esas industrias. Yo aspiro a eso, a que cuando una empresa pase dificultades, la gente se mueva para que no se vaya.

–Una de sus señas de identidad es que dan empleo y buen empleo y eso es cada vez más complicado.

–Sí, de mucha calidad. Las centrales sindicales nos afectan mucho porque pueden hacer su trabajo sin problemas. En otros lugares tienen más problemas en conseguir logros para los trabajadores, porque hay más problemas básicos.

–¿No le da la impresión de que hasta que no se resuelva el problema de las balsas de fosfoyesos, esa imagen les perseguirá?

–Dependerá de cómo se cierre el proceso. Si con el avance del proyecto se logra una recuperación de las balsas con niveles ambientales adecuados y aplicando las técnicas adecuadas, se podrá demostrar, al igual que ha pasado en otros países que lo han hecho, estos discursos alarmistas se van a caer. Lo que pasa es son procesos largos, especialmente porque están en manos de la Audiencia Nacional. La empresa ha puesto de su parte para incorporar todas las alegaciones para hacer el mejor proyecto de recuperación posible.

–Es su sueño, imagino.

–Se puede perfectamente resolver. Lo único que no veo claro son las expectativas que se han creado.

–¿En qué sentido?

–Cuando escuchamos que las industrias se van a ir, también dicen que vamos a ser una potencia turística, que vamos a tener museos, palacios de congresos o que íbamos a ser la Florida de Europa. No va a cambiar la ciudad en absoluto. No es una varita mágica. Se trata de dar una solución técnica de un problema que se ha causado.

–¿Teme la utilización política de este asunto?

–Seguro.

–Especialmente ahora con el cambio de Gobierno de la Junta.

–Somos conscientes de eso, aunque tenemos excelentes funcionarios y técnicos que sus dictámenes son los que marcarán su evolución. Habrá una valoración política, pero su resultado no.

–¿Cómo cree que influirá el cambio político en Andalucía?

–Vamos a acercarnos a los nuevos cargos, prestarles nuestra colaboración y estableceremos lazos de comunicación. Hay administraciones que cambiarán sus presidentes, por ejemplo en el Puerto, a los que pediremos su colaboración.

–En este caso, es un aspecto fundamental para ustedes.

–Lo que pedimos es un Plan Estratégico, con inversiones de largo recorrido y esperamos que los nuevos administradores lo pongan en marcha.

–La colaboración entre industria y Puerto es excelente.

–Es básica la visión, anticiparse a lo que viene y estar listos para las oportunidades. Traer inversiones necesita esa visión, porque va en beneficio mucho.

–Y encima con ese escenario.

–Es muy importante la labor de conservación que se ha hecho.

–Se puede convivir.

–No hemos sido capaces de que la gente se sienta orgulloso de eso. Por ejemplo, los cabezos que podrían ser unos miradores estupendos. La gente no los disfruta lo suficiente. En otros lugares estarían llenos de gente. Hay que hacerlas suyas de una manera más decidida. No es un problema de dinero, sino que la gente los disfrute, que los considere suyo.

–Volviendo al tema industrial. El coste de la energía sigue siendo inasumible.

–Hay algunas empresas que somos generadores de energía. Vamos buscando un precio más asequible, porque el peso del coste de la energía sigue siendo básico.Competimos en el mercado exterior y eso puede ser un handicap.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe. Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe. / Josué Correa (Huelva)

–Cuesta más la energía que el personal, lo cual lastra esa competitividad.

–Por eso tenemos que ser competitivos en las otras facetas. Tenemos que saber también cómo va a ser la evolución en los próximos años.

–¿Van a venir nuevas empresas?

–Nuestra idea es ofrecer Huelva como un sitio en todos los aspectos.

–Da la impresión de que son ustedes muy poco reivindicativos, que ese aspecto lo han dejado en manos de la FOE.

–Todas las infraestructuras que estén dentro de un plan estratégico y que luego vayan a ser utilizadas y se rentabilicen, vamos a apostar por ellas. Hay otras que son de tipo social que deben llegar a Huelva que se salen del aspecto empresarial.

–Vamos a mojarnos: hay una manifestación en Huelva, posiblemente convocada para el mes que viene, en favor de las infraestructuras. ¿Ustedes acudirán como Aiqbe?

–Como miembros de la FOE vamos a estar en esa manifestación por las infraestructuras. No sólo hay que reclamar trenes, aeropuerto y demás, sino también el aumento del calado, o solventar los problemas de suministro de agua para compatibilizarlos con los usos agrícolas.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe. Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe. / Josué Correa (Huelva)

–Pero que no haya trenes en condiciones también les afecta como empresa.

–Habrá que buscar otras alternativas como mejorar la autopista o la comunicación con Cádiz, pero que sean cosas que al final las vamos a utilizar todos.

–Es una lástima porque ustedes han conseguido que la provincia sea la más exportadora de Andalucía.

–Nos hemos movido mucho para paliar el descenso de la demanda interna y lo hechos conseguido.

–¿Qué le ha dicho José Antonio Agüera a la hora del relevo?

–Las líneas de trabajo han avanzado mucho, especialmente en transparencia. También en las relaciones con las distintas administraciones que ha sido impecable.

–¿Qué reto se plantea en materia educativa, porque ese ha sido otro de sus caballos de batalla?

–Tenemos un sueño en el tema de la conexión con la Universidad. Queremos avanzar en la Formación Profesional y tenemos un sueño importante como es la incorporación de las mujeres. Sí se incorporan en la universidad, con personas muy válidas, pero en la Formación Profesional es relativamente baja.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe. Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe.

Carlos Ortiz, nuevo presidente de Aiqbe. / Josué Correa (Huelva)

–Es un sector masculinizado.

–Y no lo entendemos porque en la misma Atlantic Copper, hay muchas mujeres que manejan grúas por ejemplo, en otros países u operadoras de paneles e instrumentistas. Vamos a tratar de que se incorporen las mujeres de una manera más decidida y hacer una selección más efectiva.

–¿Cómo han terminado el año?

–Se ha mantenido el empleo, así como las inversiones. La producción también se han mantenido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios